Revelaciones del Archivo Secreto Vaticano sobre los Templarios

La Órden de los Caballeros Templarios fue una de las más importantes y poderosas que surgieron durante las Cruzadas. Fundada en el año 1118 con el propósito de defender los Santos Lugares de las fuerzas musulmanas que trataban de reconquistarlos. Los Caballeros Templarios llegaron a tener en su poder prácticamente toda la infraestructura política y financiera de los Santos Lugares y de Las Cruzadas y fue la orden militar más poderosa de la Edad Media.

Pisapapeles sello templario

Entre las revelaciones del Archivo Secreto Vaticano se ha sabido que los Caballeros Templarios no incurrieron en la herejía de que se les acusó injustamente, ya que el proceso fue manipulado por el entonces rey de Francia. Los documentos originales del proceso contra los Templarios, encontrados en el Archivo Secreto Vaticano, demuestran que fueron infundadas las acusaciones de herejía, aunque constatan que vivieron un proceso de degradación de su espíritu original.

Broche templario

En su origen, los Templarios eran un grupo de nobles caballeros que voluntariamente vivían en el Santo Sepulcro, en Jerusalén, ofreciendo sus cualidades como guerreros y hombres de fe para defender a los peregrinos que viajaban a Tierra Santa. Gracias a la mediación de San Bernardo de Claraval, el Papa Honorio II aprobó la fundación de la Orden Templaria en el Concilio de Troyes de 1129.

 Huella histórica cruz templaria

El rey de Francia, Felipe el Hermoso, al borde de la bancarrota, buscó apropiarse de los bienes de la Orden y  para lograr este objetivo, en 1307, se apoyó en la Inquisición de Francia  presentando la falsa acusación de herejía. Muchas de las presuntas confesiones se obtuvieron mediante tremendas torturas.

MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR
MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR

Según las actas conservadas en el Archivo Secreto Vaticano se sabe que la disciplina primitiva del Templo y su espíritu auténtico se habían corrompido con el paso del tiempo, abriendo paso a las malas costumbres, pero de ningún modo se habían convertido en herejes y el proceso fue un medio para apropiarse de su patrimonio.

Casco templario con cruz frontal y lateral

La detención y enjuiciamiento de los Templarios por parte de Felipe el Hermoso fue totalmente ilegal, pues sólo el Papa tenía facultad para investigar sobre una orden religiosa de la Iglesia de Roma, como era precisamente la de los Templarios.

 Espada templaria damasquinada

El Papa Clemente V fue sometido al chantaje del rey quien le amenazó con abrir un cisma en caso de que no suprimiera la Orden. El pontífice suprimió la Orden sin pronunciar una sentencia el 3 de abril de 1312 publicando la bula “Vox in Excelso” donde la Orden del Temple quedó prohibida para siempre.

En el Concilio de Vienne de 1312 pidió que se declarara en las actas que el proceso no había aportado pruebas contrarias de herejía contra ellos.

camiseta-caballeros-templarios

Desde la supresión del Templo, Felipe II obtuvo con esta injusticia la doble ventaja de no pagar la gran deuda que había contraído con los Templarios y, al mismo tiempo, confiscar la riqueza de la rica y poderosa Orden.

VER COLECCIÓN DE OBJETOS TEMPLARIOS

VER ESPADAS TEMPLARIAS

VER MÁS SOBRE TEMÁTICA TEMPLARIA

Sellos de Lacre Medievales

En la Edad Media, el lacre se hacía con cera de abejas derretida junto con trementina de Venecia, una resina de color amarillo-verdoso (extracto del árbol de alerce). Los primeros sellos de cera eran incoloros; más tarde fueron a menudo de cera teñida de rojo con cinabrio. Conforme pasó el tiempo, en el mismo siglo XVI se hizo una mezcla de diferentes proporciones de goma laca, trementina, resina, yeso o tiza y colorantes (a menudo todavía cinabrio, de color rojo, o bien, el plomo), pero no cera real.

Lacrar la correspondencia puede considerarse como un método muy antiguo de sellado de cartas, escritos y documentos, así como cierre de paquetes, en donde una pasta sólida que con el calor se volvía pastosa y que al enfriarse volvía a endurecerse. Su uso se pierde en el tiempo. En la época romana era muy habitual su utilización en documentación de carácter político-militar. Al parecer, según fuentes históricas, su invención se sitúa en la India de donde llega a Europa, vía España, de la formula para su confección. Los primeros era realizados propiamente de cera incolora, derretida junto con trementina de Venecia y posteriormente se le fueron añadiendo elementos y colores, especialmente el rojo que todos conocemos.

La introducción del lacre en el mundo Occidental se debe especialmente a navegantes y comerciantes Venecianos que lo trajeron desde la India, y fue a través de España donde tuvo una gran aceptación, donde pasó al resto de Europa, empezando por la vecina Francia y a América a través de los viajes a Ultramar.

Pero el lacre, a lo largo de la Historia, se ha usado para infinidad de circunstancias. Si durante los siglos XVI y XVII, su uso se centró en el sellado y cierres en cartas y manuscritos; en el siglo XVIII, el Rey Fernando VI, le daría una nueva utilidad. El regente ordena colocar lacre sobre el cuello de las botellas de vino, sobre todo de las que procedían de Burdeos, al observar que a algunas de ellas se le evaporaba el caldo de su contenido. Normas muy estrictas al respecto, ordenaban “….no abrir botella alguna sin presencia del Rey…”, bajo riesgo de Pena de Muerte. Este sería el origen de las cápsulas de lacre, que sobre el cuello de las botellas de vino, especialmente los “reserva”, se coloca hoy en día.

El Lacre forma parte de la historia postal y de la correspondencia epistolar de las grandes familias, especialmente de la Edad Media.

VER SELLOS DE LACRE ESTILO MEDIEVAL

VER PRECIOSOS OBJETOS PARA TU ESCRITORIO MEDIEVAL