Armaduras

Si bien el origen de la armadura de combate se remonta al periodo egipcio, desarrollándose con griegos y romanos, la armadura medieval más conocida, formada de placas de acero o hierro, unidas entre sí con ganchos, tuercas, aldabillas y clavos sujetas al guerrero mediante correas y hebillas, empezó a usarse en Europa, tanto de infantería como ecuestre, en el siglo XIV y alcanzó toda perfección a fines del XV transformándose a mediados del siglo XVI en una vestidura de gala para el guerrero, adornada y embellecida con los primores del arte escultórico y de las industrias metálicas.

Armadura siglo XVI cincelada

Decayó notablemente en el siglo XVII a medida que se perfeccionaban las armas de fuego y desde el siglo XVIII ya no se utiliza más que como ornamento inigualable de castillos, palacios, museos, y todo aquel lugar que quiera incorporar a sus estancias un bonito recuerdo histórico.

Se conserva una de las colecciones de armaduras, más ricas y amplias del mundo en la Real Armería de Madrid, y contiene piezas principalmente del siglo XVI época de Carlos I, de donde Marto toma su inspiración reproduciéndolas en diferentes tamaños o escalas, los materiales empleados son muy similares a los originales, hierro y acero moldeados artesanalmente, brocados imitando tejidos de la época, y bases de madera, dando un acabado al metal “patina antigua” que le protege de la oxidación exterior.

El origen de la armadura medieval data del periodo egipcio en el que la vestidura militar consistía en un casco y una coraza de tela fuerte o de cuero cubiertos en gran parte con placas metálicas.

Todas las armaduras que tenemos disponibles están fabricadas en Toledo (España) y se entregan con su correspondiente certificado de autenticidad que así lo demuestra. Encontrará armaduras decorativas y armaduras funcionales.

Armaduras medievales fabricadas en Toledo (España)

En la Edad Media, después de las invasiones de los pueblos del Norte y aún más en la época de las Cruzadas se generalizó el uso de la loriga, formada por escamas (la coracina) o por un tejido de tririllas, anillitos o cadenitas de acero llamado cota de malla como añadido a la propia armadura que vestían los militares sobre una especie de jubón acolchado conocido por los nombres de gambax, prepunte y velmez para amortiguar los golpes de las armas enemigas.

Completa colección de armaduras medievales fabricadas en Toledo (España)

Una armadura completa consta de numerosas piezas articuladas habiendo llegado a reunirse hasta el número de 250 en un solo combatiente con el peso de unos 25 a 30 kilos, pero las más armaduras medievales más comunes e importantes se reducen a unas veinticinco, distribuidas en los cuatro grupos de cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores.

También contaban con escudos funcionales, y otros escudos decorativos.

Armadura.- Para resguardo de la cabeza

El yelmo, casco y sus similares protegiendo la parte superior y formado por morrion, visera y barbera
El morrión: era la parte alta del casco, donde solía haber la cimera.
La visera que cubría el rostro.
La barbera para la boca y la barbilla
La gola que defendía el cuello por delante y el verdugo que se pone debajo del casco y cubre cuello y hombros.
La cubrenuca que defendía el cuello por detrás.

Armadura.- Para defensa del cuerpo

El gorjal o gorguera en la parte alta del pecho y espalda, llegando a sustituir a la gola.
El peto, en el resto del pecho
Las escarcelas que llegaban algo más abajo que el anterior
Los escarcelones, especie de escarcelas que se prolongaban con articulaciones hasta las rodillas
El guardarrenes, para los lomos
La pancera para el vientre, hecha de malla
La culera, para los glúteos, también fabricada de malla

Armadura.- Las extremidades superiores

Las hombreras, en el hombro
Los guardabrazos en la parte superior del brazo
Las sobaqueras en el sobaco
Los codales o coderas en el codo
Los brazaletes en el antebrazo
Los cangrejos en la parte opuesta del codo
Las manoplas en las muñecas y manos
Los guanteletes en los dedos y la mano

Armadura.- Las extremidades inferiores

Los quijotes o musleras para defensa de los muslos
Las rodilleras para las rodillas
Las grebas para las piernas
Los escarpines y zapatos herrados para el pie
La tarja o tarjeta, que se añadía a dichas piezas en las justas y consistía en un escudito que se fijaba en la parte superior e izquierda del peto y que llevaba pintado el emblema y la divisa del caballero noble.


VER ARMADURAS DECORATIVAS

VER ARMADURAS FUNCIONALES

TEMAS RELACIONADOS:

Armaduras medievales para niños

Qué son las armaduras funcionales medievales

Gorjales medievales funcionales

Hombreras funcionales medievales

Coderas funcionales medievales

Los verdugos o almófares medievales

Los guanteletes o manoplas medievales

La armadura en la época medieval

Diferencias entre una armadura decorativa y una armadura funcional