Tienda Medieval: Venta de Espadas y armas medievales

Tus compras de Espadas, armas medievales y decoración medieval en: www.Tienda-Medieval.com

Tienda Medieval: Venta de Espadas y armas medievales - Tus compras de Espadas, armas medievales y decoración medieval en: www.Tienda-Medieval.com

Tipos de gladiadores y armas

El gladiador era quien batallaba con otro, o con una bestia, en los juegos públicos de la Antigua Roma. Los gladiadores romanos se diferenciaban por las armas e indumentaria que portaban así como por su forma de combatir. Hasta para los que iban a morir –morituri te salutant– había clases. Los más conocidos eran los siguientes:

SAMNITAS

  • Escudo oblongo grande
  • Casco con visera
  • Cresta y cimera de plumas
  • Greba metálica en la pierna izquierda
  • Brazal de cuero o metal (cubría en parte el hombro en el brazo derecho)
  • Espada corta o gladius.

Gladiador romano Samnitas

Gladiador Samnitas

MIRMILLONES

  • Casco de bordes amplios con una alta cresta (les daba aspecto de pez)
  • Pollera corta
  • Cinturón ancho
  • Armadura (en su pierna izquierda y en su brazo derecho)
  • Escudo rectangular curvado del legionario romano
  • Espada gladius.

Gladiador Mirmidón

Gladiador Mirmillón

Fotografía: http://www.miniaturasjm.com

TRACIOS

  • Escudo rectangular pequeño también llamado parmula
  • Espada muy corta con hoja ligeramente curva también llamada sica
  • Armadura en ambas piernas, necesarias dado lo reducido de su escudo
  • Protector para el hombro y brazo de la espada
  • Pollera corta con cinturón ancho
  • Casco con pluma lateral, visor y cresta alta.

Gladiador Tracio

Gladiador Tracio y Secutor

Fotografía: http://www.miniaturasjm.com

SECUTORES

  • Casco
  • Escudo
  • Espada

RECIARIOS

  • Túnica corta o faldilla con cinturón
  • Manga en el brazo izquierdo
  • Red
  • Tridente (fuscina)
  • Puñal.

Gladiador Reciacio

Gladiador Reciacio

Fotografía: http://www.miniaturasjm.com

HOMOPLACHI

  • Armadura completa
    • Casco con visera
    • Coraza
    • Ócreas
    • Escudo circular, a semejanza del que usaba la infantería griega

Gladiador homoplachi y Gladiador Provocator

Gladiador homoplachi y Gladiador Provocator

Fotografía: http://www.miniaturasjm.com

Otros gladiadores menos frecuentes eran los laquearii (escasamente armados), los equites (gladiadores que combatían a caballo), los essedarii (combatientes sobre carros), los andabatae, los dimanchaeri (luchaban con dos espadas) y los provocatores (que abrían los combates).

Gladiador provocator

Gladiador provocator

 

En Tienda-Medieval tenemos a tu disposición diferentes armas e indumentarias de Gladiadores.

Colección de objetos templarios

Los objetos templarios tienen una demanda muy elevada a nivel mundial y, día a día, lejos de reducirse se incrementa más y más. Son muchas las personas amantes de la temática medieval y los coleccionistas son unos apasionados por adquirir las piezas más bonitas y representativas del arte medieval y, especialmente, templario.

PERCHERO TEMPLARIO CON EMPUÑADURA DE ESPADA

Para los coleccionistas de objetos y arte templario existe un amplísimo catálogo de productos preciosos y de la más alta calidad, que vienen en todos los precios para todos los bolsillos.

Armadura Caballero Templario con escudo

Hay para todos los gustos y posibilidades, puesto que los objetos templarios no sólo sirven para decorar bellamente, sino que muchos de ellos pueden usarse o ponerse.

MINIATURA ARTESANAL DE CABALLERO TEMPLARIO CON ARMADURA A CABALLO

Entre los objetos templarios encontramos armaduras decorativas y funcionales de gran tamaño o en miniatura, espectaculares espadas decorativas y funcionales, dagas, abrecartas, material de escritorio como pisapapeles, sujetalibros, bolígrafos; también encontramos trajes medievales para hombre, mujer, niños y niñas, petos, guanteletes, cascos, escudos y todas las piezas de armaduras funcionales, estandartes, guerreros en miniatura, brazaletes, cojines, huellas históricas templarias, llaveros, camisetas, colgantes, anillos, imanes y un largo etcétera.

