Espadas Nórdicas o Vikingas

Las espadas nórdicas, también conocidas como espadas vikingas porque fueron usadas por los Vikingos que eran uno de los pueblos germánicos originarios de Escandinavia, famosos por sus incursiones y pillajes en Europa. En las películas y comics del imaginario popular, los vikingos han creado un estereotipo usualmente aplicado para describir a los escandinavos, es decir, personas rubias o pelirrojas, de gran altura, piel y ojos claros.

espada-vikinga-para-practicas

A sus antepasados de la Era vikinga se los suele representar como bárbaros, sedientos de sangre y con cascos con cuernos, lo cual es irreal pues los cascos con cuernos no eran prácticos en la lucha y no hay constancia de su uso por los vikingos.

Su actuar violento aterrorizó a las antiguas comunidades que, aunque acostumbradas a la guerra, no tenían forma de prever cuándo habría una incursión y sufrían una carencia de poderes fuertes en los comienzos de la Edad Media. Estos ataques sumados a los de los húngaros y ávaros, a la presión de pueblos eslavos en Europa Oriental y a la de los árabes en el Sur fueron tanto causa como consecuencia de un período de inestabilidad que favoreció la descentralización política del feudalismo.

Durante los siglos siguientes, los vikingos y sus descendientes tuvieron gran influencia en la historia europea. En las Islas Británicas gobernaron durante muchos años hasta ser finalmente derrotados por los normandos, descendientes de vikingos que habían recibido tierras en Normandía (Francia). En Italia fundaron el reino normando de Sicilia e incluso llegaron a influir con sus incursiones en el Califato de Córdoba y en el Imperio bizantino.

espada-vikinga-godofredo-s-viii

A través de los ríos del norte intervinieron repetidas veces en el mar Báltico y en Rusia, cuyos primeros estados (la Rus de Kiev) aparecen vinculados a aventureros vikingos.

VER MÁS ESPADAS NÓRDICAS