Escudos Medievales

Podemos definir un escudo como cualquier objeto que podemos interponer entre nosotros y nuestro atacante y que nos permite estar resguardados. Los escudos se conocen desde 3.000 años antes de Cristo y su uso se extendió en Europa hasta el siglo XVII, cuando a consecuencia de la generalización de las armas de fuego perdieron su utilidad.

Escudo medieval del Cid Campeador en madera decorada
Escudo medieval del Cid Campeador en madera decorada

En un principio estaban confeccionados en materiales como la madera o de mimbre trenzado, dependiendo de la protección que se quisiera brindar al guerrero. Los materiales de los que estaban hechos venían dados principalmente por los cambios tecnológicos en el armamento y en las tácticas militares.

Escudo Cruz Calatravos latonado

Los escudos en los ejércitos organizados solían tener una capa externa que rodeaba el escudo, por lo menos por su parte externa, y que le aportaba una mayor resistencia.

Miniatura Escudo medieval de Toledo

Esta capa podía ser de lino, de cuero, de cobre o de bronces, según las necesidades que vinieran dadas por el armamento del rival. En la Edad Media los escudos en un principio eran redondos y de madera, pero a lo largo de este periodo fueron adquiriendo la forma de una almendra, como consecuencia de la influencia normanda, tenía la punta acabada en punta para poder clavarlo en el suelo cuando las tropas estaban paradas.

ESCUDO CON FLOR DE LIS

Los escudos venían recubiertos en piel y con emblemas pintados, que posteriormente darían origen a la Heráldica. Con la mejora de la armadura de los caballeros va cambiando el diseño y las dimensiones de los escudos. Los escudos se hacen más pequeños y se dividen en dos tipos de escudos,  el escudo cometa y el escudo calentador. El estilo del escudo calentador inspiro los escudos heráldicos.

Escudo templario con la característica cruz de malta impresa

Ambos estaban elaborados con varias láminas de madera laminada con una suave curva en la zona representativa.

Escudo Templarios Miniatura

Se dio formas diferentes a los escudos en esta época para adaptarse a todas las posibles necesidades que podían tener. Entre ellas podemos destacar un modelo de escudo para los caballeros montados, que incluía un corte en la parte superior del escudo para apoyar la lanza en él y poder guiarla mejor, ya fuera en un torneo o en la batalla y un modelo de escudo que se plantaba en el suelo para ofrecer protección a los ballesteros, puesto que estos no podían utilizar las manos para sujetar el escudo puesto que las necesitaban para disparar y recargar la ballesta.

Escudo Templario

Con el tiempo algunos caballeros fuertemente acorazados de los pies a la cabeza por sus armaduras renunciaron a los escudos con el fin de mejorar su movilidad o poder uso de dos armas durante el combate.

Escudo templario
Escudo templario decorativo en metal

Otros soldados de la época sin embargo optaron por adoptar un escudo pequeño en torno a unos 20 o 40 centímetros de metal, este ligero escudo no le ofrecía una gran protección contra los proyectiles pero ofrecía un buen resultado en el cuerpo a cuerpo, además tenía la ventaja de que podía llevarse de forma cómoda colgado en el cinturón.

Escudo caballeros de Jerusalem

VER MÁS ESCUDOS MEDIEVALES

VER TODO TIPO DE ESCUDOS HISTÓRICOS

La armadura en la época medieval

La armadura es un tipo de vestidura hecha de piezas metálicas  resistentes utilizadas para proteger el cuerpo del combatiente. Su origen es muy antiguo: ya desde el periodo egipcio, pasando por los soldados griegos y los legionarios romanos, con su famosa lorica segmentada, empezaron a evolucionar estas especies de corazas, con las que los guerreros se protegían todo el cuerpo, desde la cabeza a los pies.

ARMADURA TAMAÑO NATURAL PLATEADA CON GRABADOS DORADOS Y ESPADA ENTRE LAS MANOS
ARMADURA PLATEADA DE DOS METROS CON GRABADOS DORADOS

En la Edad Media, la armadura medieval se fue generalizando, más aún en la época de las Cruzadas. Con los siglos se fueron perfeccionando y adornando para hacerse más bellas y seguras, a medida que avanzaba la industria metálica.

La armadura medieval tiene numerosas piezas articuladas; hasta 250  se han llegado a contar en un solo combatiente, con un peso de 30 kilos que éste debía soportar. Las más usadas y comunes tenían 25 piezas, distribuidas entre la cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores.

Casco Armadura con relieves y penacho en amarillo y rojo
Casco Armadura con relieves y penacho en amarillo y rojo

Para el resguardo de la cabeza venía el yelmo formado por morrión, visera, barbera, cubrenuca y la gola o protector de cuello.

Peto de los caballeros templarios
Peto de los caballeros templarios

Para la defensa del cuerpo estaba el protector de pecho y espalda, llamados peto y escarcelas. Los escarcelones, se prolongaban hasta las rodillas; el guardarrenes para los lomos; la pancera hecha de malla para proteger el vientre; la culera para los glúteos, también fabricada en malla metálica.

Pareja de guanteletes cincelados
Pareja de guanteletes cincelados

Las extremidades superiores se cubrían con las hombreras, los guardabrazos, las sobaqueras en las axilas, los codales en el codo, los brazales en el antebrazo, los cangrejos en la parte opuesta del codo, las manoplas en las muñecas y manos, los guanteletes en los dedos y la mano.

Escudo medieval del Cid Campeador en madera decorada
Escudo medieval del Cid Campeador

Las extremidades inferiores se protegían con las musleras para defensa de los muslos, las rodilleras para las rodillas, las grebas para las piernas, los escarpes y zapatos herrados para el pie.

Eran muy resistentes y el metal fue mejorando hasta llegar al acero templado; se realizaban de forma artesanal por verdaderos maestros armeros, quienes también las grababan con los escudos heráldicos de los combatientes de la nobleza.

Para proteger la piel de la cara y del resto del cuerpo de las rozaduras, se usaban telas acolchadas debajo de la armadura.

Armadura dorada mediana (61 cms.) decoración

Los combatientes también usaban caballos con armadura, para poder defenderse de los ataques del enemigo; las armaduras de caballo estaban fabricadas en cuero, malla o metales y eran muy bonitas y de  variadas formas y estilos.

Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo
Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo

El siglo XV fue la época de mayor esplendor de las armaduras de combate, especialmente la llamada armadura gótica, con zonas lisas y de bastante brillo, con sugerentes curvas y decorados preciosos sólo en los bordes. Los petos, cascos y guardas de los brazos y de las piernas tenían zonas con hendiduras y estrías, mientras que la zona de los dedos de los pies se realizaban muy anchas. Durante este siglo el caballero iba completamente cubierto con la armadura.

Cotas de malla metálica para cubrir total o parcialmente el cuerpo
Cotas de malla metálica para cubrir total o parcialmente el cuerpo

Las cotas de malla, que son anillas de hierro o de acero entrelazadas, no sólo cubrían el cuerpo o partes del cuerpo, sino también la cabeza y a éstas se les conoce como verdugos. Actualmente se hacen también de aluminio por ser más livianas y son usadas por los recreacionistas.

Verdugo o cota de malla metálica para proteger la cabeza
Verdugo o cota de malla metálica para proteger la cabeza

Con el invento de las armas de fuego, la armadura fue cayendo en declive puesto que su función era la de proteger en la lucha cuerpo a cuerpo, ya fuera con espadas, lanzas y grilletes.

VER ARMADURAS DECORATIVAS

VER ARMADURAS FUNCIONALES

VER MINIATURAS GUERREROS A CABALLO