Bandoleras medievales en cuero: tahalis y bolsos

Una bandolera es un tipo de bolso o de tahalí que recibe su nombre de la correa o bandola que tradicionalmente servía para colgar una espada o un arma como la pistola o el revólver y que se sujetaba sobre el hombro o cruzada sobre el pecho y la espalda descendiendo hasta la cadera opuesta.

En la actualidad los bolsos bandolera siguen siendo una prenda muy de moda por su gran funcionalidad y versatilidad, con diversos estilos y diseños.

La bandolera tahalí es la correa, correaje o banda de cuero, cruzada al pecho y utilizada en la Edad Media y en el Renacimiento para sujetar y llevar armas blancas, cumpliendo una función similar a la del talabarte.

También existen tahalís de cuero que enhebrados en el cinturón sirven de arnés para machetes, bayonetas, armas de fuego, astas o cuernos, etc.

La bandolera es una prenda muy antigua, que ya existía entre los asirios, antiguos romanos y en la Edad Media.

En España, reapareció con fuerza el uso del tahalí bandolera a partir del siglo XVI.

En el siglo XVII el uso de la bandolera se extendió más para portar las armas de fuego de la época.

Cartuchera-canana oeste negra

Este tipo de bandolera para portar armas de fuego se solía llamar también canana.

Las mujeres en la Edad Media, también llevaban bolsos bandoleras fabricados en tela o en cuero.

Los piratas también eran muy asiduos en el uso de la bandolera para llevar consigo no solo las espadas o cuchillos, sino también las armas de fuego como pistolas, trabucos y revólveres.

VER MÁS BANDOLERAS TAHALIS

VER BANDOLERAS BOLSOS

VER BANDOLERAS CANANAS

VER MÁS BANDOLERAS

 

Trajes romanos para hombre y para mujer

Numerosos testimonios gráficos, ya sea en forma de pintura o escultura, nos muestran cómo se vestía en la Antigua Roma. Aunque aparecieron tendencias e influencias de otras culturas, existieron unos patrones fundamentales en los vestidos romanos masculinos y femeninos.

tunica-de-romano

El vestido masculino de un romano estaba formado por  dos túnicas, la subucula, que hacía de ropa interior, y la toga que era la parte exterior que estaba hecha de lana o lino. La toga era la prenda oficial de un hombre romano. Normalmente se trataba de una pieza de tela cara de fina lana blanca. 

La toga era solo utilizada por hombres libres, los que no eran ciudadanos, lo tenían prohibido, por ser un desprecio al pueblo romano. Los romanos desterrados tampoco podían llevarla.

Los esclavos y las clases más humildes no llevaban toga, sino una simple túnica.

tabardo-romano-marcus

En cuanto a la indumentaria militar, los guerreros romanos portaban en la cabeza la galea, un casco de cuero, que más tarde se convirtió en un casco metálico. La Lorica protegía la parte del pecho y el vientre, y las grebas eran la pieza que protegía las piernas.

 capa-romana-roja

Las mujeres vestían la toga, pero poco a poco fueron vistiéndose con túnicas y diversos vestidos, ya que la toga era considerada en ese entonces prenda de mujeres de dudosa reputación.

La estola era el traje que llevaba la mujer romana casada, solía ir decorada con una banda de color púrpura o rojizo. La palla era un manto que cubría el cabello de las mujeres cuando salían en público.

VER MÁS TRAJES ROMANOS HOMBRE

VER MÁS TRAJES ROMANOS MUJER

VER ROPA DE ÉPOCA PARA HOMBRE Y PARA MUJER

Escudo Romano Tortuga

La formación de tortuga en la Antigua Roma era un orden de batalla utilizado comúnmente, a modo de caparazón, por las legiones romanas durante el combate y en los asedios. La primera mención que se conoce de esta táctica es de Polibio en el siglo II a. C.

Esta táctica requería un gran entrenamiento y disciplina para que fuese efectiva, ya que protegía a los legionarios de forma excelente frente a los enemigos, permitiéndoles desplazarse sin miedo a ser alcanzados por flechas, dardos, lanzas y demás armas arrojadizas.

Su principal problema era una formación muy apretada y lenta, lo que hacía que los soldados tuvieran una gran dificultad en los combates cuerpo a cuerpo. Esta limitación quedó patente durante la batalla de Carras cuando los partos usaron arqueros a caballo mientras los romanos permanecían en formación regular.

Otros problemas radicaban en que las piernas y caras de la fila delantera estaban expuestas a que disparos prolongados con armas de largo alcance, como por ejemplo los arcos compuestos usados en Oriente, podían atravesar el scutum y ensartar la mano del soldado al escudo que sostenía, como ocurrió en Carrhae.

Flavio Josefo habló de la formación tortuga de los legionarios romanos durante el asedio de Jerusalén contra los judíos: “Se deslizaban las flechas sin dañar, y […] los soldados pudieron, sin riesgo, minar la muralla y prepararse para pegar fuego a la puerta del Templo”.

VER ESCUDOS ROMANOS TORTUGA

VER MÁS ESCUDOS ROMANOS

VER OTROS ESCUDOS DE ÉPOCA