Fiestas Griegas

Los primeros pobladores de la Península Ibérica fueron los fenicios, griegos y cartagineses. Los griegos vinieron a España entre los siglos VII – III a.C. y sustituyeron a los fenicios. Los griegos llegaron por primera vez a España en el siglo VII a.C. y poco después fundaron la ciudad de Emporion, conocida hoy como Ampurias, en la costa catalana. Los griegos, igual que los fenicios, colonizaron la zona del litoral de Levante, pero no penetraron el interior de la Península, ya que no tenían espíritu conquistador, sus intereses eran los comerciales.

Las colonizaciones fenicia y griega, se parecen en cuanto a su carácter periférico (no intentan el control total de la Península). Sin embargo son diferentes en cuanto a que los griegos construyeron verdaderas ciudades estados totalmente autónomas, a semejanza de las ciudades de la metrópoli.

La importancia mayor de la colonización griega consistió en traer a España la idea del comercio, la industria y la agricultura. Fueron ellos quienes introdujeron los cultivos de la uva y el olivo. Fueron también los griegos quienes introdujeron las “artes del espíritu”, con su teatro, su poesía y su filosofía.

Las fiestas de la vendimia hunden sus orígenes en el culto griego a Dionisos, divinidad de la fecundidad, la vegetación y la producción vinícola. La mitología griega cuenta que el primer hombre que cultivó la vid fue Icario, un rey griego al que instruyó en sus artes el mismo dios, llamado Baco por los romanos.

En tiempos de Homero, los viticultores griegos de renombre, agasajaban cada año a los pueblos cercanos en las fiestas de la vendimia; esto les daba poder y prestigio en la región. Posiblemente con técnicas importadas de Egipto, los griegos difundieron la vitivinicultura por todo el Mediterráneo europeo, llevando con ello a sus colonias de la Península Itálica, Francia e Hispania, sus tradiciones, entre ellas la celebración de la vendimia.

En tiempo de vendimia, España es una fiesta. Desde mediados de agosto hasta bien entrado octubre, casi todas las regiones de España se vuelcan en la vendimia; agricultura, economía y folklore se dan la mano en las celebraciones que la acompañan. Llega el momento de la recolecta. Pocas cosas hay mas hermosas que contemplar extensos campos de viñas con frutos madurados lentamente al calor del sol.

Pocos ritos hay tan gratificantes como como el de pisar la uva. Es tiempo de fiesta, es tiempo de celebrar y agradecer lo que la tierra nos ofrece tras arduos meses de trabajo, de celo, de mimo para poder degustar estos exquisitos caldos. España es un país de vinos, y el mundo del vino es un mundo mágico.

En cuanto a las fiestas y celebraciones españolas en torno a la cultura del Olivar y del Aceite de Oliva se viven como actos públicos y sociales donde las tradiciones se exaltan y se renuevan los lazos con la comunidad Olivarera. El comienzo de la campaña de Aceituna, la extracción del primer Aceite del Año y el remate de la campaña son algunos de los hitos vinculados al Olivo que se festejan en distintos lugares de España, a lo largo de todo el año, principalmente de marzo a septiembre. Ya sea en torno a la uva o al olivo suelen celebrarse festividades en las que se incluyen catas, degustaciones, mercados medievales, tradiciones, folklore, etc.

Espada guerrero hoplita

VER ESPADAS GRIEGAS

VER CASCOS GRIEGOS

VER OTROS PRODUCTOS GRIEGOS