Decoración Bares Medievales

En España los bares son un auténtico fenómeno social que ha marcado la cultura y las costumbres de numerosas generaciones, lo mismo que el “tapeo” o la consumición de tapas en los bares.

COJIN CABALLEROS TEMPLARIOS

Se podría decir sin temor a exagerar que en cada esquina de cada barrio de cualquier ciudad o pueblo español, existe un bar en el que los vecinos o transeúntes entran a comerse una tapa y a tomarse una bebida, ya sea un café, una cerveza o un vino y a leer el periódico o charlar con los vecinos.

Lámpara techo forja

El bar es definido como un local en el que se despachan bebidas que suelen tomarse de pie, ante el mostrador.

BOTELLERO MEDIEVAL EN FORJA
BOTELLERO MEDIEVAL EN FORJA

El bar, restaurante, cafetería, taberna, pub, etc., son los lugares más típicos en España, que denotan la afabilidad y la sociabilidad de los españoles puesto que allí se acude para compartir ratos agradables.

MINIATURA ARTESANAL DE CABALLERO TEMPLARIO CON ARMADURA A CABALLO

Por eso sus propietarios se dedican a hacerlos acogedores y para ello puede ayudar -y mucho- su variada decoración con elementos que los adornan y los ambientan tanto como se desee.

Cuerno medieval de cerámica

Precisamente, encontramos miles de estilos y decoraciones en los bares que los embellecen y los hacen más íntimos y agradables.

Escudo medieval del Cid Campeador en madera decorada
Escudo medieval del Cid Campeador en madera decorada

Un estilo muy sugerente es la decoración medieval en la que se muestran los rasgos históricos de la época, con los elementos y utensilios adecuados que literalmente nos transportan al medioevo.

Estandarte medieval

La decoración medieval conlleva luces y objetos que pueden hacer las delicias de los que acuden a estos bares medievales. Entre los objetos más representativos tenemos armaduras, escudos, espadas, trajes medievales, tapices, miniaturas medievales, cerámica medieval, etc.

CAÑÓN FRANCÉS UTILIZADO POR LAS TROPAS DE LUÍS XIV SIGLO XVIII

A veces es muy costoso comprar una armadura medieval tamaño natural y por eso, hay bares decorados con maniquíes vestidos de caballeros templarios, con todos los complementos y accesorios, lo cual resulta precioso, muy realista y más económico.

MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR

O con maniquíes de damas medievales vestidas con elegantes trajes de la época.

MANIQUÍ DAMA MEDIEVAL PARA DECORAR

Hay quienes también gustan decorar al estilo de la época romana, y para ello se valen de maniquíes ataviados completamente como si fueran soldados romanos, ya como centuriones, ya como legionarios.

MANIQUÍ CENTURION ROMANO PARA DECORAR

En esta decoración de estilo romano hay bellas espadas romanas, escudos, cascos, etc.

Taza sello Templario con cruz

VER VARIADOS OBJETOS PARA DECORACIÓN MEDIEVAL

VER VARIADOS ESTANDARTES PARA DECORACIÓN MEDIEVAL

VER ESCUDOS MEDIEVALES PARA DECORAR

VER ARMADURAS PARA DECORACIÓN MEDIEVAL

VER FORJA MEDIEVAL: LÁMPARAS Y APLIQUES

VER TAZAS Y VASOS CON MOTIVOS MEDIEVALES

Protector medieval para manos

Las manos forman parte de las extremidades del cuerpo humano, siendo el cuarto segmento del miembro superior o torácico. Están localizadas en los extremos de los antebrazos, son prensiles y tienen cinco dedos cada una. Abarcan desde la muñeca hasta la yema de los dedos en los seres humanos.

Son el principal órgano para la manipulación física del medio. La punta de los dedos contiene algunas de las zonas con más terminaciones nerviosas del cuerpo humano; son la principal fuente de información táctil sobre el entorno, por eso el sentido del tacto se asocia inmediatamente con las manos. Como en los otros órganos pares (ojos, oídos, piernas), cada mano, está controlada por el hemisferio del lado contrario del cuerpo.

Siempre hay una dominante sobre la otra, la cual se encargará de actividades como la escritura manual, de esta forma, el individuo podrá ser zurdo, si la predominancia es de la mano izquierda (siniestra) o diestro si es de la derecha (diestra); este es un rasgo personal.

Siendo las manos una parte tan importante del cuerpo humano, los guerreros medievales también las protegían seriamente ya que éstas eran objetivo principal del contrincante para destruirlas e impedir manipular la espada o cualquier otra arma de combate. Por eso existían los guanteletes o manoplas como parte de la armadura medieval.

Eran guantes de metal que usaban para protegerse los dedos, las manos, la zona de la muñeca y parte del antebrazo en las cruentas batallas de la época.

VER PROTECTOR MEDIEVAL PARA MANOS

VER GUANTELETES MEDIEVALES