Escudo Templario

Si eres un coleccionista de objetos templarios, te ofrecemos una amplia, bella y fina gama de objetos de mucha calidad y buen gusto.

Pisapapeles sello templario

 

 

VER COLECCIÓN DE OBJETOS TEMPLARIOS

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS MEDIEVALES

 

 

Armaduras medievales para niños

Los padres, cuando asisten a mercadillos medievales o fiestas medievales, ya sean ataviados o no con esos espectaculares trajes medievales para hombre y para mujer, son felices de ir acompañados con sus hijos pequeños. Pero los peques son aún más felices de ir con sus padres y disfrutar de ese maravilloso ambiente medieval que se respira en toda la geografía española en cualquier época del año.

Armadura medieval de cartón para niños

¿Y cómo no llevar a los niños y las niñas trajeados con esos bellos vestidos medievales? Con cuanto orgullo e ilusión lucen los niños y las niñas sus vestimentas y ornamentos medievales y con cuanta alegría los padres y abuelos miran y admiran a sus hijos y nietos así vestidos.

Cascos medievales para niños

Presentamos una preciosa armadura medieval para niños y niñas, funcional y de cartón barnizado, con peto decorado con león rampante. Es de muy fácil montaje con cierres a presión. Tiene un ancho de 37 cms. y una altura de 57 cms. aproximadamente, está fabricada en Alemania

Espada medieval para niños

La armadura para niños podemos acompañarla de una espada medieval Cabeza de León, fabricada en madera barnizada con empuñadura y vaina decoradas con la figura del león, con un largo de 62 cms. y un ancho 11 cms.

Casco medieval para niños

Y como complemento ideal, un casco de caballero medieval para niños fabricado en cartón robusto. La visera es movible. Su tamaño aproximado es de 30 cms. de largo y 30 cms. de ancho.

Escudo medieval para niños

Ah! y que no le falte el escudo medieval león rampante para niños. Fabricado en madera con diseño arqueado como los auténticos escudos medievales. Incluye sujeccion trasera de nylon. El ancho del escudo es de 37 cms, altura 60 cms. y su lugar de fabricación es Alemania.

BALLESTA PARA NIÑOS

¡Y ya tenemos a nuestro peque vestido como un auténtico caballero medieval!

Para nuestros niños y niñas podemos encontrar espadas, escudos, armaduras, cascos, pistolas, trajes y todos los accesorios de temática medieval aptos para lucir y para jugar.

 VER ARMADURA MEDIEVAL PARA NIÑOS

VER TEMÁTICA MEDIEVAL PARA NIÑOS Y NIÑAS 

 

Juguetería medieval para niños

Los juguetes son esos objetos atractivos con los que se entretienen los niños y por esta razón las jugueterías deben ser esos lugares ideales donde se pueden conseguir regalos para los niños que los alegren y, al mismo tiempo, los diviertan y les enseñen a compartir jugando con otros niños, ayudándoles a asimilar valores y virtudes como el compañerismo, la sana competencia y el respeto. 

Para los niños podemos encontrar diferentes temáticas que les gusten. Por ejemplo, tenemos la piratería y los guerreros medievales que a los pequeños encanta y pone a funcionar su imaginación y fantasía.

 

Podemos encontrar para los niños barcos piratas, espadas piratas, pistolas piratas, escudos piratas todos hechos en madera de muy buena calidad. Y hasta trajes de piratas para niños.

 

En la temática medieval podemos encontrar espadas, escudos, pistolas, cascos,  ballestas, arcos, petos y armaduras infantiles que harán las delicias de los niños.

 

A todos nos gusta jugar, pero especialmente a los niños. Ellos tienen derecho a jugar, es decir, a hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse y, a la vez, a ejercitar su cuerpo dándole el movimiento que le es natural.

 

VER MÁS JUGUETERÍA MEDIEVAL INFANTIL

Qué son las armaduras funcionales medievales

La diferencia entre una armadura decorativa y una funcional es evidente y  su misma palabra ya diferencia para qué sirven: unas son para decorar y las otras son para usar.

 Suelen ser más conocidas las armaduras decorativas, que son estáticas y vienen en tamaño grande o en tamaño pequeño y resultan ser un elemento decorativo sorprendentemente bello y diferente, además de elegante, histórico y cultural.

Se dice que es funcional todo aquello en cuyo diseño u organización se ha atendido, sobre todo, a la facilidad, utilidad y comodidad de su empleo. La armadura medieval funcional, por más que se propusiera ser funcional, su empleo no era ni es nada fácil, porque está formada por placas de acero o de hierro, unidas entre sí con ganchos, tuercas, aldabillas y clavos sujetos al guerrero mediante correas y hebillas, y aunque sean menos pesadas que las decorativas, no son livianas por lo que los guerreros medievales que comenzaron a usarla en Europa, tanto en infantería como en el arte ecuestre, debían hacer verdaderos esfuerzos para mantener el equilibrio y la movilidad.

El uso de la armadura funcional comenzó en el siglo XIV y alcanzó todo su esplendor a finales del siglo XV transformándose a mediados del siglo XVI en una vestidura de gala para el guerrero, adornada y embellecida con los primores del arte escultórico y de las industrias metálicas.

La armadura funcional deja de usarse en el siglo XVII por el perfeccionamiento de las armas de fuego. Es en el siglo XVIII cuando la utilidad de la armadura se convierte en decorativa. A nadie escapa que la armadura, ya sea pequeña o grande, es un espectacular  ornamento no solo de castillos, palacios, museos, sino de cualquier otro lugar que quiera incorporar a sus estancias un inigualable y grandioso recuerdo histórico y embellecedor.

Una armadura funcional completa consta de numerosas piezas articuladas, con un peso de unos 30 a 40 kilos. Las piezas más importantes y comunes se reducen a unas veinticinco, distribuidas en los cuatro grupos del cuerpo como la cabeza, el tronco y las extremidades superiores e inferiores.

1. Para el resguardo de la cabeza tenemos el yelmo, el casco y sus similares protegiendo la parte superior y formado por morrión, visera y barbera. El morrión era la parte alta del casco. La visera que cubría el rostro. La barbera para la boca y la barbilla. La gola que defendía el cuello por delante. La cubrenuca que defendía el cuello por detrás.

2. Para la defensa del cuerpo tenemos el gorjal o gorguera en la parte alta del pecho y espalda, llegando a sustituir a la gola. El peto, en el resto del pecho. Las escarcelas que llegaban algo más abajo que el anterior. Los escarcelones, especie de escarcelas que se prolongaban con articulaciones hasta las rodillas. El guardarrenes, para los lomos. La pancera para el vientre, hecha de malla. La culera, para los glúteos, también fabricada de malla.

3. Para las extremidades superiores tenemos las hombreras, en el hombro. Los guardabrazos en la parte superior del brazo. Las sobaqueras en el sobaco. Los codales en el codo. Los brazales en el antebrazo. Los cangrejos en la parte opuesta del codo. Las manoplas en las muñecas y manos. Los guanteletes en los dedos y la mano.

4. Para las extremidades inferiores tenemos los quijotes o musleras para defensa de los muslos. Las rodilleras para las rodillas. Las grebas para las piernas. Los escarpines y zapatos herrados para el pie.

También estaba la tarja o tarjeta, que se ponía en las justas en la parte superior e izquierda del peto, que era un escudo pequeño con el emblema y la divisa del caballero noble.

 VER PIEZAS DE LAS ARMADURAS FUNCIONALES 

Los asombrosos cascos japoneses

Realmente los cascos japoneses causan asombro y admiración por su belleza y colorido. Los guerreros Samuráis eran combatientes muy valientes e impresionaban no solo por su disciplina y su forma de luchar sino también por sus trajes de combate que acompañaban con esos cascos japoneses tan artísticos y tan llamativos.

Los cascos japoneses datan del siglo V y tenían una cresta central muy pronunciada. Los más conocidos eran los Kabutos y eran una parte importante en el equipamiento de los Samuráis, a los que se les atribuía una significación simbólica.

Son cascos muy elaborados y ceremoniales, además de sofisticados. Los más lujosos siguieron siendo elaborados hasta un poco después del fin del período Edo, en 1867.

 

VER CASCOS JAPONESES

VER MÁS CASCOS

VER ESPADAS JAPONESAS

Trajes medievales para niños y niñas

Los niños y las niñas rondan por doquier en todas nuestras fiestas y mercadillos medievales que se celebran en toda España. Sus padres asisten vestidos con preciosos trajes medievales para hombre y mujer; y no podía ser menos que los niños y niñas luzcan preciosos trajes medievales para orgullo de sus padres y alegría de sus hijos.

 

Con sus bellos trajes medievales, con sus juegos, sus risas y sus correteos imprimen una alegría especial a las celebraciones medievales dando un colorido especial por donde pasan.

 Tenemos una sección especial para niños, en las que podrán encontrar no solo los trajes medievales para nuestros peques, sino también sus complementos como cascos para niños, espadas para niños, escudos para niños, pistolas para niños, arcos para niños, ballestas para niños, etc.

 

Tal vez sean los niños los que más disfrutan las jornadas medievales y para ellos se realizan actividades y juegos especiales. 

En la confección de los trajes medievales se sigue un exhaustivo estudio, clasificándolos según la etapa y característica del Medievo al que corresponden. 

El traje medieval NUNCA PASARÁ DE MODA, al contrario, el paso del tiempo juega a su favor, porque hace que se aprecien más. Ya sean para hombre, mujer, niña o niño, podemos encontrar diferentes estilos de trajes medievales, como los trajes árabes, goyescos, renacentsitas, templarios, etc.

 Los niños nunca olvidarán su traje medieval con sus complementos, los cuales no solo son divertidos sino también didácticos porque así ellos aprenden las raíces e historia.

VER TRAJES MEDIEVALES DE NIÑA

VER TRAJES MEDIEVALES DE NIÑO

VER CASCOS MEDIEVALES PARA NIÑOS

VER ESCUDOS  MEDIEVALES PARA NIÑOS

VER ESPADAS PARA NIÑOS

VER PISTOLAS MEDIEVALES PARA NIÑOS

VER BALLESTAS  MEDIEVALES PARA NIÑOS

VER ARCOS MEDIEVALES PARA NIÑOS

Los emblemáticos cascos griegos

El más conocido de los cascos griegos es el corintio que llevaba un protector nasal y protectores en las mejillas, cubriendo gran parte de la cabeza, excepto los ojos, la boca y la barbilla.

Por esto tenían la dificultad de reducir la audición y la visibilidad del soldado, limitando la visión sólo a la parte frontal. Con el transcurso del tiempo se le fueron  haciendo reformas para mejorarlos como, por ejemplo, dejar al descubierto las orejas para que el soldado pudiera escuchar mejor y reducir la protección de las mejillas con lo que se permitía una mejor visibilidad.

 Los hoplitas más ricos e importantes poseían cascos de mayor calidad, decorados con grabados o pinturas. Muchos adornaban sus cascos con grandes penachos de vistosos colores,  fabricados con crines de caballo tintados, fijándolos con un pasador por delante y otro detrás, colgando por la espalda como una coleta, pero progresivamente fueron siendo reducidos o acortados por motivos de comodidad.

 Desde el siglo V A.C. algunos hoplitas acostumbraban a teñir las crestas de sus cascos con los mismos colores, como las franjas negras y blancas alternadas de los espartanos. Los cascos griegos estaban forrados por dentro con fieltro, piel o lino, para amortiguarlos mejor a la cabeza del soldado.

 

VER MÁS CASCOS GRIEGOS

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

Cascos de los conquistadores españoles

Los cascos de los conquistadores españoles generalmente llevaban una cresta metálica para proteger al soldado y hacerlo parecer más alto y más fuerte.

El descubrimiento de América por Cristóbal Colón en el año 1492, atrajo a los conquistadores españoles, quienes llegaron en compañía de los monjes Dominicos y Jesuitas.

Uno de los conquistadores españoles más famosos fue Hernán Cortés, quien en 1518  llegó a la isla de Cozumel en México.

Los conquistadores españoles, a diferencia de los colonos ingleses, admitieron el mestizaje con mujeres indígenas y es por esto  que la actual población de los países hispanoamericanos comparte antepasados indígenas, europeos y africanos, en diversos grados.

VER MÁS CASCOS DE LOS CONQUISTADORES ESPAÑOLES

VER MÁS CASCOS HISTÓRICOS

Equipamiento del hoplita espartano

El hoplita espartano era el ciudadano-soldado de la antigua Grecia y formaba parte de la infantería pesada. Su nombre proviene de las armas y armaduras que utilizaba. Dado que este armamento era muy pesado, incluía el escudo tipo “aspis”, la lancha, una espada corta, las grebas de bronce para las piernas. Los hoplitas más acomodados tenían esclavos que se ocupaban del mantenimiento y transporte de las armas que podían llegar a pesar entre 25-35 kilos. Los esclavos también sabían manejar las armas y, en muchas ocasiones, participaban en las batallas junto a sus amos.

Cada hoplita tenía su propia armadura hecha a medida, con algunas pequeñas diferencias en el escudo, por ejemplo, solían poner los símbolos de su familia y las piezas más conocidas eran la lanza, el casco y el escudo.

Figura de guerrero espartano La lanza (Dorus) medía más de 2 metros y se componía de tres piezas: asta, punta y regatón.

El asta es la parte más larga y normalmente se confeccionaba con fresno o algún tipo de madera ligera y se le enrollaba una cuerda o alambre para que no resbalara.

La punta era de hierro, en forma de hoja, de unos 10 cm. Si no se rompía después de la batalla, se cuidaba y tapaba para evitar que se oxidara. El hierro fue sustituido por otro material menos pesado.

El regatón representa la parte que se apoya en el suelo; servía tanto como contrapeso para cambiar el centro de gravedad de la lanza, como para rematar al enemigo sin tener que darle la vuelta a la lanza.

Los hoplitas sujetaban la lanza horizontalmente con el brazo derecho, para atacar las partes más desprotegidas de la formación enemiga.

El escudo era el principal arma de combate. Un espartano en formación estaba defendido por la mitad derecha de su escudo y por la mitad izquierda del escudo que llevaba el hombre a su derecha. Se confeccionaban con madera y bronce y en sus orígenes se dibujaban motivos religiosos o mitológicos, incluso animales como el famoso toro Gorgona, símbolo protector de la falange. Más tarde se adoptó la lambda, emblema de la ciudad.

Escudo guerrero espartano

El casco es la parte que más cambios sufrió, siempre con la intención de proteger mejor el ejército más temido de la época. En su forma primitiva llevaba protecciones para la nariz y las orejas pero estos detalles impedían que los soldados pudieran escuchar bien las ordenes o ver a los lados sin tener que mover la cabeza. Este dato confirma que los hoplitas estaban preparados para luchar como una formación de combate, solo veían hacia delante, ya que por los lados se defendían unos a los otros. El grosor dependía de la zona a proteger, es decir, en las zonas más expuestas a recibir golpes, aumentaba el grosor. El interior del casco estaba forrado con la idea de amortiguar los golpes y en ocasiones se utilizaba el penacho para que el guerrero pareciera más alto.

Casco guerrero espartano

La coraza, otro elemento imprescindible de la vestimenta de un hoplita; se confeccionaba con bronce a medida de cada soldado, pesaba unos 15 kilos e imitaba la musculatura; debido a su peso y la poca movilidad que ofrecía, este tipo de coraza fue sustituido por otras (Linothoorax) más ligeras. El Linothoorax se fabricaba con lino y cuero y para los más pudientes, se podían añadir escamas de bronce. En esa época era el Estado quien costeaba las armaduras de sus soldados, pero para conseguir las mejores piezas, había que pagar grandes cantidades de dinero. De esta forma, las buenas armaduras quedaban a disposición de los oficiales o veteranos.

No hay que olvidar que los hoplitas utilizaban una espada corta, de doble filo, pero solo cuando la lanza quedaba totalmente inservible. La hoja de esta espada (Xiphos) no impresionaba ni por longitud, ni por diseño, pero podía parar el golpe de una espada similar. Estaba bien afilada, servía para cortar y clavar, y en manos de un guerrero valiente, reducía el numero de enemigos.

Espada guerrero hoplita

Espada película “300”

Las grebas, o espinilleras se utilizaban para proteger una zona bastante débil del soldado, una zona con poco músculo, como es la tibia; sin embargo eran incómodas dada la rigidez del bronce en la parte de la rodilla y esto dificultaba las carreras o los saltos.

Para completar el equipamiento habría que añadir las capas (Chlamys) que al principio se utilizaban como abrigo, pero con el tiempo se convirtieron en elementos distintivos para el ejército de los hoplitas.

Toda la información que nos ha llegado sobre los hoplitas espartanos proviene de los escritores helenos de distintas regiones y de algunos testimonios. Cuentan que estos guerreros eran muy temidos, no tanto por sus armas sino por la forma de luchar y organizarse en la batalla; saber estructurar una formación compacta, marchar en columna y desplegarse en lineas o duplicar las filas amenazadas por un ataque intensivo, era más importante que el manejo de las armas.

VER MAS ARTICULOS ESPARTANOS

VER ESPADAS ESPARTANAS

VER ESCUDOS ESPARTANOS

VER CASCOS ESPARTANOS