Los verdugos o almófares medievales

La invención de las cotas de malla se atribuye a los celtas, en el año 300 AC y hasta el siglo XIV eran la armadura principal de los soldados corrientes. La función más importante de una cota de malla era la de proteger contra las armas cortantes del oponente y se confeccionaba específicamente para cada parte del cuerpo que tenía que cubrir.

Verdugo cota de malla con protector bucal

A medida que el mundo de las armaduras cambiaba, la cota empezaba a tener un rol secundario, pero no menos importante en la defensa, hasta que en el siglo XV se empleaba estrictamente para llevar debajo de la armadura y en las zonas más vulnerables como el cuello, las rodillas y las articulaciones.

La cota ofrecía una serie de ventajas: la flexibilidad, fabricarla y repararla era relativamente fácil y su coste no suponía grandes inversiones de dinero.

Almófar, verdugo, cota de malla

El verdugo o almófar es una malla metálica que se pone debajo del casco de combate y cubre cuello y hombros. Reemplazó en su día a la cofia de malla que ya sólo era usada por las clases más pobres. El almófar se unía al casco normalmente a través de pequeñas grapas conocidas como vervelles.

gola-de-malla-manto-de-obispo

Gola de malla o Manto de Obispo

Los verdugos eran bastante incómodos y pesados, por eso, los soldados solían ponerse debajo algún tipo de relleno. Por supuesto, los almófares no protegían contra objetos punzantes como las flechas, que lanzadas con bastante fuerza, podían perforar la cadena de metal; tampoco protegían contra las fracturas de huesos o contusiones; sin embargo, para el caballero medieval era una forma muy necesaria de protección, incluso después de la llegada de la armadura metálica.

Almófar, verdugo, cota de malla

Actualmente los recreacionistas y los amantes de la Edad Media son los que más disfrutan de estas piezas sobre todo en fiestas y eventos medievales.

Y que mejor excusa para probar esta vestimenta, los almófares y las cotas de malla, saber qué significa llevarlas y moverse bajo su peso, porque aún después de varios siglos, las cotas de malla se siguen confeccionando de la misma manera, por lo que pueden llegar a pesar hasta 25 kilos.

Verdugo grande cubrehombros

VER MAS VERDUGOS O ALMÓFARES MEDIEVALES

VER COTAS DE MALLA

VER MÁS PRODUCTOS COTA DE MALLA 

Grebas greco-romanas

La greba cubre la pierna desde el tobillo hasta un poco más arriba de la rodilla. Su origen se remonta a los griegos y su uso se extendió a los etruscos y romanos. Podía ser fabricada en cuero o en metal.

GREBAS EN CUERO

Ya fueran en cuero o metálicas, las grebas se sujetaban con unas tiras de cuero o por medio de hebillas o de correas.

Grebas marrones guerrero

No solo se usaban como elemento de protección, sino también como elemento decorativo, ya que se fabricaban con preciosos adornos y decorados.

GREBAS METÁLICAS

En la Edad Media se usaban como parte de la armadura lo que las hacía muy rígidas, pero eficaces en cuanto a protección.

Grebas Romanas

VER MÁS GREBAS GRECO-ROMANAS

VER OTRAS PIEZAS FUNCIONALES DE LAS ARMADURAS

Guanteletes o manoplas de armaduras

Los guanteletes eran la parte de la armadura que protegía las manos , muñecas y antebrazos; en la época medieval había muchos tipos de guanteletes, desde los más sencillos de cuero, hasta los de acero u otro tipo de metal y con articulaciones. Durante el combate, las manos y las muñecas de los guerreros eran especialmente vulnerables, por lo tanto las manoplas o los guanteletes jugaron un papel muy importante ya que les ofrecía la protección que necesitaban para seguir luchando.

guanteletes-funcionales-alemanes-laton-anos-1450-1500

En el siglo XI existían los guanteletes de cuero y empezaban a utilizarse los compuestos por un saco de malla, pero más tarde, hacia el siglo XV se confeccionaban con acero y para proteger todavía más la mano, se ponían guantes de piel. Debido a que en la mayoría de las ocasiones, las luchas se desarrollaban cuerpo a cuerpo, es decir, la distancia entre los combatientes era corta, los guanteletes, al igual que otras partes de una armadura, sufrieron muchos cambios a lo largo del tiempo.

Guanteletes medievales para proteger las manos y las muñecas

 También existían diferentes estilos para la armadura, por ejemplo la armadura gótica que se desarrolló en la primera mitad del siglo XV. Era completamente articulada y se acentuaban las lineas verticales, las curvas y los arcos, con el fin de mejorar la resistencia de la armadura y desviar las flechas y otras armas de la época. Además, las placas de los guanteletes eran en relieve para dar la impresión de nudillos, pero también servían para dar más refuerzo y al mismo tiempo permitir un fácil manejo de la espada, del hacha o cualquier otro arma. De ahí los diferentes tipos de guanteletes, en función del arma que utilizaban, los combatientes se ponían un tipo de guante u otro, dependiendo de la flexibilidad y libertad de movimiento que necesitaban.

guanteletes-funcionales-alemanes-laton-anos-1450-1500

Hacia el siglo XVII el uso de la armadura empezó a disminuir, los guerreros ya no necesitaban el traje pesado, que tampoco ofrecía suficiente protección contra las armas de fogueo, y mucho menos en el caso de los guanteletes. Por muy bien que se hubieran adaptado a las espadas, no pudieron conferir la precisión y flexibilidad de los dedos que requería el manejo de un pequeño cañón de mano, o un Mosquete por ejemplo, que llegaba a pesar entre 8-10 kilos y la bala alrededor de 50 gramos.

Guanteletes articulados

Algunos de los guanteletes más famosos se guardan en la Real Armería Española.

Guanteletes medievales funcionales

VER MÁS GUANTELETES MEDIEVALES

VER MÁS MANOPLAS MEDIEVALES

VER OTRAS PIEZAS DE ARMADURAS FUNCIONALES