Castillo de Consuegra

El castillo de la Muela es un castillo situado en el municipio de Consuegra (Provincia de Toledo, España) y es uno de los mejor conservados de toda Castilla-La Mancha. El castillo es mencionado en la Estoria de España de Alfonso X el Sabio (siglo XIII), donde se comenta que este pertenecía, en tiempos de los visigodos, al conde don Julián, al que define Alfonso X como “heredero en el castiello de Consuegra”.

Es posible que la primera reconstrucción del castillo fuera realizada por Almanzor, en el siglo X, época del dominio musulmán de las comarcas cercanas. En 1097, Al-Mu’tamid lo cedió a Alfonso VI, por pacto matrimonial, ya que el rey se casaría con la princesa sevillana Zaida. El castillo se consiguió sin guerra pero poco duró la ocupación cristiana porque, en agosto del mismo año, Alfonso VI perdió la fortaleza tras ser derrotado por los árabes en la batalla de Consuegra, en la que murió peleando contra los almorávides Diego Rodríguez, el único hijo varón del Cid Campeador.

El castillo fue recuperado finalmente por los cristianos en el siglo XII, siendo reconstruido por los Caballeros Hospitalarios en este mismo siglo, y también en el siguiente siglo XIII. Alfonso VII entregó el castillo, la localidad y su entorno a la Orden de San Juan de Jerusalén, en 1183 que estableció en Consuegra la capital de su priorato de La Mancha, y dio forma al actual castillo. De ahí que su aspecto definitivo se asemeje al de tantos castillos medievales europeos.

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL

Figuras de Don Quijote y Sancho Panza

Don Quijote, de La Mancha, pero patrimonio de toda la humanidad, dio vida a uno de los libros más traducidos, que empezó  sus andanzas por el mundo en el año 1605 y desde entonces no cesó de atraer a nuevos lectores tanto por la variedad de sus personajes como por su sencillez y sentido del humor. Las figuras representan al hidalgo y a su compañero en los momentos más importantes de la novela y los reflejan perfectamente en su facetas graciosas, de aventureros o de hombres que aman, en el caso de El Quijote, etc.

Sujetalibros Don Quijote y Sancho Panza

El autor

Muchos de los conocedores de la novela de Cervantes y de la época afirman que el mismo autor se convierte en Alonso Quijano, para luchar de alguna manera contra la incomprensión de sus seres queridos y contra las imperfecciones de una sociedad que le ahogaba. Como las numerosas críticas que recibió la novela y Don Quijote, algunos le llamaban “loco, pero gracioso” o “valiente, pero desgraciado”, las figuras pretender resucitar, diría su escudero la personalidad del “Caballero de la triste figura”. Para la confección de cada pieza, se utiliza la resina, en algunas la madera y en otras el acabado en bronce, en función del momento representado.

Don Quijote, figura del personaje más famoso de Cervantes

La idea

Impulsado por su pasión por los libros de caballería, Alonso Quijano el Bueno decide iniciar el viaje que le iba a descubrir el maravilloso mundo de las aventuras. Le acompaña su fiel Sancho Panza, un hombre sensato, pero por fortuna, acaba tomando partido por la causa de su amo, creyendo que puede hacer cosas que no son posibles.

La diferencia entre los dos, al principio de la novela, es muy importante, Quijote es un hombre culto, soñador, emprendedor, mientras que el labrador no sabe ni leer, pero su experiencia, el hecho de no ser un cobarde y defender a su amo, hacen que las dos personalidades se complementen.

Espada de Don Quijote de La Mancha
Espada de Don Quijote de La Mancha

Cuando uno está a punto de rendirse y abandonar el viaje, el otro le apoya y anima para seguir. La figura de Don Quijote y Sancho Panza se presenta como tema principal del libro, el viaje, el caballero con la mano levantada, abriendo nuevos caminos junto su escudero.

Figura de Don Quijote y Sancho Panza cabalgando

El personaje

Don Quijote, de complexión delgada y rostro enjuto, como símbolo, representa al hombre corriente en búsqueda de un ideal, de un mundo invisible y, a pesar de que el propósito del viaje se queda inalcanzable, la idea de conseguirlo permanece activa hasta el final.

Cada figura recibe el toque del personaje que representa, por ejemplo, en algunas podemos reconocer al Quijote listo para luchar, aunque débil y sin muchos recursos para enfrentarse a los gigantes, pero con la ilusión de cumplir con las tareas dignas de un verdadero caballero.

Figura de Don Quijote a caballo

Finalmente, aunque “”las cosas no son lo que parecen”, es obvio que la obra escrita por Cervantes hace más de cuatro siglos, es la más destacada de la literatura española, con una influencia abrumadora sobre la narrativa europea posterior.

VER MÁS FIGURAS DE DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA

Colecciona las más bellas miniaturas de guerreros antiguos

Coleccionar miniaturas de guerreros antiguos es una pasión para muchas personas. Hay colecciones con figuras de guerreros antiguos de todas las calidades y precios y hay coleccionistas que sólo coleccionan las más bellas y elegantes piezas que son verdaderas joyas de arte. Todos sabemos que a más calidad, más precio.

Miniatura caballero templario a caballo

Si usted desea coleccionar preciosas miniaturas de guerreros antiguos, auténticas maravillas artísticas del pasado con su historia y su belleza, o ya las colecciona, sabe que se trata de una colección básicamente cultural e histórica que nos trae a la memoria grandes gestas militares y de combate que exigían de estos guerreros valentía y muchas virtudes como la lealtad, la disciplina y la fortaleza, ya que luchaban por objetivos nobles.

Miniatura Caballeros de la Mesa Redonda

Las personas, en general, somos coleccionistas de algo. El tipo de coleccionismo que se elige obedece a la afición y al desarrollo cultural de cada persona. Coleccionar es un arte que nos enseña a discernir qué elegir y qué rechazar para nuestra colección. Coleccionar requiere entusiasmo e ilusión.

MINIATURA ARTESANAL DE CABALLERO CON CAPA ROJA A CABALLO

Generalmente se comienza acumulando cuantitativamente objetos del mismo tipo y poco a poco se le va dando identidad a la colección, queriendo conocer el origen e historia de cada pieza.

Miniatura de caballero templario luchando

El verdadero coleccionismo debe aportar placer estético e investigación histórica y cultural.

Miniatura de Don Quijote y Sancho Panza

Para nuestra colección de miniaturas de guerreros antiguos encontramos preciosas piezas, en varios materiales, colores y tamaños (dentro de lo pequeño), de guerreros medievales como caballeros nobles, los templarios; también guerreros griegos, espartanos, romanos, egipcios, vikingos, árabes, etc.

Miniatura de guerrero espartano

Y también de personajes históricos como reyes y príncipes y otros de la literatura como Don Quijote de La Mancha, etc.

Miniatura de guerrero vikingo

VER MÁS MINIATURAS DE GUERREROS ANTIGUOS

VER MÁS MINIATURAS DE PERSONAJES HISTÓRICOS

VER OTRAS PRECIOSAS MINIATURAS PARA COLECCIONAR