Tazas Desayuno Medieval

El caballero medieval empezaba su día con una buena taza de leche, pan, frutos secos y queso. Para completar el menú se podrían añadir más alimentos, pero tengamos en cuenta que en la Edad Media la base de las 2 o 3 comidas/día era el pan. Representaba casi un 70% de la comida y cuando los cereales eran escasos, el pan se sustituía por nueces o cualquier tipo de fruto seco disponible.

Taza desayuno medieval

 

Ahora estamos acostumbrados a tomar 3 comidas al día, pero en aquellos tiempos, la mayoría de los trabajadores salían de casa con el estómago vacío y  casi siempre probando el primer bocado en la comida principal. Para algunos, esta práctica era el camino correcto, ya que les parecía excesivo tomar tanto alimento.

Taza desayuno medieval

Para los nobles en cambio, el desayuno era toda una ceremonia. Se tomaban su tiempo para disfrutar de los ricos platos e incluso los acompañaban con vino o cerveza. Se solía servir a las 8 de la mañana, tomando pan blanco y carne en entre semana y más pescado los días de algunos santos. Los pobres desayunaban nada mas salir el sol, algo de pan negro y cerveza para beber.

Taza cruz templaria

VER MÁS TAZAS Y VASOS ESTILO MEDIEVAL

Espadas Bárbaros

Historias, leyendas y películas como Conan El Bárbaro, nos recuerdan las tribus de origen eslavo, germano y franco que arrasaron Europa entre los siglos III y VIII, llegando a conquistar la propia Roma. Llamados Bárbaros por sus costumbres rudas, este término llegó a tener connotaciones terroríficas por su salvaje y fuerte naturaleza. La espada, acabada en bronce y con hoja acanalada, representa un dragón alado con dos cabezas.

La nueva Atlantean de Conan

En un mundo en el que la fuerza era la ley, sus espadas eran robustas y poderosas, signo de autoridad y respeto. Este conjunto de tribus y pueblos imperaron en una Europa fragmentada y carente de una fuerte organización política hasta los inicios del Imperio Carolingio.

ESPADA BÁRBAROS FUNCIONAL

VER MÁS ESPADAS NÓRDICAS