Gorros de época

El gorro es una prenda que se usa para cubrir, abrigar o adornar la cabeza. Los gorros no tienen visera ni alas a su alrededor como sí la tienen los sombreros. El gorro es muy antiguo, los egipcios lo llamaban cofia y los griegos frigio. El gorro de piel es originario del Norte, donde probablemente lo utilizaron los vikingos.

En los primeros tiempos de la Edad Media, el gorro era parte del traje sencillo. En España lo trajeron los visigodos, solían ser unos gorros o bonetes de piel.

Cuando en el siglo VI se hizo la fusión de nuevos usos con las tradiciones romanas fue muy común una forma de gorro puntiagudo semejante al frigio para los hombres pues las mujeres llevaban velo flotante o capucha.

Durante el siglo IX, los gorros al estilo frigio y los bonetes alternaban con los capuchones en el traje de los donceles.

En el siglo X, se habla de capillos y pilos y por aquel mismo tiempo los monjes llevaban en invierno por licencia de sus estatutos cogullas, capillas y gorras de piel.

En los siglos XI y XII, en Francia, se llevaba un casquete semiesférico sin reborde junto con un sombrero semejante al pétaso.

Por este mismo tiempo, las españolas llevaban una especie de gorro alto y de tela rizada del tipo de las cofias usadas en el siglo X. Los hombres llevaban capillas, almuzas, birretes y bonetes encasquetados que debían ser de la misma forma a los ya indicados en Francia.

Las mujeres también solían llevar tocados con redecillas acompañados de una diadema para adornar su cabeza y como complemento de sus trajes.

En el siglo XV, en Francia se generalizó más el sombrero entre los gentiles-hombres y burgueses ricos. Los altos bonetes fueron imitados por las mujeres en un tocado que llegó a transformarse en verdadero cucurucho. El bonete, gorro de forma cónica, se usó bastante en España e Italia.

En el siglo XVI se empieza a usar más la gorra con algo de vuelo con alas, dando origen al sombrero. La preponderancia del sombrero desterró por completo el gorro del traje de la nobleza y de las personas acomodadas y desde entonces el sombrero se ha convertido en una prenda imprescindible en el vestuario del hombre y la mujer actual.

VER MÁS GORROS, SOMBREROS Y CRESPINAS DE ÉPOCA

VER OTROS COMPLEMENTOS DE ÉPOCA

Ropa Medieval de Invierno

En las estaciones invernales los seres humanos de todas las épocas nos hemos preocupado por vestirnos adecuadamente para protegernos del frío intenso. Hoy y antiguamente es una necesidad vital protegernos de las inclemencias del tiempo a través de una adecuada vestimenta de invierno. En la época medieval sabían hacerlo a través del uso de capas y capuchas medievales, gambesones y pieles de animales tratadas según la usanza.

Las sociedades del medioevo se encontraban estratificadas y la vestimenta era un factor determinante para clasificar a las personas por estratos sociales según sus ropajes y manera de vestir.

La lana y las pieles baratas para el abrigo, constituían el ropaje de los siervos y campesinos. Los colores quedaban reducidos a las tinturas de más fácil y barata elaboración, obviamente estos colores variaban sutilmente dependiendo de la zona donde se encontraran. Entre los pobres abundaban los colores naturales de las telas, gris y marrón.

Los más afortunados que gozaban de mayores privilegios sociales y económicos, vivían en un mundo más colorido, donde la ropa era generalmente más larga y brillante.

El gambesón era una “chaqueta” acolchada de mangas largas que protegía el torso del cuello hasta la cadera por delante y por detrás.

El gambesón se ajustaba delante a través de correas o cintas de algodón. Las mangas se podían quitar fácilmente desabrochando los cordones.

El lino era más apropiado para las ropas de los más pobres, mientras que la seda era el tejido que empleaban los más poderosos, engarzada y bordada con oro, a menudo con forros de pieles exóticas, incluyendo raras importaciones del África o del Medio Oriente, pero el zorro, el lobo y en las regiones más frías el oso parecen haber sido las más populares.

El manto o la capa era símbolo de status, y no sólo para protegerse del frío. Los mantos oscuros simbolizaban que la persona atravesaba un período de duelo. Se desarrollaron una gran variedad de mantos, que podían ser mobatana (forrados de pieles), barragán (lana), y alifafe (hecho de diferentes pieles). Pieles comunes eran las de comadreja, conejo y cordero.

Un estilo peculiarmente español, que probablemente tiene su origen en la paenula romana, era completamente cerrado, más corto por detrás que por delante, y con una banda decorando el borde inferior delantero. Otro estilo tradicionalmente español, llevado por tanto hombres como mujeres, es el que tenía una abertura para el brazo izquierdo. Asimismo, se sigue llevando la capa visigótica corta.

Se usan gorros como cofias en la España hispano-romana. El manto pesado es prenda para salir de casa y el manto ligero para estar en ella. También se lleva capa o zorama. La cabeza de los hombres y algunas mujeres se cubría y usaban sombreros de ala ancha, capuchas y gorros.

La época medieval tenía un estilo muy propio y atractivo, tanto que en prendas actuales de vestir este estilo no ha desaparecido.

VER CAPAS MEDIEVALES

VER CAPUCHAS Y GORROS MEDIEVALES

VER GAMBESONES MEDIEVALES

VER ABRIGOS MEDIEVALES

VER ROPA MEDIEVAL PARA HOMBRES MUJERES Y NIÑOS

Sombreros, gorros y crespinas medievales

Un sombrero es una prenda de vestir que se utiliza específicamente para cubrir la cabeza y protegerse ya sea del sol, el frío o incluso marcar el estatus social del portador.

Sombrero vaquero

Los primeros sombreros tienen sus orígenes en los imperios antiguos, en Egipto ya se utilizaban diversos tipos de tocados. 

SOMBRERO AUSTRALIANO EN CUERO

Uno de los más reconocidos antecedentes del sombrero fue el gorro frigio, un sombrero de origen frigio que fue utilizado por los griegos para simbolizar que todo aquel que lo portara era un esclavo al que se le había otorgado su libertad.

sombrero-alatriste

El gorro es una prenda redonda de cuero, tela o de punto que sirve para cubrir y abrigar la cabeza. También existen sombreros de copa alta, conocidos como chisteras. Es un tipo de sombrero alto, con la cima plana y el ala amplia usado por los hombres a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX, siendo ahora utilizados generalmente con etiqueta de día o conjunto formal de noche.

Sombrero copa alta, chistera

Esta prenda es probablemente de origen asiático, los primeros monumentos antiguos en los que vemos a los hombres con la cabeza cubierta por un gorro son los bajorrelieves persas.

Estos gorros persas son altos, unas veces van inclinados hacia delante, guardando cierta analogía con el que los griegos llamaron frigio. 

gorro-robin-hood

La crespina es una redecilla o cofia que usaban las mujeres antiguamente como adorno de cabeza y para recogerse el pelo.

Los hombres usaban la crespina para protegerse del frío y, algunas veces, los guerreros las usaban como protectores bajo el casco metálico para evitar rosaduras.

Crespina medieva

En la Edad Media se daba el mismo nombre a una redecilla sutil hecha de cabellos.

La crespina se usó, desde el siglo XVII, en forma de una cinta o banda de pasamanería alada con remates de borlas o franjas.

Sombrero de copa

Los sombreros de ala ancha del siglo XVII, siguen siendo fabricados artesanalmente en cuero. Es un elegante sombrero, y como su nombre lo indica, ayuda a dar sombra en la cara para protegerla del sol.

Sombrero ala ancha, siglo XVII

VER MÁS GORROS, SOMBREROS Y CRESPINAS MEDIEVALES

VER OTROS COMPLEMENTOS MEDIEVALES