Ajedreces de colección: medievales, romanos, egipcios

El juego de ajedrez medieval lo componen el tablero y las piezas colocadas en posición inicial simulando un campo de batalla con dos ejércitos diferenciados que entran en combate. Tiene 64 casillas, la mitad de color claro y la otra mitad de color oscuro.

AJEDREZ EGIPCIO

Hay quienes sitúan su origen en la India, cuyo inventor fue un brahmán llamado Sissa Ben Dahir quien lo concibió como distracción y ocio de un rey; tal fue el éxito en la corte de dicho rey que ofreció a tan brillante inventor que eligiera su recompensa. El brahmán solicitó que le fuera concedido un grano de trigo en la primera casilla del tablero, dos en la segunda, cuatro en la tercera, ocho en la cuarta y así seguir doblando la cantidad hasta totalizar las 64 casillas del tablero.

ajedrez-moros-y-cristianos-28x28-cms

Otros sostienen que su origen fue en Grecia y su inventor fue Palamedes, combatiente en la guerra de Troya. También se atribuye la creación del juego a los egipcios en tiempos faraónicos. La cultura árabe tiene una fuerte tradición del ajedrez y fueron los grandes maestros de este juego inteligente.

AJEDRECES DE COLECCIÓN

A Europa el ajedrez medieval llega en plena Edad Media: según certifica un documento que se conserva en el Archivo Histórico de la Corona de Aragón, el Conde de Urgel legó en su testamento del año 1010 su tablero de ajedrez con todas las piezas, a una abadía. Tal vez uno de los documentos más importantes sea el del Rey Martín El Humano, de 1410, en el que se encuentran tres cartillas dedicadas a tableros y piezas de ajedrez de distintos materiales.

AJEDREZ DE DON QUIJOTE

Ya pasada la primera mitad del siglo XI, el documento que más nos interesa es la valiosísima carta de Damiani, arzobispo de Ostia, quien en 1061 escribió al Papa Alejandro II dándole cuenta del castigo que había impuesto a un prelado de su diócesis que se entretenía jugando al ajedrez. El ajedrez era en España y en otros países del Occidente medieval cristiano, una de las disciplinas que debía cultivar el futuro caballero, junto con los deportes ecuestres, la caza y la buena lectura (como las Sagradas Escrituras).

Ajedrez romanos y egipcios

Los medievales sólo podían entender un juego como el ajedrez siempre y cuando, junto al rey, se encontrase la figura de la reina.  Existe un códice sobre el ajedrez que compuso el Rey Alfonso X de Castilla, conservado en el Palacio de El Escorial.

ajedrez-perros-y-gatos-40x40x2-cms

El ajedrez se consideraba un juego de guerra y formaba parte de la educación de todo caballero. Los países europeos en los que más se extendió este juego fueron España e Italia. Los tableros y las piezas de ajedrez eran bienes valiosos y muchas veces aparecen en los testamentos como parte destacada de una herencia.

Ajedrez de los hechiceros, Harry Potter

VER MÁS AJEDRECES DE COLECCIÓN

VER OTROS JUEGOS MEDIEVALES DE MESA

Réplicas de cerámica medieval

En España lo más habitual es encontrar excavaciones de la época romana y medieval. En cualquier ciudad de España, donde se proponga hacer una avenida, una calle o una nueva construcción se descubren restos históricos antiguos de casas, palacios y objetos que nos hablan del largo y fructífero pasado histórico de nuestro país.

Cuerno medieval de cerámicaLa cerámica, desde su aparición en el Neolítico, supuso para la humanidad un gran descubrimiento que implicó grandes transformaciones en su vida cotidiana, desde la capacidad para almacenar por primera vez excedentes alimenticios, la posibilidad de transportarlos de un lugar a otro e incluso en la forma de cocinar alimentos.

También facilitaban diferentes aspectos de la vida cotidiana, como la iluminación, la canalización y transporte de aguas, el envasado de perfumes, la tinta para la escritura, etc.

Cáliz medieval de cerámica

El estudio de los materiales arqueológicos cerámicos encontrados ha suministrado una cantidad importante de datos que permiten profundizar en el análisis de nuestro pasado histórico.

Producto de esta importancia, y de su larga evolución histórica y tecnológica, la cerámica se convirtió durante la Edad Media en una de las expresiones más características del mundo islámico, judío y cristiano, gracias a su buena conservación a lo largo de los siglos. Muchas de estas cerámicas se decoraban con diferentes técnicas: pintura, estampillado, vidriado, cuerda seca, esgrafiado, alcanzándose en algunas de ellas una perfección técnica.

 

 Taza desayuno medieval

VER TAZAS Y VASOS MEDIEVALES

VER MÁS MENAJE COCINA MEDIEVAL

Los gambesones medievales

El gambesón era una especie de jubón acolchado que se llevaba debajo de la coraza. El gambesón cubría el cuerpo, los brazos y parte de las piernas y se llevaba debajo del lorigón para proteger el cuerpo de las infecciones que pudieran crear las rozaduras con las piezas metálicas.

gambeson-grueso

El gambesón europeo se puede remontar por lo menos a finales del siglo X, pero es probable que haya estado en uso en variadas formas antes de dicha fecha, como por ejemplo en los “subarmalis” romanos, la protección acolchada que utilizaban los legionarios bajo sus armaduras.

En Europa, llegó a emplearse extensivamente en el siglo XIII y tuvo su cúspide en los siglos XIV y XV.

gambeson-de-infanteria-siglo-xii-xiii

Para los soldados comunes que no podían permitirse una cota de malla o una armadura, el gambesón, combinado con un casco como única protección adicional, siguió siendo una imagen común en los campos de batalla europeos durante toda la Edad Media.

Su declive, paralelo al de  la armadura, llegó de la mano del Renacimiento y de la extensión del uso de armas de fuego.

Dejó de usarse en el campo de batalla y pasó a ser un elemento más de vestimenta.

prepunte-ligero-siglo-xiii-xiv

VER MÁS GAMBESONES MEDIEVALES

VER MÁS ROPA MEDIEVAL