Tienda Medieval: Venta de Espadas y armas medievales

Tus compras de Espadas, armas medievales y decoración medieval en: www.Tienda-Medieval.com

Tienda Medieval: Venta de Espadas y armas medievales - Tus compras de Espadas, armas medievales y decoración medieval en: www.Tienda-Medieval.com

Historia del Casco Romano

El casco romano es famoso por su belleza y vistosidad. Algunos llevaban penachos de crin de caballo en la parte alta central y estaban decorados con representativos grabados por todo el casco, convirtiéndose en verdaderas obras de arte, que tanto en el cine como en la televisión hemos podido admirar.

Cascos Romanos

Cascos Romanos

Con el tiempo se les fue agregando protecciones de visera para la cara y protección en la nuca del soldado romano y, más tarde, protección de  hombros y cuello.

Casco de Gladiador Romano

Casco de Gladiador Romano

Existen diferentes tipos de cascos romanos:

El casco romano Montefortino,   que es el más antiguo y era de bronce con una pequeña extensión en la parte trasera, para proteger la nuca y el cuello y en la parte superior central tenía un soporte para el penacho. Su capacete fue evolucionado, de modo que algunas veces era redondeado y otras veces cónico. Su protección frontal también fue evolucionando, hasta cubrir casi todo el rostro.

Un tipo de casco montefortino

Un tipo de casco montefortino

El casco romano Coolus, inspirado en el casco Coolus de los Galos. Están hechos de bronce en forma semicircular y esférica, tienen un refuerzo en la parte frontal. Tienen una punta cónica muy acentuada para el soporte de la cresta y tienen mejor protección en la parte trasera que el montefortino, algunas veces con malla y otras con pieza metálica entera.

Casco con protección nasal

Casco con protección nasal

El casco Gálico-imperial, mucho más resistente al ser de hierro; también tenían protecciones frontal y trasera más pronunciadas y para las orejas, con decorados en latón, y cresta en la parte alta.

Casco Romano Gálico-Imperial

Casco Romano Gálico-Imperial

El casco Itálico, que no posee decoración y es más parecido a los cascos etruscos y griegos.

Casco Itálico

Casco Itálico

También hay un tipo de casco romano que innovan una protección en la naríz. Los gladiadores los usaban y cubrían la cabeza entera, pero limitaban mucho la visualización y la audición del gladiador.

Casco Romano con protección cara

Casco Romano con protección cara

Algunos de los cascos romanos tenían proteccion interna de tejido de lana grueso o de piezas de lino forradas. Otra forma de protección era usar un gorro grueso o forrado debajo del casco.

Las crestas o penachos eran mayoritariamente de color rojo y sólo los centuriones los usaban en las batallas. Los centuriones portaban los penachos transversales, es decir, en el sentido de oreja a oreja, para diferenciarse y hacerse más visible ante su tropa.

Casco Centurion Romano

Casco Centurion Romano

Mientras que los tribunos y legionarios usaban penachos longitudinales, es decir, en sentido de la frente a la nuca.

Casco Legionario Romano

Casco Legionario Romano

VER TODOS LOS CASCOS ROMANOS

VER TAMBIÉN CASCOS GRIEGOS

Cascos Romanos

Los romanos brillaron por su hegemonía durante siglos y esto ha quedado patente en la nutrida variedad de cascos romanos que diseñaron. La ingeniería de diseño del atuendo del guerrero romano sorprende por lo bien que conjuga la misión principal del casco, como protección en la batalla, así como su elegante diseño. Sobre el casco (cassis) lucía una cresta (crista), que cruzaba lateralmente la cabeza.

CASCO ROMANO

Algunas teorías de historia militar atribuyen la disposición transversal de este penacho a la necesidad de hacerse visible por la espalda para sus soldados, pero en época imperial el resto de los soldados no utilizaba cresta ordinariamente, ya que se reservaba para las armaduras de parada, por lo que solamente los centuriones llevaban este vistoso elemento, que permitía identificarlos fácilmente. Carecemos de evidencias arqueológicas sobre su color aunque se barajan el blanco, negro o rojo.

