Cálices Medievales

El cáliz (del griego antiguo κύλιξ kílix) es un vaso o una copa de especial tamaño y forma. Desde el punto de vista litúrgico el cáliz es el vaso en el que el sacerdote católico consagra el vino en la Eucaristía, por lo tanto son consagrados.

Cáliz medieval Ricardo Corazón de León

Los cálices medievales estaban fabricados en muy variados materiales como la plata, el oro, la piedra ágata, el vidrio, el cuerno y la madera. Su forma ha variado a través del tiempo. Desde el siglo X al XIII tomó la copa de los cálices una forma semiesférica, la cual se une a un estrecho pie, mediante un tallo corto (pues antes no tenían los cálices tallo, sino un simple nudo entre el pie y la copa) y un nudo grueso. En el siglo XIII, se observa algún desarrollo del tallo, pero siguen las formas románicas, entrando las ojivales al final de dicho siglo.

Cáliz medieval de cerámica

El tipo de cáliz ojival (que se estila hasta ya entrado el siglo XVI) ofrece la copa más o menos cónica y de menor capacidad que antes (a menudo, reforzada por una subcopa) un tallo esbelto con su nudo prismático y un pie proporcionado a la copa, siempre anguloso o lobulado.

Cáliz Caballeros Templarios2

En el siglo XVI, la copa de los cálices se presenta acampanada o en forma de tulipán. El pie, circular o lobulado y los adornos platerescos sustituyen a los ojivales que cubrían la subcopa, el pie y el nudo (a veces, doble), la cual forma sigue en los siglos XVII y XVIII.

Cáliz medieval

VER MÁS CÁLICES MEDIEVALES

VER OTRAS TAZAS Y VASOS DE ÉPOCA

VER MENAJE COCINA MEDIEVAL