Espada Felipe II de España y Portugal

El nacimiento de Felipe II, Rey de España y Portugal, en Valladolid el 21 de mayo de 1527 llenó de gozo a sus padres, el emperador Carlos V y doña Isabel de Portugal. El pequeño Felipe será jurado como heredero de la corona de Castilla el 10 de mayo de 1529 en el madrileño convento de San Jerónimo.

ESPADA FELIPE II PLATA

En la imagen siguiente correspondiente a un cuadro de Felipe II se puede observar en su mano izquierda su característica espada con guarnición de lazo, tipo serpiente, típica del Renacimiento. Era la guarnición que menos protegía a la hora de la lucha seguida de las de concha, como las de los floretes; las espadas de taza eran las que más protegían la mano en ataques frontales.

Espada de Felipe II

El término espada ropera, propia del Renacimiento español, es una espada de hoja recta y larga, esgrimida a una mano. Se le llama espada ropera porque se cargaba como un aditamento de la ropa, generalmente usada por moda y como arma de defensa personal.

Las relaciones de don Felipe con su madre fueron muy estrechas por lo que el fallecimiento de doña Isabel en 1539 supuso un golpe muy duro para el pequeño príncipe. Ese mismo año inicia sus tareas políticas ya que queda como regente del Reino ante la marcha de su padre hacia la ciudad de Gante. Felipe tenía doce años.

ESPADA FELIPE II DE LUJO

Se casó en primeras nupcias en 1543 con su prima María Manuela de Portugal. Enviudó apenas 1 año más tarde tras el parto de su esposa del príncipe Carlos. El mismo año de su matrimonio Felipe volvió a quedar como regente de Castilla. En 1554 volvería a casarse, la nueva esposa será la reina de Inglaterra, María Tudor, ya que a Carlos V le interesaba especialmente la alianza inglesa. Felipe II recibe entonces el título de rey de Nápoles y duque de Milán, trasladándose a Londres para celebrar su boda, el 25 de julio de 1554.

Enviudó por segunda vez en 1558 casándose en una tercera ocasión con la joven Isabel de Valois. La muerte de Isabel de Valois en 1568 y la invasión del príncipe de Orange en los Países Bajos motivaría que el año 1568 esté considerado como el “annus horribilis” del reinado de Felipe. Quedaba viudo por tercera vez, sin heredero varón y con una guerra en ciernes en el norte de Europa. En 1570 volverá a contraer otra vez matrimonio, el cuarto, siendo la elegida su propia sobrina, doña Anna de Austria. El matrimonio tendrá 5 hijos, sobreviviendo sólo el heredero de la corona, el futuro Felipe III. Doña Anna fallecería en 1580 pero el rey ya no se volvería a casar, pasando sus últimos años viudo.

Espada de Felipe II

Espada tipo lazo de serpiente de Felipe II

En 1555 recibía de su padre, Carlos I, la soberanía de los Países Bajos. El trato con los holandeses y alemanes fue muy estrecho, convirtiéndose en un monarca querido por sus súbditos. Al año siguiente Carlos I abdicaba en su hijo las coronas de Castilla y Aragón, lo que hacía a Felipe el dueño del Imperio más importante de su tiempo.

El gobierno de Felipe II, coincide con la etapa conocida como Renacimiento. Aunque el cambio ideológico no es tan extremo como en otros países; no se rompe abruptamente con la tradición medieval, no desaparece la literatura religiosa, y será en el Renacimiento cuando surjan autores ascéticos y místicos; por ello se habla de un Renacimiento español más original y variado que en el resto de Europa.

Espada Felipe II enmarcada

Felipe II modernizó y reforzó la administración de la Monarquía Hispana, apartándola de las tradiciones medievales y de las aspiraciones de dominio universal que había representado la Monarquía Católica de su padre. Desarrolló una burocracia centralizada, sobre la cual ejercía una supervisión directa y personal de los asuntos. Felipe hubo de declarar a la Monarquía en bancarrota en tres ocasiones (1560, 1575 y 1596).

En política exterior, el reinado de Felipe II se inició con la liberación de la Corona de las responsabilidades imperiales (1556), el abandono del proyecto de unión con Inglaterra por la muerte de María Tudor (1558) y las victorias militares de San Quintín (1557) y Gravelinas (1558), que pacificaron temporalmente el recurrente conflicto con Francia (Paz de Cateâu Cambrésis, 1559).

Murió en 1598 en el Palacio De El Escorial que el mismo había ordenado levantar. Le sucedió Felipe III, hijo de su cuarto matrimonio (con Ana de Austria)

 VER MAS ESPADAS DE FELIPE II

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS