Tazas Desayuno Medieval

El caballero medieval empezaba su día con una buena taza de leche, pan, frutos secos y queso. Para completar el menú se podrían añadir más alimentos, pero tengamos en cuenta que en la Edad Media la base de las 2 o 3 comidas/día era el pan. Representaba casi un 70% de la comida y cuando los cereales eran escasos, el pan se sustituía por nueces o cualquier tipo de fruto seco disponible.

Taza desayuno medieval - Tazas Desayuno Medieval

Ahora estamos acostumbrados a tomar 3 comidas al día, pero en aquellos tiempos, la mayoría de los trabajadores salían de casa con el estómago vacío y  casi siempre probando el primer bocado en la comida principal. Para algunos, esta práctica era el camino correcto, ya que les parecía excesivo tomar tanto alimento.

Taza desayuno medieval1 - Tazas Desayuno Medieval

Para los nobles en cambio, el desayuno era toda una ceremonia. Se tomaban su tiempo para disfrutar de los ricos platos e incluso los acompañaban con vino o cerveza. Se solía servir a las 8 de la mañana, tomando pan blanco y carne en entre semana y más pescado los días de algunos santos. Los pobres desayunaban nada mas salir el sol, algo de pan negro y cerveza para beber.

Taza cruz templaria - Tazas Desayuno Medieval

VER MÁS TAZAS Y VASOS ESTILO MEDIEVAL

VER MENAJE DE COCINA MEDIEVAL