El Castillo de Peracense

El castillo de Peracense es uno de los más bellos y desconocidos castillos aragoneses. Rodeado de un entorno natural único, sus constructores aprovecharon la topografía original del terreno para construir un enclave defensivo de primer orden. Se asienta a 1.365 metros sobre el nivel del mar, sobre una prolongación rocosa de rodeno fuertemente escarpada, que pertenece a la terminacion sur de Sierra Menera, junto al cerro de San Ginés (Teruel).

CASTILLO PERACENSE 450x329 - El Castillo de Peracense

Es una fortaleza conformada por tres recintos concéntricos que se asientan sobre afloramientos de areniscas rojas (micáceas del buntsandstein), que fueron parcialmente picados y modificados para mejorar la defensa. Precisamente esta arenisca (rodeno), en forma de megalitos, mampuestos y sillares asentados con morteros de cal o yeso, es el material principalmente utilizado en la construcción de los muros de esta fortaleza. Esto es su principal atractivo: el precioso color rojizo del Castillo que juega armónicamente con el color rojizo del terreno, lo que le confiere una tonalidad roja única, natural y espectacular. La madera se empleó en el castillo en menor medida y siempre en vigas y almojayas.

CASTILLO DE PERACENSE 450x240 - El Castillo de Peracense

El lugar fue ocupado desde finales de la Edad de Bronce, para ser ocupada de nuevo en la época de dominación musulmana, en los siglos X y XI. Pero es en la Edad Media cuando su importancia estratégica se acrecienta por su posición limítrofe entre los reinos de Castilla y Aragón y de los señoríos de Albarracín, Molina de Aragón y Comunidad de Daroca. El castillo se amplió y reformó a mediados del siglo XIV.

CASTILLO DE PERACENSE 1 450x248 - El Castillo de Peracense

MAPA CASTILLO PERACENSE 450x414 - El Castillo de Peracense

VER PRECIOSOS ARTÍCULOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL