Damasquinados de Toledo

Posiblemente son los egipcios quienes nos ofrecen el antecedente más lejano de la artesanía damasquinada, cultivada también por los griegos y romanos. Pero lo indudable es la importancia que toma, posteriormente, entre los pueblos Orientales.

Estuche Templarios damasquinado

En Bizancio adquiere este arte caracteres singulares, y su aparición en España viene determinada por la invasión árabe (de ahí su nombre, derivado de Damasco).

ESPADA ALEJANDRO MAGNO DAMASQUINADA

Toledo, acogedor de las aportaciones estéticas y culturales de tantos pueblos, abierto por la condición de sus habitantes al trabajo artesano, ha hecho del damasquinado una tradición conservada hasta nuestro tiempo por la vocación de auténticos maestros.

Colgante Estrella de David

El damasquinado es un trabajo artesanal que consiste en la realización de figuras y dibujos mediante la incrustación de hilos y láminas de oro y plata en acero o hierro, normalmente pavonado. El nombre hace referencia a la ciudad siria de Damasco.

Esta artesanía se viene realizando desde épocas muy antiguas y en muy diversas partes del mundo. En la península Ibérica ya era practicado en época pre-romana y se encuentra en un tahalí y un cetro hallados en el yacimiento de Pintia, e íberos según la empuñadura de la falcata de Almedinilla, Córdoba.

En Toledo se ha desarrollado una muy importante industria de esta artesanía, también conocida como Oro de Toledo. Sirve como seña identificativa de la ciudad. Durante las últimas décadas la producción ha pasado de ser mayoritariamente artesanal a industrializarse, dado el nivel de producción que se realiza y se comercializa.

Sin embargo, todavía muchas tiendas ofrecen productos artesanos, damasquinados a mano con la tradición de antaño.

La calidad del damasquinado a mano es muy superior a la elaborada de forma industrial, pues en esta última el proceso es similar a un estampado del dibujo sobre el acero, mientras que en la manual se realiza incrustando los materiales preciosos en el hierro o acero a golpe de martillo siguiendo el boceto previamente dibujado en la pieza.

El damasquinado toledano mantiene los diseños tradicionales, donde predominan los motivos geométricos y renacentistas que se vende como souvenir.

En Toledo también se realizan bellas espadas en acero Toledano damasquinado y con la artesanía propia.

Los Damasquinados de Toledo suelen diferenciarse según sus acabados, que pueden ser:

Renacentistas: flores y pájaros.
Árabes: dibujos geométricos basados en la tradición musulmana.
Referidos al Escudo de Toledo.
Referidos al Quijote de la Mancha
Basados en escenas taurinas.
Escenas de baile típicamente andaluz.
Diseños de Vírgenes.
Diseños con la Giralda de Sevilla.
Diseños referidos a Cristo.
Cáliz (solo en las cruces).
Diseños con la Catedral de Toledo.
Diseños Hebreos.

VER MÁS DAMASQUINADO TOLEDANO

Pastilleros Damasquinados

El pastillero es un estuche o caja pequeña para guardar las pastillas de los medicamentos. Estos pastilleros son muy útiles, especialmente cuando viajamos o cuando estamos fuera de casa.

Podemos llevarlos con facilidad en la cartera, en el bolso o en el bolsillo y así no olvidaremos tomar la medicina a la hora indicada. El pastillero puede ser un estuche precioso y elegante, que nos ayude a tener un objeto con un toque de distinción. Los pastilleros damasquinados son muy bellos en sus diseños, durables, cómodos, prácticos y exclusivos.

El damasquinado es un trabajo de artesanía que consiste en la realización de figuras y dibujos mediante la incrustación de hilos y láminas de oro y plata en acero o hierro, normalmente pavonado. El nombre hace referencia a la ciudad siria de Damasco. En Toledo se ha desarrollado una muy importante industria de esta artesanía, también conocida como Oro de Toledo. Sirve como seña de identidad de la ciudad.

Durante las últimas décadas la producción ha pasado de ser mayoritariamente artesanal a industrializarse, dado el nivel de producción que se realiza y se comercializa. Sin embargo, todavía muchas tiendas ofrecen productos artesanos, damasquinados a mano con la tradición de antaño. La calidad del damasquinado a mano es muy superior a la elaborada de forma industrial, pues en esta última el proceso es similar a un estampado del dibujo sobre el acero, mientras que en la manual se realiza incrustando los materiales preciosos en el hierro o acero a golpe de martillo siguiendo el boceto previamente dibujado en la pieza.

VER MÁS PASTILLEROS DAMASQUINADOS

VER MÁS DAMASQUINADO TOLEDANO