Espada de Ricardo Corazón de León

Ricardo I de Inglaterra (nació en el Palacio de Beaumont, Oxford, el 8 de septiembre de 1157 – murió en Châlus, Limousin, Francia, el 6 de abril de 1199), conocido como Ricardo Corazón de León, fue Rey de Inglaterra entre 1189 y 1199, siendo el tercer hijo del rey Enrique II de Inglaterra y de Leonor de Aquitania.

Pasó muchos años de su reinado fuera de su reino, ya que gran parte de sus dominios se encontraban en Francia. Tomó parte en la Tercera Cruzada, con campañas en Sicilia y Chipre en el camino y, posteriormente pasó un período arrestado por Leopoldo V, duque de Austria.

Ricardo I de Inglaterra.- Ricardo Corazón de León
Ricardo I de Inglaterra

La tradicional imagen de Ricardo Corazón de León, el segundo rey Plantagenet de Inglaterra, ha sido conservada a través de los siglos en una versión romántica, como un glorioso cruzado y caballero errante, capturado por el emperador de Austria a su regreso de Tierra Santa y rescatado por el joven trovador Blondel que los descubrió al cantar una conocida balada.

 Caballeros de la mesa redonda

Ricardo recibió el titulo de Corazón de León al principio de la tercera cruzada, al ser comparado con Felipe de Francia como un cordero y Ricardo como un León. Él convenció a sus oficiales en Winchester alrededor de la Tabla Redonda, de pertenecer a la leyenda del Rey Arturo y de poseer la mágica espada Excalibur.

Ricardo fue un generoso caballero y un sagaz político, pero, sobre todo, un gran soldado. Su propia destreza personal en batalla fue una inspiración para sus hombres.

Espada Ricardo Corazón de Léon
Espada Ricardo Corazón de Léon

advertising Espadas romanas

 

VER ESPADAS RICARDO CORAZÓN DE LEÓN

VER ESPADAS EXCALIBUR

VER CABALLEROS DE LA MESA REDONDA  (47 x 47  cms.)

VER CABALLEROS DE LA MESA REDONDA (28 x 28 CMS.)

Espadas de los Caballeros Templarios

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo o los Caballeros Templarios o la Orden del Temple fue una de las más famosas órdenes militares cristianas. Esta organización se mantuvo activa durante poco menos de dos siglos.

Espada de los Templarios en Plata
Espada de los Templarios en Plata

Fue fundada en 1118 por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payens tras la Primera Cruzada. Su propósito original era proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalén tras su conquista.

Aprobada de manera oficial por la Iglesia Católica en 1129, la Orden del Templo creció rápidamente en tamaño y poder. Los Caballeros Templarios empleaban como distintivo un manto blanco con una cruz roja dibujada. Los miembros de la Orden del Templo se encontraban entre las unidades militares mejor entrenadas que participaron en las Cruzadas.

Los miembros no combatientes de la orden gestionaron una compleja estructura económica a lo largo del mundo cristiano, creando nuevas técnicas financieras que constituyen una forma primitiva del moderno banco, y edificando una serie de fortificaciones por todo el Mediterráneo y Tierra Santa.

Espada templaria

El éxito de los templarios se encuentra estrechamente vinculado a las Cruzadas; la pérdida de Tierra Santa derivó en la desaparición de los apoyos de la Orden. Además, los rumores generados en torno a la secreta ceremonia de iniciación de los templarios creó una gran desconfianza.

Espada Templaria decorada

Felipe IV de Francia, considerablemente endeudado con la Orden, comenzó a presionar al Papa Clemente V con el objeto de que éste tomara medidas contra sus integrantes. En 1307, un gran número de templarios fueron arrestados, inducidos a confesar bajo tortura y posteriormente quemados en la hoguera.

En 1312, Clemente V cedió a las presiones de Felipe y disolvió la Orden. La brusca desaparición de su estructura social dio lugar a numerosas especulaciones y leyendas, que han mantenido vivo el nombre de los Caballeros Templarios hasta nuestros días.

Espada templaria serie especial Marto

Puede encontrar una preciosa y variada colección de artículos templarios,  huellas, cinturones, tahalíes y otros complementos.

VER MÁS ESPADAS TEMPLARIAS

 

 

El primer Pesebre o Belén viviente en la Edad Media

El pesebre viviente lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza, en la Navidad de 1223, en el pueblo de Greccio, en Italia. Francisco estaba débil y enfermo y pensando que aquella sería su última Navidad en la tierra, quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de San Francisco llamado Juan Velita era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio, y en el bosque había una gruta que al santo le parecía muy similar a la cuevita de Belén donde nació Jesús, lugar que Francisco había conocido en su viaje a Tierra Santa, en 1219, en plena época de las Cruzadas. Juan y Francisco se pusieron de acuerdo para hacer allí un pesebre vivo y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa para los habitantes del pueblo.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas para que representaran a María, a José, a los pastores y a un hermoso bebé para que representara a Jesús. Les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad y siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas prepararon la escena del nacimiento. La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a sonar y sorprendidos todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo. Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado y cuando llegaron quedaron tan admirados que cayeron de rodillas. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos siglos y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer. Después, cuando todos se calmaron, se celebró la Santa Misa. Terminada la Eucaristía, San Francisco de Asís, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes la hermosa historia de la Navidad. Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años para la Navidad.

La venida de los Sabios de Oriente o los Tres Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltazar) al pesebre de Belén llevando oro, incienso y mirra al Niño Rey, Dios y Salvador, simbolizan el conjunto de la humanidad que ve y conoce al Salvador y le rinden homenaje y regalos. De ahí la tradición de los regalos de Navidad y/o de los Reyes Magos en el mundo cristiano, ya sea el 24 de Diciembre o el 6 de enero de todos los años.

VER PRECIOSOS REGALOS DE TEMÁTICA MEDIEVAL PARA NAVIDAD O REYES