A continuación les ilustramos con unos ejemplos de cascos de soldados romanos.

Casco Romano Gálico-Imperial

Casco Romano Gálico-Imperial

Casco de Gladiador Romano

Casco de Gladiador Romano

Casco Centurion Romano

Casco Centurion Romano

Casco Legionario Romano

Casco Legionario Romano

Casco Romano con protección cara

Casco Romano con protección cara

Cascos Romanos

Cascos Romanos

VER CASCOS ROMANOS

VER ESPADAS ROMANAS

VER ESCUDOS ROMANOS

VER LORICA SEGMENTATA

Cascos Medievales

El casco medieval se utiliza para la guerra por lo que es una pieza rígida que cubre por completo la cabeza contra las agresiones enemigas. Debajo era habitual complementarlo con un verdugo (cota de malla) y con una protección tipo algodón para llevarlo con una cierta comodidad.

Casco de arquero medieval

Un casco es una forma de prenda protectora usada en la cabeza y hecha generalmente de metal o de algún otro material duro, típicamente para la protección de la cabeza contra objetos que caen o para atenuar los golpes de armas blancas del enemigo.

Cascos de época tamaño natural

Algunos tipos de cascos:

  • Yelmo.- Gran casco medieval de los caballeros y hombres de armas.
  • Almete.- Casco de las armaduras que cubría completamente la cabeza y el cuello, incluía visera. Era usado en los siglos XV y XVII.
  • Celada.- Casco con forma de campana y unas hendiduras para ver. Cubría la cabeza, menos la parte inferior de la cara.
  • Morrión.- Casco de infantería usado en los siglos XVI y XVII, deriva del capacete, con sus bordes arqueados (en barquilla) y una cresta encima.
  • Borboñota.- Casco de infantería usado en los siglos XVI y XVII, muy redondo, con carrilleras, cresta, cubrenuca y visera.
  • Barbuta.- Su característica es que la forma del casco cubre ambos lados de la cara.
  • Bacinete.- Protegía los lados de la cabeza y la nuca, pero quedando expuesta la cara. Era más ligero que el yelmo.
  • Capelina.-  Era un tipo de casco medieval que imitaba la forma de un sombrero. No protegía ni la nuca ni la cara.

Algunos tipos de cascos según épocas

Cascos medievales para armaduras

Cascos medievales para armaduras (no funcionales)

VER MÁS CASCOS MEDIEVALES

VER MÁS TIPOS DE CASCOS

Las Cruzadas y los Templarios

Los Caballero Templarios u Orden de los Pobres Caballeros de Cristo fue una de las organizaciones militares cristianas más famosas de la historia. Fue fundada en 1119 tras la primera cruzada por nueve caballeros franceses, bajo el mando de Hugo de Payens.

Anillo Caballeros Templarios

Su objetivo era proteger la vida de los peregrinos cristianos que viajaban a Jerusalén. Se había organizado una cruzada para reconquistar Jerusalén de manos de los musulmanes. La cruzada fue un éxito y los peregrinos empezaron a viajar hasta Jerusalén para poder rezar ante el sepulcro de Cristo. Como el viaje desde Europa era largo la mayoría de los peregrinos viajaban con todos sus bienes, o por lo menos con una gran cantidad de dinero, constituyendo una presa muy apetecible para salteadores de caminos y bandidos.

Guerrero Templario

El Patriarca Latino de Jerusalén, viendo la necesidad de contar con una orden militar que protegiera a los peregrinos en su camino hasta tierra santa, asignó esta misión a los Templarios y gracias a su labor y a la lealtad mostrada, al ser una orden que era leal a la iglesia y por tanto no tenían interés en ganar poder o entrar en conflicto con otros señores les reconoció,otorgándoles la regla de los canónigos agustinos del Santo Sepulcro posteriormente el Papa Honorio II reconoció a la orden y le cambió su regla por la Cisterciense en el concilio de Troyes.

Llaveros templarios

Dentro de la organización Templaria había varias clases, los caballeros eran elegidos entre la nobleza, y podían portar la capa blanca con la cruz roja, también contaban con sargentos y escuderos que venían del pueblo en general y que aunque su misión principal era ayudar a los caballeros también entraban en combate. Se reclutaba también a sacerdotes para que oficiaran la Santa Misa y a todo tipo de artesanos que necesitaban para el funcionamiento de la Orden, aunque estos últimos no podían compartir el mismo techo que los miembros de la Orden.

De la misma forma permitían que algunos caballeros o escuderos combatieran bajo la enseña de los Templarios, sin tomar los votos, firmaban un acuerdo de una duración determinada en la que estos estarían bajo las ordenes de los Caballeros Templarios.

Pisapapeles sello templario

En la escala jerárquica de los Templarios había tres cargos fundamentales:

El Gran Maestre, que era el equivalente al Jefe de Estado actual, no se podía hacer nada sin su autorización, ya fuera abandonar la ciudad o entablar un combate, era el máximo responsable de la Orden.

El Senescal, encargado de sustituir al Gran Maestre si esta no podía ejercer sus funciones y que se encargaba de la rama militar.

El pañero, que era el encargado de que la ropa de los hermanos fuera la adecuada y que estuviera en perfecto estado, así como de asegurarse que los caballeros llevasen el pelo corto.

YELMO FUNCIONAL TEMPLARIO

Pese a ser una orden que cumplía el voto de pobreza, de hecho los caballeros templarios viajaban en parejas compartiendo el mismo caballo para ahorrar, sin embargo la rama no militar de la Orden fue la creadora de una estructura financiera que es la precursora de la banca moderna, permitiendo que los viajeros pudiesen retirar dinero de una de sus sedes presentando un documento en que se justificaba que lo habían depositado en otra. Esto era una gran ventaja para los largos viajes, puesto que no tenían que viajar con su dinero evitando así el riesgo de que el viajero pudiera perder todo su dinero durante el viaje.

Cáliz Caballeros Templarios2

La existencia de los templarios viene ligada a las cruzadas, siendo estas el origen de su poder y al perderse el dominio sobre tierra santa fueron perdiendo sus apoyos, lo que unido a la actitud de rey Felipe IV de Francia, que al encontrarse muy endeudado con los Caballeros Templarios comenzó a presionar al Papa Clemente V para que expulsase a los Caballeros de la Iglesia.

Brazaletes templarios en cuero negro con la Cruz de Malta en rojo

Brazaletes templarios en cuero negro con la Cruz de Malta en rojo

Muchos templarios fueron arrestados, pues el rey repartió mensajes por todo su reino, con instrucciones de que debían abrirse un día concreto, el viernes 13 de octubre de 1307. En ellos se indicaba que debían arrestar a todos los templarios y apoderarse de sus bienes por delitos como el sacrilegio, la sodomía y la adoración de ídolos.

Muchos de ellos fueron torturados y quemados en la hoguera, esta brusca desaparición de su estructura causo el origen de su leyenda, que perdura hasta nuestros días.

Espada de los Templarios en Oro

Espada de los Templarios en Oro

Entre ellas que habían sido perseguidos por descubrir secretos incómodos para la iglesia o por haber encontrado el Arca de la Alianza o el Santo Grial.

VER VARIOS ARTÍCULOS TEMPLARIOS

La Barbuta Medieval

La barbuta es un tipo de casco medieval del siglo XV, de origen italiano, sin visera y con una apertura en forma de T o en forma de Y, para descubrir la boca y los ojos. La barbuta es un tipo de casco muy parecido a los cascos que usaban los hoplitas griegos.

BARBUTA MEDIEVAL EN FORMA DE T

La barbuta servía de resguardo de la cabeza y tenía como elemento la gola que defendía el cuello por delante y el cubrenuca que defendía el cuello por detrás.

BARBUTA EN FORMA DE Y

El nombre se registró por primera vez en un inventario hecho por Gonzaga de Mantua en 1407. Se puede considerar como una forma especializada de la celada . La barbuta se asemeja a los clásicos cascos griegos, especialmente los de Corinto.

BARBUTA FUNCIONAL SIGLO XV

Su característica es que la forma del casco cubre ambos lados de la cara. Algunas barbutas estaban diseñadas con un saliente central que se extiende hacia abajo desde la parte superior de la apertura, para proteger a la nariz del guerrero.

VER MÁS BARBUTAS MEDIEVALES

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

La Capelina Medieval

La capelina apareció a finales del siglo XI. Era un tipo de casco medieval que imitaba la forma de un sombrero. No protegía ni la nuca ni la cara. Su uso era más frecuente en peones y ballesteros que entre caballeros u hombres de armas, si bien hay constancia de que también los utilizaban, quizá en lugares o épocas del año en que el calor hacía imposible portar un yelmo.

CAPELINA FUNCIONAL DE ARQUERO

Su amplia visera protegía de la lluvia y de la luz solar al guerrero, lo que le facilitaba la puntería en caso de tener el sol en una posición incómoda. Era un tipo de casco vulnerable. Su diseño podía variar con las alas más o menos grandes, con mayor o menor ángulo.

CAPELINA MEDIEVAL

La capelina estaba fabricada en dos mitades unidas mediante una tira de metal al ala, y entre éstas a su vez por una pretina a la que iban remachadas. Su interior estaba provisto de una guarnición de cuero acolchado con cendal para amortiguar tanto los golpes como los roces en caso de no llevar bajo el mismo ni almófar ni chaperón, lo que era bastante habitual en los peones.

CAPELINA FUNCIONAL CON ALA DE LATÓN

Para fijarlo a la cabeza iba dotado de un barbuquejo formado por dos tiras de cuero. Algunas capelinas medievales cubrían los ojos. Puede verse que el modelo de capelina fue copiado por ejércitos de las dos guerras mundiales, como cascos protectores de la cabeza. Podría decirse que este modelo se sigue usando en la actualidad, por lo que no ha pasado de moda.

CAPELINA CON APERTURA PARA LOS OJOS

VER MÁS CAPELINAS MEDIEVALES

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

El Capacete Medieval

El capacete era una pieza básica y sólida, consistente en un sombrero de hierro con una pequeña ala, con una uña que sobresalía en la parte superior de la cresta, siendo empleados principalmente por los arcabuceros, piqueros, ballesteros y espaderos. Con el tiempo, el tamaño de las alas fueron aumentando.

CAPACETE LISO

El capacete, el morrión y el yelmo eran característicos de la infantería española a partir de mediados del siglo XVI, perdurando su uso durante más de un siglo.

CAPACETE ESPAÑOL FUNCIONAL SIGLO XIII-XIV

El capacete era capaz de resistir el tajo de una espada de la época, pero cuando esos tajos eran dirigidos a la cara y al cuello podían ser mortales, así como los lanzados cuando dos formaciones de piqueros llegaban al cuerpo a cuerpo. Por esto, algunos capacetes añadieron una gorguera que protegiera el cuello y los hombros para evitar esas heridas.

CAPACETE FUNCIONAL CON FACIAL

Otros capacetes incorporaron una babera dotada de visor, con la ranura ante los ojos para proteger la cara. La gorguera podía llevar como cubrenuca un camal de malla.

CAPACETE FUNCIONAL CON NASAL

El capacete se fabricaba en dos piezas: la calva, que generalmente se obtenía de una sola lámina de hierro batido, y el ala, quedando unidas ambas partes mediante remaches. En su interior iba provisto de guarnición para acomodar la cabeza. Era un yelmo muy usado para completar los arneses de parada, a fin de llevar la cara descubierta. Estos, al igual que el arnés, llevaban como decoración bonitos grabados e incrustaciones. Su peso oscilaba entre los 1.100 y los 1400 gramos. Los capacetes con babera y con un ala más grande, pesaban casi dos kilos.

CAPACETE ORNAMENTADO CON GRABADOS

VER MÁS CAPACETES MEDIEVALES

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

El Morrión Medieval

El morrión es un casco que apareció en la Castilla de principios del siglo XVI que cubría la cabeza de los antiguos caballeros; su forma era algo cónica y contaba de ordinario con una cresta casi cortante. También tenía ala ancha, levantada y abarquillada que terminaba en punta por delante y por detrás. En la cumbre o cimera, casi siempre curva, presentaba bien una especie de gancho, uña o botón, bien una punta afilada. Aunque el morrión lo utilizaban particularmente la infantería o los peones, no por eso dejaban de llevarlo los caballeros y personajes notables a causa de ser más ligero que el yelmo y dejar el rostro descubierto para poder respirar más fácilmente.

MORRION PAVONADO FUNCIONAL

Asociado popularmente sólo a los tercios españoles del Siglo de Oro y a los conquistadores de América, el morrión fue usado en la mayor parte de los países europeos en los siglos XVI y XVII. El morrión era un casco en forma de media almendra para hacer resbalar los golpes, tenía en su interior un capacete de tres o cuatro correas cruzadas, que apoyaban en la cabecera, daban ventilación al casco y amortiguaban los golpes verticales. Unas alas casi horizontales contribuían a que los golpes verticales no llegaran al cogote, las orejas o la cara.

MORRION FUNCIONAL

Con el morrión no se usaba almófar, quizás para dar más libertad de movimiento y mejor capacidad auditiva a sus usuarios que, siendo casi siempre tropas de a pié, tenían que disponer de una protección cómoda y eficaz al mismo tiempo, así como permitirles oír las órdenes de sus mandos en el fragor de la batalla. Por esta causa, además, los soldados de los Tercios tenían terminantemente prohibido gritar en la formación antes del combate. Sólo en el momento del contacto con el enemigo se les permitía gritar “¡España!” o “¡Santiago!”

MORRION CONQUISTADOR ESPAÑOL

Los morriones estaban formados por tres partes. Una, el cuerpo principal del casco, obtenido de una sola pieza batiendo una chapa hasta darle la forma deseada, o bien formado por dos mitades en los modelos de peor calidad. Otra, el ala, casi siempre provista de un reborde más grueso para detener golpes de filo dirigidos contra la cara. Se elaboraban partiendo de dos mitades unidas en las puntas mediante soldadura. Y otra, la cresta, en caso de llevarla. Esta se formaba uniendo también dos mitades debido a que, por su anchura, obviamente era hueca, ya que en caso contrario haría el morrión extremadamente pesado y no aportaría con ello más protección. Aunque hubo morriones con tres crestas, la superior y dos más pequeñas, una a cada lado, en España no fueron en modo alguno habituales, optándose casi siempre por una única cresta más o menos grande.

VER MORRIONES MEDIEVALES

VER CASCOS HISTÓRICOS

La Celada Medieval

La celada surgió a principios del siglo XV, en Alemania. Podía ser usada formando parte de una armadura completa, o bien solo como protección de la cabeza. Su ala trasera, de generosas dimensiones, proporcionaba una eficaz protección a la nuca. La usaron indistintamente caballeros como parte de su arnés, así como por peones, piqueros, ballesteros y demás tropa de a pié.

CELADA ALEMANA FUNCIONAL DE CABALLERO

Entre los años 1450 y 1500 casi nadie iba a la guerra sin contar al menos con una protección en la cabeza y esta solía ser una celada. Solían tener diseños simples, pero efectivos. El efecto psicológico por el aspecto “deshumanizado” de una celada es un signo propio de las tropas mercenarias, que no solo eran apreciados por ser peligrosos, sino también por parecerlo. Existen varios diseños expuestos en museos, datando la mayoría del periodo final del siglo XV, y casi todos cuentan con visores perforados para mejorar la respiración.

CELADA ALEMANA FUNCIONAL ABIERTA

Los tipos de celadas más representativos pueden ser: 1) Una pieza dotada de un visor abierto en el frontal del casco, su diseño estaba concebido para repeler los golpes dirigidos a la cabeza: forma globular con una pequeña cresta, acusado ángulo frontal y, como innovación en la época, un largo cubrenuca. Para proteger la parte inferior de la cara se añadía una gorguera dotada de babera, pieza que cubría la mitad inferior del rostro y que podía quitarse o ponerse a voluntad. El interior de la celada iba provisto de una guarnición para asentarla en la cabeza. 2) Celada con el visor articulado y el cubrenuca, más amplio que el anterior, formado por varias launas articuladas para permitir movimiento vertical a la cabeza. 3) Una versión más desarrollada de la anterior, con un visor que cubre enteramente el rostro si bien, bajo el mismo, podía seguirse usando la babera como protección adicional. 4) El modelo más simple, usado por tropas de a pie, carece de visor para permitir un mayor campo visual, pero conserva su largo cubrenuca articulado. Como en las anteriores, podía usarse la babera como protección adicional.

CELADA FUNCIONAL SIGLO XV

Una celada venía a pesar aproximadamente unos dos kilos, y la babera unos 500 gramos, que si los comparamos con el peso de un yelmo de cimera supondría un 50% menos de peso con una protección igual o superior. Las celadas pertenecientes a personajes adinerados solían ir ricamente decoradas y su guarnición era más lujosa que la habitual a base de algodón relleno de crin.

 CELADA MEDIEVAL DE INFANTERÍA

VER MÁS CELADAS MEDIEVALES

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

El Yelmo Medieval

El yelmo es la parte de la armadura que protege la cabeza y la cara del guerrero, llegando a ser una pieza importantes de la armadura medieval. Fue usado especialmente en la Baja Edad Media y posteriormente se siguieron utilizando en desfiles, paradas militares y torneos deportivos.

YELMO FUNCIONAL TEMPLARIO

La necesidad de proteger la cabeza es casi tan antigua como la propia guerra. El yelmo de la caballería medieval era en principio un casco de caballería romana al que se le fue añadiendo la protección nasal. No fue hasta pasado el siglo XII cuando aparecieron las primeras celadas, no tanto para proteger el rostro de golpes de espada, como para evitar astillas de lanzas rotas, también protegía algo frente a golpes de mangual.

YELMO SUGAR LOAF CON VISOR AÑOS 1300-1390

Además aumentaba la ferocidad ante los oponentes. Un ejemplo de este componente psicológico lo tenemos en los incrementos de la celada en forma puntiaguda, incluso con bordes de sierra en la parte baja, cuya principal misión sería inspirar temor al adversario, más que causarle daño en combate cuerpo a cuerpo.

BACINETE PICUDO SIGLO XIII

Una muestra de yelmo primitivo es el casco de San Wenceslao, conservado en la catedral de Praga; llevan esta defensa los caballeros de los relieves de Santa María de Ripoll, los sellos de Ramón Berenguer IV de Barcelona, de su hijo el rey Alfonso y de Pedro el Católico. En el s. XIII, se llamó yelmo , a un casco cilíndrico, en forma de tonel, con la parte superior llana, que se sostenía sobre los hombros y cubría totalmente la cabeza, la cual en su interior podía moverse de dercha a izquierda.

YELMO FUNCIONAL DE CALVA PLANA

Partes del yelmo:

Cimera. La cimera no tenía la función de proteger la parte frontal inferior de su portador sino para decorar el yelmo y estaba situado en la parte más alta del mismo.
Celada. Pieza de la armadura que servía para cubrir y resguardar la cabeza. Es la parte móvil de algunos yelmos que se alzaba o bajaba sostenida por dos ejes a los lados de la misma, en la que había orificios para ver, y con la que el guerrero se protegía.
Babera. Es la parte que se encargaba de proteger la barbilla, boca y las mandíbulas.
Collar. Es el adorno situado en la parte inferior que rodea toda la circunferencia del yelmo.

YELMO FUNCIONAL DE PIQUERO SIGLO XVII

VER MÁS YELMOS MEDIEVALES

VER MÁS CASCOS MEDIEVALES