Ajedreces de colección: medievales, romanos, egipcios

El juego de ajedrez medieval lo componen el tablero y las piezas colocadas en posición inicial simulando un campo de batalla con dos ejércitos diferenciados que entran en combate. Tiene 64 casillas, la mitad de color claro y la otra mitad de color oscuro.

AJEDREZ EGIPCIO

Hay quienes sitúan su origen en la India, cuyo inventor fue un brahmán llamado Sissa Ben Dahir quien lo concibió como distracción y ocio de un rey; tal fue el éxito en la corte de dicho rey que ofreció a tan brillante inventor que eligiera su recompensa. El brahmán solicitó que le fuera concedido un grano de trigo en la primera casilla del tablero, dos en la segunda, cuatro en la tercera, ocho en la cuarta y así seguir doblando la cantidad hasta totalizar las 64 casillas del tablero.

ajedrez-moros-y-cristianos-28x28-cms

Otros sostienen que su origen fue en Grecia y su inventor fue Palamedes, combatiente en la guerra de Troya. También se atribuye la creación del juego a los egipcios en tiempos faraónicos. La cultura árabe tiene una fuerte tradición del ajedrez y fueron los grandes maestros de este juego inteligente.

AJEDRECES DE COLECCIÓN

A Europa el ajedrez medieval llega en plena Edad Media: según certifica un documento que se conserva en el Archivo Histórico de la Corona de Aragón, el Conde de Urgel legó en su testamento del año 1010 su tablero de ajedrez con todas las piezas, a una abadía. Tal vez uno de los documentos más importantes sea el del Rey Martín El Humano, de 1410, en el que se encuentran tres cartillas dedicadas a tableros y piezas de ajedrez de distintos materiales.

AJEDREZ DE DON QUIJOTE

Ya pasada la primera mitad del siglo XI, el documento que más nos interesa es la valiosísima carta de Damiani, arzobispo de Ostia, quien en 1061 escribió al Papa Alejandro II dándole cuenta del castigo que había impuesto a un prelado de su diócesis que se entretenía jugando al ajedrez. El ajedrez era en España y en otros países del Occidente medieval cristiano, una de las disciplinas que debía cultivar el futuro caballero, junto con los deportes ecuestres, la caza y la buena lectura (como las Sagradas Escrituras).

Ajedrez romanos y egipcios

Los medievales sólo podían entender un juego como el ajedrez siempre y cuando, junto al rey, se encontrase la figura de la reina.  Existe un códice sobre el ajedrez que compuso el Rey Alfonso X de Castilla, conservado en el Palacio de El Escorial.

ajedrez-perros-y-gatos-40x40x2-cms

El ajedrez se consideraba un juego de guerra y formaba parte de la educación de todo caballero. Los países europeos en los que más se extendió este juego fueron España e Italia. Los tableros y las piezas de ajedrez eran bienes valiosos y muchas veces aparecen en los testamentos como parte destacada de una herencia.

Ajedrez de los hechiceros, Harry Potter

VER MÁS AJEDRECES DE COLECCIÓN

VER OTROS JUEGOS MEDIEVALES DE MESA