El pugio romano o daga romana

El pugio romano era el puñal usado por los legionarios romanos que copiaron de las dagas celtibéricas de las tropas hispanas. Tenía una hoja ancha de unos 25 cms. de largo por 5 cms. de ancho, con un refuerzo central elevado a todo lo largo de la hoja. La espiga era ancha y plana y la empuñadura, que montaba un poco sobre el final de la hoja, estaba remachada a su través.

Daga Romana Oro

La empuñadura estrecha medía unos 12 cms. de largo, tenía dos capas de cuerno o de madera rodeando la espiga que, a su vez, estaban cubiertas por dos capas finas de metal, casi siempre hierro. El diseño anatómica de la empuñadura del pugio romano lo hacía apto para su uso en combate, por su buen agarre en la parte interna de la mano, evitando su deslizamiento por el sudor o la sangre.

Pugio Romano funcional

La vaina, como la de las espadas, eran de madera cubiertas de piel y unidas por un armazón metálico con decorados. Luego se fabricaron sólo con metal con cuatro aros de suspensión unidos a la vaina por unos clavos que atravesaban todo el conjunto. El pugio se colgaba del cinto usando tiras de cuero que pasaban por los aros y la parte posterior de la vaina.

Daga romana con vaina, 38 cms

Las tropas celtiberas de Hispania, desde finales del siglo IV A.C.,  tenían unas dagas dobleglobulares que usaron en las luchas contra los romanos y que éstos imitaron, dándole el nombre de pugio desde el siglo I A.C., destinándola como arma militar de las tropas romanas, hasta mediados del siglo III D.C.

Daga Romana Plata

El pugio se puede traducir como puñal militar, haciendo alusión a la mano en posición cerrada (pugnus, puño). Puede decirse que el pugio romano o la daga celtibera, eran de un avance técnico revolucionario, por su adaptabilidad con la anatomía humana de la mano, para un agarre más firme.

Pugio o Daga romana
Pugio o Daga romana

El pugio resultaba ser un arma ideal para apuñalar y podía perforar una cota de malla. Esto se debía a que poseía un nervio central que dotaba a la hoja de resistencia y firmeza precisa para clavar. El pugio también es conocido como daga romana.

Daga romana de la época de Julio César

El Pilum tradicional romano era otra arma militar romana, conocida como el arma arrojadiza por excelencia de las legiones romanas.

Pilum Romano tradicional (funcional)
Pilum Romano tradicional (funcional)

VER MÁS PUGIOS O DAGAS ROMANAS

VER DAGAS DE TODAS LAS ÉPOCAS

Dagas Medievales

La daga es un arma blanca, de hoja corta y con guarnición para cubrir el puño y gavilanes para los quites, que suele tener dos cortes y doble filo. Su nombre proviene del latín vulgar daca y su tamaño es más corto que el de una espada, pero más largo que un puñal, oscilando entre 30 a 40 cms. de largo.

DAGA FORJADA CON HOJA DECORADA

La daga se utilizaba como arma secundaria, complementando a la espada y con una gran capacidad para herir gravemente. Algunas dagas medievales tenían hojas rectas, mientras que otras tenían sus hojas diseñadas en forma de zigzag o curva, de manera que pudieran ser usadas y transportadas con facilidad en el campo de batalla.

DAGA FUNCIONAL MANGO VERDE

Existen dagas de mano izquierda o “daga de vela”, destinada a parar el golpe del adversario, quebrar la punta de la espada enemiga y herir a corta distancia con el ataque. Este tipo de arma nació en Italia, pero pronto se extendió al resto de Europa. En España, este tipo de daga llegó en el siglo XVII, con hoja triangular, ancho recazo, provisto de un rebaje para apoyar el pulgar, gavilanes rectos y cubre mano, curvado hacia la empuñadura, en forma triangular. La empuñadura era de madera recubierta por un torzal metálico.

DAGA MANO IZQUIERDA

También se conoce la daga de orejas, llamada así por la morfología de la empuñadura, rematada por los discos u orejas, que hacen la función de pomo. Frecuentemente, la empuñadura y la hoja forman una sola pieza; otras veces, la empuñadura tiene dos cachas de hueso o marfil. La hoja suele presentar cuatro mesas y doble filo. Su aparición en Europa tuvo lugar en el Reino de Granada, durante el siglo XV, a finales de la Dinastía Nazarita.

Daga Caballero Medieval con vaina

Otra conocida es la daga estilete, que también recibió el nombre de “misericorde” (misericordia), comenzando a ganar fama durante la Alta Edad Media, donde era usado como arma secundaria por los caballeros para acabar con los caídos o los oponentes gravemente heridos que contaban con pesadas armaduras y que no se esperaba que sobrevivieran.

Daga Medici Renacentista

La hoja robusta y puntiaguda, podía atravesar con facilidad la mayoría de las mallas de eslabones o encontrar su camino a través de las placas pectorales o las coyunturas de la armadura de un caballero. Un oponente seriamente herido, con escasas probabilidades de supervivencia, recibía entonces un misericordioso “golpe de gracia”, de ahí el nombre de misericorde.

Daga medieval funcional

 

VER DAGAS MEDIEVALES Y DE ÉPOCA