Albarracín, Fortificación Medieval

La fortificación medieval de Albarracín, con sus murallas árabes, castillos y acantilados del siglo XI, es hoy uno de los sitios más visitados en España y es, sin duda, uno de los lugares más bellos del país.

ALBARRACÍN CON SUS MURALLAS

Se encuentra en la provincia de Teruel, en la comunidad de Aragón. Fue declarada Monumento Nacional desde 1961 y está propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.

ALBARRACÍN

El casco antiguo está construido sobre las faldas de una montaña, rodeada en casi su totalidad por el río Guadalaviar. Al norte se encuentra la sierra de Albarracín y al sur los Montes Universales. Parte de su término municipal está ocupado por el Paisaje protegido de los Pinares de Rodeno.

BALCONES ALBARRACÍN

Mirando hacia el río se hallan edificadas las casas colgadas. Dentro del pueblo sus calles son empinadas y estrechas, con rincones muy pintorescos. La construcción ofrece la original arquitectura popular con la forja propia de la provincia, además de tener el color rojizo característico llamado rodeno.

VIVIENDAS ALBARRACÍN

En la Edad Media, la familia bereber Al-Banu-Razín hizo de estas tierras un pequeño reino taifa de Albarracín. De esta familia le viene el nombre actual (Al-Banu-Razín: los hijos de Razín). La taifa pasó posteriormente, por cesión o conquista, a la familia cristiana de linaje navarro de los Azagra, que mantuvieron de facto la independencia de Castilla y de Aragón desde 1170, llegando a crear un obispado propio.

CALLES ESTRECHAS DE ALBARRACÍN

También el poderoso linaje de Lara ejerció su soberanía sobre Albarracín. Tras el fracaso de conquista por parte de Jaime I en 1220, es Pedro III de Aragón quien la conquistó en 1285 tras sitiarla, pasando definitivamente a la Corona de Aragón en 1300. Esta serie de hechos políticos tuvieron como base la importancia de la fortaleza y del sistema defensivo de Albarracín.

ESQUINA ALBARRACÍN

Sus murallas imponentes no solo encerraban y protegían la ciudad sino que también servía de refugio para el ganado en caso de peligro.

MURALLAS ALBARRACÍN

Albarracín tiene tres castillos: uno principal, restaurado por la Fundación Santa María y está a 1198 metros de altitud; el segundo es la torre de Doña Blanca, utilizado actualmente como sede de exposiciones y el tercero es la Torre del Andador, del siglo X, el punto más fuerte de las murallas y que fue reforzada hasta convertirse en castillo, con su muralla, aljibe y plaza de armas. También tiene preciosas viviendas de auténtica arquitectura medieval.

FACHADA CASA EN ALBARRACÍN

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL