Cáliz decorativo de los Caballeros Templarios

Varias leyendas antiguas se refieren al Santo Grial como el cáliz usado por Jesucristo en la Última Cena. La relación entre el Grial, el Cáliz y José de Arimatea procede de la obra de Robert de Boron conocida como “Joseph d’Arimathie”, publicada en el siglo XII. Según este relato, Jesús, ya resucitado, se aparece a José para entregarle el Grial y ordenarle que lo lleve a la isla de Britania.

Cáliz Caballeros Templarios

Siguiendo esta tradición, autores posteriores cuentan que el mismo José usó el cáliz para recoger la sangre y el agua emanadas de la herida abierta por la lanza del centurión en el costado de Cristo y que, más tarde, en Britania, estableció una dinastía de guardianes para mantenerlo a salvo y escondido. La búsqueda del Santo Grial es un importante elemento en las historias relacionadas con el Rey Arturo (el Ciclo Artúrico o Materia de Bretaña) donde se combinan la tradición cristiana con antiguos mitos celtas referidos a un caldero divino.

Cáliz Caballeros Templarios1

El primer autor en mencionar al Grial es, entre 1181 y 1191, el poeta Chrétien de Troyes en su narración Perceval —también llamada Le Conte du Graal—. La obra, presentada como tomada de un libro antiguo, habla de la visita de Perceval —quien aspira a ser caballero del Rey Arturo— al castillo del Rey Pescador, en el cual le es mostrado un grial. A partir de este momento, los textos se concentran en dos historias diferentes. Por un lado, las relacionadas con la búsqueda del Santo Grial, emprendidas por los caballeros del Rey Arturo, y, por el otro, las que relatan la propia historia del Grial desde los tiempos de José de Arimatea.

Cáliz Caballeros Templarios2

Según la Vulgata, el cáliz habría pertenecido al servicio de mesa de José de Arimatea, un rico comerciante judío, quien según la tradición organizó la Última Cena. José de Arimatea habría solicitado a Poncio Pilatos que se le entregara el cuerpo de Jesús (a quien hizo enterrar en una tumba de su propiedad) y la lanza con que fue herido (que quedó en su poder, junto con la copa). Como José era un próspero comerciante, en un viaje de negocios habría llegado hasta Albión (antiguo nombre de Gran Bretaña) y estableció su residencia en ella, levantando una capilla en Glastonbury.

Cáliz Caballeros Templarios4

Al morir José, los poemas aseguran que se tomaron recaudos para custodiar las reliquias, nombrándose un caballero para tal fin. Siendo Sir Pelles el guardián del Grial, otro caballero Sir Balin el Salvaje, quiso robarlo junto con las demás reliquias; ambos se batieron en una justa pero, al perder su espada, Sir Balin tomó la lanza sagrada e hirió a Pelles; inmediatamente el castillo se derrumbó debido a la profanación. El Grial, entonces, desapareció de la vista de los hombres hasta que un caballero puro de corazón las encontrara. Finalmente sir Galahad, el más santo de los caballeros de la Mesa Redonda, halló el cáliz. Al morir, según los relatos del ciclo, el Grial fue llevado junto al caballero al Reino Celestial.

Cáliz Caballeros Templarios3

En la antigua sala capitular, hoy Capilla del Santo Cáliz de la Catedral de Valencia, se conserva un cáliz que la tradición aragonesa identifica con el Santo Grial. Consta de una copa de calcedonia (piedra semipreciosa) de 7 cm de altura y 9,5 de diámetro, y un pie con asas añadido posteriormente. El arqueólogo Antonio Beltrán ha fechado la copa superior en torno al cambio de era (siglo I), labrada en un taller oriental de Egipto, de Siria o de la propia Palestina, por lo que pudo estar en la mesa de la Santa Cena.

Fondo Cáliz Caballeros Templarios

Los dos Papas que han visitado la ciudad de Valencia (Juan Pablo II y Benedicto XVI), han usado este cáliz en las Eucaristías multitudinarias de sus visitas. La Iglesia no se ha pronunciado sobre la autenticidad de esta reliquia.

VER CÁLICES DECORATIVOS DE LOS CABALLEROS TEMPLARIOS

VER OTROS COMPLEMENTOS MEDIEVALES

VER MÁS ARTÍCULOS DE LOS TEMPLARIOS

Espadas de Cine

Forman parte de las espadas fantásticas, de esas armas blancas que surgen del diseño y están hechas expresamente para las películas y que se acaban convirtiendo en leyendas vivas y productos oficiales codiciados por coleccionistas y frikies.

Espada Oficial El Zorro

Hablamos de las Espadas de películas como Conan, la protagonizada por Arnold Schwarzeneger, Peter Pan, Xena; la princesa guerrera, Hércules, El Zorro, Braveheart con Mel Gibson, la Excálibur del Rey Arturo, Batman, Gladiator, Los Inmortales, Alejandro Magno, el Cid Campeador, la Guerra de las Galaxias o el Señor De Los Anillos …

Katana Espíritu del Último Samurái

Los ingenieros del séptimo arte agudizan su ingenio para mostrarnos las más intrépidas y originales armas convertidas en espadas. En ocasiones fantásticos ingenios que se encargan de atraer consecuentemente la atención de los tele espectadores en cada momento.

Espada Peter Pan

Algunas de estas espadas se fabrican en Toledo (España). No en vano todos sabemos que es la cuna del buen acero y del buen temple que siempre le ha caracterizado.

Sable Pirata

Cuchillos de Légolas

La nueva Atlantean de Conan 

VER MAS ESPADAS DE PELÍCULAS