Espadas Romanas

El Imperio romano fue una etapa de la civilización romana en la Antigüedad clásica caracterizada por una forma de gobierno autocrática. El nacimiento del imperio viene precedido por la expansión de su capital, Roma, que extendió su control en torno al Mar Mediterráneo. Bajo la etapa imperial los dominios de Roma siguieron aumentando, llegando a su máxima extensión durante el reinado de Trajano, abarcando desde el Océano Atlántico al oeste hasta las orillas del Mar Negro, el Mar Rojo y el Golfo Pérsico al este, y desde el desierto del Sahara al sur hasta las tierras boscosas a orillas de los ríos Rin y Danubio y la frontera con Caledonia al norte.

Espada Romana Gladius

Durante casi tres siglos antes de César Augusto, Roma había adquirido numerosos dominios en forma de provincias directamente bajo administración senatorial o bajo gestión consular, y también mediante pactos de adhesión como protectorados de estados aliados. Su principal competidora en aquella época fue la ciudad púnica de Cartago cuya expansión rivalizaba con la de Roma y por ello fue la primera gran víctima de la República.

Las Guerras Púnicas obligaron a Roma a salir de sus fronteras naturales, la península Itálica, y poco a poco adquirió nuevos dominios que debía administrar, como Sicilia, Cerdeña, Córcega, Hispania, Iliria, etc.

Espadas romanas con vaina
Espadas romanas con vaina

Los dominios de Roma se hicieron tan extensos que pronto fueron difícilmente gobernables por un Senado incapaz de moverse de la capital ni de tomar decisiones con rapidez. Asimismo, un ejército creciente reveló la importancia que tenía poseer la autoridad sobre las tropas, de cara a obtener réditos políticos. Así fue como surgieron personajes ambiciosos cuyo objetivo principal fue el poder. Este fue el caso de Julio César, quien no sólo amplió los dominios de Roma conquistando la Galia, sino que desafió por vez primera la autoridad del Senado romano.

Espada Gladius funcional

El Imperio Romano como sistema político surgió tras las guerras civiles que siguieron a la muerte de Julio César, en los momentos finales de la República romana. Él fue, de hecho, el primer hombre que se alzó como mandatario absoluto en Roma, haciéndose nombrar Dictator (dictador). Tal osadía no agradó a los miembros del Senado romano, que conspiraron contra él asesinándole durante los Idus de marzo en las mismas escalinatas del Senado, restableciendo así la república, pero su retorno sería efímero.

Gladius Romana
Gladius Romana

El precedente no pasó desapercibido para el joven hijo adoptivo de César, Octavio Augusto, quien sería enviado años más tarde a combatir contra la ambiciosa alianza de Marco Antonio y Cleopatra.

Espada gladius romana

ESPADA DE JULIO CESAR

Julio César, Cayo Julio César (101 a.J.C. – 44 a.J.C.) fue el mejor Jefe de Estado, tanto militar como político de la Roma antigua. Durante su vida el imperio se fue ampliando y fortaleciendo; Roma, la República, se transformó en gobierno con un solo mandatario, y César fue su primer dictador. Sus obras históricas, que figuran entre las mejores jamás escritas en latín, tratan de las campañas bélicas emprendidas en Galia y las guerras civiles.

espada-gladius-funcional

César fue arquitecto, matemático, y uno de los mejores oradores del mundo. Sin lugar a dudas, era un hombre ambicioso y por tanto, gozó del poder que tenia en sus manos. Se dice que quería ser coronado rey. Una persona con tanto poder hacia peligrar la República, según afirmaron Bruto, Casio y otros conspiradores, razón suficiente para justificar su asesinato.

¿Tienes preguntas? Te ayudamos: ☎ WhatsApp: (34) 637666802