Casco Mongol siglo XIV

El Ejército mongol fue durante los siglos XII y XIV el mejor del mundo por su movilidad y estrategias, que lo hicieron temible entre sus coetáneos. Gengis Kan y otros militares mongoles introdujeron varias innovaciones que permitieron a su ejército conquistar vastos territorios aún estando en desventaja numérica durante las batallas que enfrentaron.

Gengis Kan organizó a sus soldados en grupos basados en un sistema decimal: 10 (arban), 100 (jaghun), 1.000 (mingghan), 10.000 (tumen), y cada grupo tenía un líder (Noyan). La unión de 2 a 5 tumen daba lugar a una hordu, o ejército, palabra de la cual se deriva el término horda. Cada hordu estaba bajo el mando del kan o de sus generales (Boyan). La caballería pesada llevaba corazas de cuero o cotas de malla laminares y cascos de acero, y sus monturas llevaban protecciones de cuero.

La mayoría de ejércitos europeos consistían en unos pocos soldados profesionales, aparte de caballeros, y un gran número de plebeyos o milicianos. De ellos, sólo los caballeros y los pocos soldados profesionales entrenaban regularmente, y su entrenamiento enfatizaba el combate individual, en perjuicio de las tácticas de combate en grupo. En contraste, los ejércitos mongoles constantemente practicaban la equitación, la arquería y las tácticas de unidad, así como también distintas formaciones y rotaciones. Este entrenamiento se mantenía por medio de una disciplina dura, pero razonable.

Los caballeros europeos que enfrentaron a los mongoles a menudo utilizaban armaduras pesadas, que podían ser penetradas por el arco compuesto mongol. Cuando los caballeros eran golpeados por flechas que penetraban su armadura, tenían la difícil tarea de extraer la flecha clavada en su armadura y cuerpo. Al quitarse la armadura o la flecha a menudo agravaban la herida. Por el contrario, muchos de los soldados mongoles utilizaban armaduras ligeras sobre camisas de seda. Al ser golpeados por una flecha, la seda envolvía a la flecha y penetraba en la herida con ella. Bastaba tirar con suavidad la seda alrededor de la flecha para quitársela sin causar mucho daño al soldado. Asimismo, los caballos mongoles, que no tenían armadura y eran montados por jinetes de armadura ligera, tenían una mayor resistencia que los caballos de los europeos.

VER CASCO MONGOL SIGLO XIV

VER OTROS CASCOS DE ÉPOCA ANTIGUA

Los verdugos o almófares medievales

La invención de las cotas de malla se atribuye a los celtas, en el año 300 AC y hasta el siglo XIV eran la armadura principal de los soldados corrientes. La función más importante de una cota de malla era la de proteger contra las armas cortantes del oponente y se confeccionaba específicamente para cada parte del cuerpo que tenía que cubrir.

Verdugo cota de malla con protector bucal

A medida que el mundo de las armaduras cambiaba, la cota empezaba a tener un rol secundario, pero no menos importante en la defensa, hasta que en el siglo XV se empleaba estrictamente para llevar debajo de la armadura y en las zonas más vulnerables como el cuello, las rodillas y las articulaciones. La cota ofrecía una serie de ventajas: la flexibilidad, fabricarla y repararla era relativamente fácil y su coste no suponía grandes inversiones de dinero.

Almófar, verdugo, cota de malla

El verdugo o almófar es una malla metálica que se pone debajo del casco de combate y cubre cuello y hombros. Reemplazó en su día a la cofia de malla que ya sólo era usada por las clases más pobres. El almófar se unía al casco normalmente a través de pequeñas grapas conocidas como vervelles.

gola-de-malla-manto-de-obispo

Gola de malla o Manto de Obispo

Los verdugos eran bastante incómodos y pesados, por eso, los soldados solían ponerse debajo algún tipo de relleno. Por supuesto, los almófares no protegían contra objetos punzantes como las flechas, que lanzadas con bastante fuerza, podían perforar la cadena de metal; tampoco protegían contra las fracturas de huesos o contusiones; sin embargo, para el caballero medieval era una forma muy necesaria de protección, incluso después de la llegada de la armadura metálica.

Almófar, verdugo, cota de malla

Actualmente los recreacionistas y los amantes de la Edad Media son los que más disfrutan de estas piezas sobre todo en fiestas y eventos medievales. Y que mejor excusa para probar esta vestimenta, los almófares y las cotas de malla, saber qué significa llevarlas y moverse bajo su peso, porque aún después de varios siglos, las cotas de malla se siguen confeccionando de la misma manera, por lo que pueden llegar a pesar hasta 25 kilos.

Verdugo grande cubrehombros

VER MAS VERDUGOS O ALMÓFARES MEDIEVALES

VER COTAS DE MALLA