Equipamiento del hoplita espartano

El hoplita espartano era el ciudadano-soldado de la antigua Grecia y formaba parte de la infantería pesada. Su nombre proviene de las armas y armaduras que utilizaba. Dado que este armamento era muy pesado, incluía el escudo tipo “aspis”, la lancha, una espada corta, las grebas de bronce para las piernas.

Casco espartano latonado

Los hoplitas más acomodados tenían esclavos que se ocupaban del mantenimiento y transporte de las armas que podían llegar a pesar entre 25-35 kilos. Los esclavos también sabían manejar las armas y, en muchas ocasiones, participaban en las batallas junto a sus amos.

Casco espartano

Cada hoplita tenía su propia armadura hecha a medida, con algunas pequeñas diferencias en el escudo, por ejemplo, solían poner los símbolos de su familia y las piezas más conocidas eran la lanza, el casco y el escudo.

Figura de guerrero espartano La lanza (Dorus) medía más de 2 metros y se componía de tres piezas: asta, punta y regatón.

El asta es la parte más larga y normalmente se confeccionaba con fresno o algún tipo de madera ligera y se le enrollaba una cuerda o alambre para que no resbalara.

La punta era de hierro, en forma de hoja, de unos 10 cm. Si no se rompía después de la batalla, se cuidaba y tapaba para evitar que se oxidara. El hierro fue sustituido por otro material menos pesado.

El regatón representa la parte que se apoya en el suelo; servía tanto como contrapeso para cambiar el centro de gravedad de la lanza, como para rematar al enemigo sin tener que darle la vuelta a la lanza.

Los hoplitas sujetaban la lanza horizontalmente con el brazo derecho, para atacar las partes más desprotegidas de la formación enemiga.

El escudo era el principal arma de combate. Un espartano en formación estaba defendido por la mitad derecha de su escudo y por la mitad izquierda del escudo que llevaba el hombre a su derecha. Se confeccionaban con madera y bronce y en sus orígenes se dibujaban motivos religiosos o mitológicos, incluso animales como el famoso toro Gorgona, símbolo protector de la falange. Más tarde se adoptó la lambda, emblema de la ciudad.

Escudo guerrero espartano

El casco es la parte que más cambios sufrió, siempre con la intención de proteger mejor el ejército más temido de la época. En su forma primitiva llevaba protecciones para la nariz y las orejas pero estos detalles impedían que los soldados pudieran escuchar bien las ordenes o ver a los lados sin tener que mover la cabeza. Este dato confirma que los hoplitas estaban preparados para luchar como una formación de combate, solo veían hacia delante, ya que por los lados se defendían unos a los otros. El grosor dependía de la zona a proteger, es decir, en las zonas más expuestas a recibir golpes, aumentaba el grosor. El interior del casco estaba forrado con la idea de amortiguar los golpes y en ocasiones se utilizaba el penacho para que el guerrero pareciera más alto.

Casco guerrero espartano

La coraza, otro elemento imprescindible de la vestimenta de un hoplita; se confeccionaba con bronce a medida de cada soldado, pesaba unos 15 kilos e imitaba la musculatura; debido a su peso y la poca movilidad que ofrecía, este tipo de coraza fue sustituido por otras (Linothoorax) más ligeras. El Linothoorax se fabricaba con lino y cuero y para los más pudientes, se podían añadir escamas de bronce. En esa época era el Estado quien costeaba las armaduras de sus soldados, pero para conseguir las mejores piezas, había que pagar grandes cantidades de dinero. De esta forma, las buenas armaduras quedaban a disposición de los oficiales o veteranos.

Coraza espartana

No hay que olvidar que los hoplitas utilizaban una espada corta, de doble filo, pero solo cuando la lanza quedaba totalmente inservible. La hoja de esta espada (Xiphos) no impresionaba ni por longitud, ni por diseño, pero podía parar el golpe de una espada similar. Estaba bien afilada, servía para cortar y clavar, y en manos de un guerrero valiente, reducía el numero de enemigos.

Espada guerrero hoplita

Espada película “300”

Las grebas, o espinilleras se utilizaban para proteger una zona bastante débil del soldado, una zona con poco músculo, como es la tibia; sin embargo eran incómodas dada la rigidez del bronce en la parte de la rodilla y esto dificultaba las carreras o los saltos.

Grebas espartanas

Para completar el equipamiento habría que añadir las capas (Chlamys) que al principio se utilizaban como abrigo, pero con el tiempo se convirtieron en elementos distintivos para el ejército de los hoplitas.

ESPADA ESPARTANA LATEX

Toda la información que nos ha llegado sobre los hoplitas espartanos proviene de los escritores helenos de distintas regiones y de algunos testimonios. Cuentan que estos guerreros eran muy temidos, no tanto por sus armas sino por la forma de luchar y organizarse en la batalla; saber estructurar una formación compacta, marchar en columna y desplegarse en lineas o duplicar las filas amenazadas por un ataque intensivo, era más importante que el manejo de las armas.

Colgante lucha espartanos

VER MAS ARTICULOS ESPARTANOS

VER ESPADAS ESPARTANAS

VER ESCUDOS ESPARTANOS

VER CASCOS ESPARTANOS

¿Tienes preguntas? Te ayudamos: ☎ WhatsApp: (34) 637666802