Miniaturas de escudos medievales

Los escudos se han desarrollado para proteger a los caballeros y soldados de los golpes directos, pero al mismo tiempo, se utilizaban como armas. En sus prácticas, a los luchadores se les exigía manejar tanto las espadas o las armas que les correspondía, como el escudo, para aumentar las habilidades, la fuerza y agilidad en el combate.

Miniescudo Ricardo Corazón de León

En la mayoría de las ocasiones el escudo estaba decorado con símbolos (emblema de su familia, de la orden a la que pertenecía o de su rey), para reconocer al caballero, puesto que en los torneos y en los enfrentamientos, su armadura incluía una visera que le cubría el rostro; el reconocimiento rápido en el campo de batalla era fundamental y los colores predominantes eran el amarillo, rojo, blanco, negro y azul y, en general, se presentaban en tres formas diferentes: triangular, redondo u ovalado.

Miniatura Escudo medieval de Toledo

Escudo con el Símbolo de Toledo

Altura: 29 cms.

Ancho: 21,5 cms.

Lugar de fabricación: Toledo (España)

Material: Madera

La confección del escudo medieval se realizaba con materiales de acuerdo con el estilo de combate y las armas usadas por el propietario, factores esenciales para determinar el peso y el diseño del mismo. Los más populares eran la madera, el metal y las pieles de animales.

Mini escudo Príncipe Negro - Miniaturas de escudos medievales

Las miniaturas de escudos están destinadas a ser utilizadas como piezas de decoración con la ventaja de que no son artículos que se vean de forma habitual como las fotografías o los cuadros, además, ayudan a crear una apariencia inédita, atraen las miradas y pueden ser interesantes temas de conversación. Los escudos hablan de la historia de los caballeros, de sus armas y sus guerras, de sus leyes y costumbres en la lucha. Uno de los símbolos más conocidos es el de los templarios.

Escudo Templarios Miniatura

Escudo Símbolo Templarios

Altura: 29 cms.

Ancho: 21,5 cms.

Lugar de fabricación: Toledo (España)

Material: Madera

Con tan solo ver la cruz de los templarios y a los dos caballeros montados sobre una cabalgadura, ya sabemos quienes eran, la vida que llevaron, como luchaban y qué defendían. Para entrar en la orden, los hombres debían escuchar, conocer y aceptar las reglas; había una ceremonia de iniciación en la que los aspirantes vestían una túnica blanca y El Maestre enviaba a dos caballeros para preguntarles: su nombre, porque desean entrar en La Orden, si conocen las reglas y si están dispuestos a entrar en La Orden. Seguidamente, los candidatos afirmaban que entendían las durezas de la Orden y que deseaban ser esclavos y ciervos de ella.

Miniescudo El Cid

Esta orden es una de las más conocida de todas que existieron, tanto por la valentía de sus caballeros, como por el espíritu innovador de sus miembros; apostaban por la educación y la investigación y toleraban otras religiones, razón por la que el Papa Clemente decidió en 1312 que el fin de los templarios había llegado.

Miniescudo Príncipe Negro

A través de las miniaturas podemos expresar el gusto por la historia, sobre todo por la época medieval, que es la que más datos nos ha dejado en materia de cultura, gente, política, etc. Como objetos de decoración encajan perfectamente en cuartos o bodegas, imprescindibles para obtener el toque medieval; para completar la decoración, se pueden añadir distintas colecciones de cascos medievales, personajes históricos,  miniaturas de guerreros o de espadas.

Miniatura Escudo medieval

VER MAS MINIATURAS DE ESCUDOS MEDIEVALES

VER OTRAS PRECIOSAS MINIATURAS MEDIEVALES

¿Quiénes fueron los Caballeros Templarios?

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, o también conocida como los Caballeros Templarios o la Orden del Temple fue una de las más famosas órdenes militares cristianas. La orden del Temple fue aprobada oficialmente por la Iglesia Católica Romana en torno a 1129, y se convirtió en una obra de caridad a favor de toda la cristiandad y creció rápidamente en la composición y el poder.

Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo
Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo

Los caballeros templarios se encontraban entre las unidades más cualificados de lucha de las Cruzadas. Los miembros no combatientes de la Orden lograron una gran infraestructura económica en toda la cristiandad, innovando técnicas financieras que fueron una forma temprana de la banca, y la construcción de muchas fortificaciones en toda Europa y Tierra Santa.

Casco templario con cruz frontal y lateral

La Orden se creó debido a los muchos ataques de los bandidos que  abundaban y asesinaban a los  peregrinos de manera rutinaria, a veces por centenares, que trataban de hacer el viaje desde la costa en Jaffa en la Tierra Santa.

Miniatura de caballero templario luchando

Alrededor de 1119, dos veteranos de la Primera Cruzada, los franceses Hugues de Payens y Godofredo de Saint-Omer, propusieron la creación de una orden monástica para la protección de estos peregrinos. El rey Balduino II de Jerusalén estaba de acuerdo, y les dio espacio para una sede en el Monte del Templo.

MINIATURA ARTESANAL DE CABALLERO TEMPLARIO CON ARMADURA A CABALLO - ¿Quiénes fueron los Caballeros Templarios?

La Orden, con cerca de nueve caballeros, tenía pocos recursos financieros y se basó en donaciones para sobrevivir. Su emblema era de dos caballeros montados en un solo caballo, haciendo hincapié en la pobreza de la Orden. Esta situación de pobreza no duro mucho ya que tenían un poderoso defensor en San Bernardo de Claraval, uno de los principales figuras la Iglesia y un sobrino de André de Montbard. Él habló y escribió convincente en su nombre, y en 1129 en el Concilio de Troyes, la Orden fue aprobado oficialmente por la Iglesia.

huella-historica-sello-templario

Otro beneficio importante se produjo en 1139, cuando el Papa Inocencio II decidió que la Orden quedara exenta de la obediencia a las leyes locales. Esta decisión significa que los templarios podían pasar libremente a través de todas las fronteras, no estaban obligados a pagar impuestos, y estaban exentos de toda autoridad excepto la del Papa.

Espada de los Templarios en Plata
Espada de los Templarios en Plata

Con su misión clara y con amplios recursos, la Orden creció rápidamente. Los Templarios eran a menudo la fuerza de avance en las batallas clave de las Cruzadas, y una de las victorias más famosa fue en 1177 durante la Batalla de Montgisard, donde unos 500 caballeros templarios ayudaron a derrotar al ejército de Saladino de más de 26.000 soldados.

Colgante Templario Non Nobis Domine

Sobre la base de esta mezcla de donaciones y tratar de negocios, los templarios establecieron redes financieras en el conjunto de la cristiandad. Ellos adquirieron grandes extensiones de tierra, tanto en Europa y Oriente Medio, y construyeron iglesias y castillos, que fueron dedicados a la fabricación, importación y exportación, tenían su propia flota de barcos. Podría decirse que la Orden de los Caballeros Templarios fue primera empresa multinacional del mundo.

Escudo templario con la característica cruz de malta impresa

La Orden permaneció durante casi 2 siglos. En la mitad del siglo 12, la marea comenzó a cambiar en las Cruzadas. El mundo musulmán se ha vuelto más unido con líderes eficaces como Saladino, y la discordia surgió entre facciones cristianas y sobre la Tierra Santa. Los Caballeros Templarios estuvieron ocasionalmente en desacuerdo con las otras dos órdenes militares cristianas, los Caballeros Hospitalarios y los Caballeros Teutónicos, y las disputas internas debilitaron las posiciones cristianas, política y militarmente. Jerusalén fue capturada por las fuerzas de Saladino en 1187. Los cruzados volvieron a tomar la ciudad en 1229, sin la ayuda del Temple, pero sostuvo que sólo brevemente. En 1244, los turcos Khwarezmi volvieron a Jerusalén, y la ciudad no volvió al control occidental hasta 1917.

Anillo Caballeros Templarios

El final de la Orden se produjo cuando el último Gran Maestre, Fray Jacques de Molay se negó a aceptar el proyecto de fusión de las órdenes militares bajo un único rey soltero o viudo, a pesar de las presiones del Papa. El 6 de junio de 1306 fue llamado a Poitiers por el Papa Clemente V para un último intento, tras cuyo fracaso, el destino de la Orden quedó sellado. Después del acoso de Felipe, el Papa Clemente V luego emitió la bula papal Pastoralis Praeeminentiae el 22 de noviembre de 1307, que encomienda a todos los reyes cristianos en Europa para detener a todos los templarios y apoderarse de sus bienes.

Llaveros templarios

Con Felipe amenazando con acciones militares al menos que el Papa cumpla con sus deseos, el Papa ClementeV finalmente accedió a disolver la Orden, citando el escándalo público que se había generado por las confesiones. En el Concilio de Vienne en 1312, publicó una serie de bulas papales, incluyendo Vox in excelso, que oficialmente disolvió la Orden. En cuanto a los líderes de la Orden, las personas mayores Gran Maestro Jacques de Molay, que había confesado bajo tortura, se retractó de su declaración. Su compañero Godofredo de Charney, preceptor de Normandía, siguió el ejemplo de Molay e insistió en su inocencia. Ambos hombres fueron declarados culpables de ser herejes, y fueron condenados a ser quemados en la hoguera en París el 18 de marzo 1314. Con el último de los líderes de la Orden muerto, los Templarios restantes en toda Europa fueron arrestados y juzgados en virtud de la investigación del Papa.

Espada templaria damasquinada

Para acabar nos vamos a quedar con una frase famosa de Bernardo de Claraval, que afirmaba “Un caballero templario es realmente un caballero valiente y seguro en todas partes, porque su alma está protegida por la armadura de la fe, al igual que su cuerpo está protegido por la armadura de acero. Por lo tanto es doblemente armado, y no hay que temer ni a los demonios ni a los hombres.”

MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR
MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR

VER PRODUCTOS TEMPLARIOS

VER MAS TEMÁTICA TEMPLARIA

VER ESPADAS TEMPLARIAS

Escudos Templarios

Si hay algo que caracteriza los escudos templarios es la figura de la cruz de los caballeros de malta, cruz paté, que no puede faltar en el diseño de cualquier escudo templario que se precie. Otro detalle que suele ilustrar la decoración de estos escudos son los caballeros templarios montando su caballo o los diferentes escudos de armas de los señores templarios.

Escudo templario con la característica cruz de malta impresa

En cuanto a los materiales que se suelen usar para estos escudos destacamos la madera, cuero, cartón, latón, zamak … Dependiendo el uso que le vayamos a dar al escudo templario será importante conocer el tipo de agarre que tiene en su parte posterior. Los escudos decorativos suelen llevar algún enganche para poder ser colgarlos en la pared, algunos incluso llevan enganches para cruzar armas medievales como alabardas o espadas, a diferencia de los funcionales que suelen llevar cinchas de cuero para poder adaptarlas al brazo, además de ser menos pesados, llevar reforzados los vértices y ser la mayoría fabricados en madera o algún material más ligero.

Escudo templario
Escudo templario decorativo en metal

Este precioso escudo templario funcional diseñado expresamente para la lucha real. Fabricado en madera de roble laminada, forrado con 6 capas de lienzo y acabados con pintura acrílica.

Escudo templario funcional

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, comúnmente conocida como los Caballeros Templarios o la Orden del Temple fue una de las más famosas órdenes militares cristianas. Esta organización se mantuvo activa durante poco menos de dos siglos. Fue fundada en 1118 o 1119 por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payens tras la Primera Cruzada.

Escudos templarios
Escudos templarios con la cruz de malta como símbolo común

Su propósito original era proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalén tras su conquista. Fueron reconocidos por el Patriarca Latino de Jerusalén, Gormond de Picquigny, el cual les dio como regla la de los canónigos agustinos del Santo Sepulcro.

Escudo Templario

VER MAS ESCUDOS TEMPLARIOS
VER COLECCION DE OBJETOS TEMPLARIOS
VER OTROS ESCUDOS DE ÉPOCA