Casco Maltese

Los valientes soldados y caballeros malteses iban ataviados con vistosos y coloridos uniformes de los siglos XVI y XVII, llenos de elegancia y majestuosidad. Malta formó parte de la Corona de Aragón junto a las tierras sicilianas en el Siglo XIII. Es por esto, quizá, que el casco maltese tenga alguna semejanza con el casco de los conquistadores españoles.

Casco Maltese

En el Siglo XVI, mientras Malta pertenecía a la corona española, el Rey Carlos I de España y V de Alemania dejó el archipiélago bajo el gobierno de los Caballeros Hospitalarios, en lo que se conocía como la Orden de San Juan de Jerusalén, hoy en día estos caballeros son conocidos como la Orden de Malta. A partir del Siglo XVI su trabajo es importante, ya que Malta se empieza a ver en la encrucijada de caminos que divide las diferentes civilizaciones que trataban de hacerse con la hegemonía europea.

Los turcos asediaron la isla en 1565 sin poder entrar, ya que los Caballeros Hospitalarios, ya denominados como la Orden de Malta, se lo impidieron conjuntamente con la armada española. Los turcos perdieron y años más tarde en la Batalla de Lepanto cayeron definitivamente.

Casco Maltese parte potserior

1283-1530: La corona de Aragón gobierna Malta y Sicilia.
1427: El rey Alfonso incorpora Malta a la Corona de Aragón (Reino de Sicilia), aboliendo el Condado de Malta, y promete que nunca entregará Malta como feudo a un tercero.
1530: En un esfuerzo por proteger Roma de la invasión turca, el rey de Sicilia Carlos V, Emperador del Sacro Imperio Romano, cede la isla de Malta a los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén como feudo a perpetuidad, poniendo fin a cuatro siglos de dominio sobre el Reino de Sicilia.

VER CASCOS HISTÓRICOS

Castillo de San Juan, en Blanes

El castillo de San Juan (en catalán, castell de Sant Joan) es una fortificación española situada en la cima del cerro San Juan en Blanes (Gerona). Desde allí, a 180 metros de altitud, se puede contemplar una vista de la ciudad y la comarca de la Selva y, por el sur, en los días despejados, se puede llegar a divisar la silueta del monte Montjuic en Barcelona. Es uno de los principales puntos turísticos de la Costa Brava Catalana.

CASTILLO SAN JUAN BLANES

El castillo fue construido por orden de Grau de Cabrera a mediados del siglo XIII sobre una fortificación existente. En el siglo XVI se levantó una torre de vigilancia para dominar la panorámica y atalayar a corsarios y piratas bárbaros del Mediterráneo. Luego fue vendido a Francesc Montcada, conde de Aitona.

CASTILLO SANT JOAN BLANES

El Castillo de Sant Joan, también denominado Castillo de Forcadell, está documentado en el año 1002, se conserva la torre de defensa, de unos 15 metros de altura por 8 metros de diámetro exterior, y un fragmento de la muralla. Como muchos otros castillos de la costa en la época, originalmente fue construido como edificio de defensa, especialmente ante los ataques procedentes por mar, y más en concreto de los piratas.

CASTILLO SANT JOAN

Ya en el siglo XIV formó además parte del conjunto de castillos y fortificaciones que, con el objetivo de defender Barcelona por el norte, se podían comunicar en linea (mediante señales sonoras o de humo) hasta llegar a la ciudad condal. A este grupo de castillos se les denominó linea de la Tordera (en referencia al río que los cruza).

TORRE CASTILLO SAN JUAN BLANES

La torre se divisa desde prácticamente cualquier punto de Blanes, y su acceso por carretera permite además contemplar una preciosa vista de la villa, de sus playas y del mar a nuestros pies. La misma montaña también acoge la Ermita de Sant Joan, la cual por falta de espacio se edificó fuera del recinto fortificado, probablemente en el s.XIII.

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL

Castillo de Consuegra

El castillo de la Muela es un castillo situado en el municipio de Consuegra (Provincia de Toledo, España) y es uno de los mejor conservados de toda Castilla-La Mancha. El castillo es mencionado en la Estoria de España de Alfonso X el Sabio (siglo XIII), donde se comenta que este pertenecía, en tiempos de los visigodos, al conde don Julián, al que define Alfonso X como “heredero en el castiello de Consuegra”.

Es posible que la primera reconstrucción del castillo fuera realizada por Almanzor, en el siglo X, época del dominio musulmán de las comarcas cercanas. En 1097, Al-Mu’tamid lo cedió a Alfonso VI, por pacto matrimonial, ya que el rey se casaría con la princesa sevillana Zaida. El castillo se consiguió sin guerra pero poco duró la ocupación cristiana porque, en agosto del mismo año, Alfonso VI perdió la fortaleza tras ser derrotado por los árabes en la batalla de Consuegra, en la que murió peleando contra los almorávides Diego Rodríguez, el único hijo varón del Cid Campeador.

El castillo fue recuperado finalmente por los cristianos en el siglo XII, siendo reconstruido por los Caballeros Hospitalarios en este mismo siglo, y también en el siguiente siglo XIII. Alfonso VII entregó el castillo, la localidad y su entorno a la Orden de San Juan de Jerusalén, en 1183 que estableció en Consuegra la capital de su priorato de La Mancha, y dio forma al actual castillo. De ahí que su aspecto definitivo se asemeje al de tantos castillos medievales europeos.

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL