Castillo de Aínza

El castillo de Aínsa, declarado Bien de Interés Cultural, está situado en el extremo oeste de la plaza mayor de la villa de Aínsa, localidad pirenaica aragonesa situada en la comarca de Sobrarbe, en la confluencia de los ríos Ara y Cinca. La primera fase del Castillo de Aínsa data del siglo XI, época en que se reorganiza la frontera meridional de Sobrarbe, fortificándose numerosos puntos frente a los territorios de dominación musulmana.

CASTILLO DE AÍNSA

El cúmulo de fases constructivas (principalmente el siglo XI y el XVII) han dado como resultado un recinto defensivo complejo. El castillo de Ainsa está concebido como un recinto unitario, dando homogeneidad y aprovechando todos los restos de fases constructivas anteriores. Se aprecian pues restos de la original fortificación medieval levantada en el siglo XI.

CASTILLO AÍNSA

La parte más antigua es la Torre del Homenaje, construida sobre restos árabes en el s XI y rodeada de un recinto amurallado donde se refugiaban los habitantes de la villa en caso de peligro.

AÍNSA

Todos los años pares, durante el primer fin de semana de septiembre, coincidiendo con la representación de La Morisma, tiene lugar en las calles del casco histórico de Aínsa un evento singular que nos traslada en el tiempo 600 años atrás: el Mercado Medieval. El trazado de las calles, la singularidad de los edificios, la decoración, las paradas de los artesanos, la ambientación teatral, la música en vivo hacen que pasear por las calles de Aínsa se convierta en un viaje al pasado. Más de 40 artesanos se dan cita durante dos días en las calles y plazas de la Villa, exponen sus productos y realizan demostraciones de los procesos de elaboración.

VILLA DE AINSA

La Morisma, tal como se conoce y representa hoy día, puede considerarse como un espectáculo popular dramatizado que conmemora un acontecimiento muy antiguo, legendario o histórico ocurrido en la Villa de Aínsa. Se trata de un espectáculo que se desarrolla en un espacio amplio y arquitectónicamente hermoso como es la Plaza Mayor. Participa el pueblo de Aínsa masivamente y de acuerdo con una acción programada en un texto escrito (recitado) de antigua tradición popular. Ese texto contiene una progresión dramática nacida de la confrontación dialéctica de dos partes enfrentadas: Los Moros y los Cristianos. Conmemora la batalla ocurrida en las inmediaciones de la Villa en el siglo VIII entre el rey Garci Ximeno y Los Moros de Aínsa con el desenlace favorable para el cristiano gracias a la milagrosa aparición de la cruz ardiente sobre una carrasca.

VER PRECIOSOS OBJETOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL