Vainas para espadas

La vaina es una funda ajustada para armas blancas o instrumentos cortantes o punzantes como las espadas, las dagas y los cuchillos. Se puede fabricar en piel, madera y metales como el bronce, latón, acero, etc.

Funda cuero chapones espada hoja recta

Las vainas de las katanas tienen una forma especial para su rápido envainado y desenvainado. Las espadas, ya sean funcionales o decorativas, suelen adquirirse con su respectiva vaina para ser transportada con más facilidad.

Vaina de cuero con remaches y cabeza de león

Algunas vienen decoradas con remaches que las hacen más bonitas y otras vienen más sencillas sin ningún retoque especial.

Una espada es para lucirla y no para tenerla solo en casa como elemento decorativo, sino para la admiración de muchos. Los dueños o coleccionstas de espadas se sienten orgullosos de poseerlas y cuando tienen la oportunidad de asistir a una fiesta medieval, a una boda medieval, a un mercadillo medieval o a una recreación medieval, además de estar ataviado con un bello traje medieval, el mejor complemento es la espada envainada en una preciosa y apropiada funda para poderla transportar cómodamente y lucirla con orgullo.

Es decir, la espada en su funda y la funda en el tahalí ajustado a la cintura. La abertura de la vaina por donde se introduce la hoja se llama garganta o brocal y forma parte de la misma vaina que lleva un gancho o un anillo que facilita la entrada de la espada.

Vaina para Gladius

Las vainas de piel generalmente están protegidas por una punta de metal para impedir que la punta de la hoja de la espada rasgue o perfore la piel. La vaina, ya sea de metal o de piel, brinda una protección extra a través de una extensión llamada cuña o zapato. 

 

VER MÁS VAINAS PARA ESPADAS

VER TAHALIS AUTOAJUSTABLES

Tahalí autoajustable para espadas, dagas y cuchillos

El tahalí es una tira de cuero, ante, lienzo u otro material, que cruza desde el hombro derecho por el lado izquierdo hasta la cintura, donde se juntan los dos cabos y se pone la espada.

Tahalí ajustable para cinturón

También se le conoce como una pieza de cuero que, pendiente del cinturón, sostiene el machete o el cuchillo bayoneta.

Puede verse, entonces, que la función del tahalí es soportar el peso de la espada u otras armas como cuchillos, dagas, machetes o bayonetas y colocarlas correctamente para poder movernos sin que sean un impedimento.

Su uso se remonta al tiempo de los Asirios, en la Antigua Roma y en la Edad Media. En España, reapareció con fuerza su utilización a partir del siglo XVI; en el XVII solía llevarse sobre los coletos de ante, y encima del uniforme militar o sobre la chupa en el XVIII.

También hay tahalí de cuero doble y ajustable preparado para espada y daga y listo para agarrar en el cinturón. Ideal para LARP y recreacionistas.

Tahalí doble ajustable para espada y daga

Y los tahalí bandolera de estilo Renacentista, muy visto en piratas, mosqueteros y los caballeros de la época del Renacimiento. Ideal para portar sables o espadas de lazo.

Tahalí renacentista estilo bandolera

VER MÁS TAHALÍS AUTOAJUSTABLES

VER VAINAS PARA ESPADAS