Hermosas blusas medievales de mujer

Una blusa es una prenda de vestir, similar a la camisa, utilizada por mujeres. En términos generales, podría decirse que la blusa es para las mujeres y la camisa es para los hombres.

Las blusas raramente formaban parte del guardarropa de la mujer hasta la Alta Edad Media y llegaron a ser populares para la ropa campesina o tradicional.

Las blusas llegaron a ser comunes para un uso informal y práctico. Una blusa simple con una falda llana era el vestido estándar para la mano de obra femenina.

Desde entonces, las blusas no han dejado de ser una prenda del guardarropa. Las blusas se hacen de tela de algodón o de seda y pueden o no incluir cuello o mangas. También pueden contener detalles tales como colmenas o decoraciones bordadas.

Las blusas tienen botones invertidos a los de las camisas de los hombres. Es decir, los botones están normalmente en el lado izquierdo y los ojales en el derecho.

La razón de esto fue una costumbre fue introducida por tintoreros de modo que pudieran distinguir entre las camisas de las mujeres y las de los hombres.

En la Edad Media una forma de manifestar la abundancia era por el número de los botones que se usaban. Las criadas estaban a cargo de abotonar los vestidos de la señora (puesto que los botones estaban generalmente en la parte posterior). Cansadas de abotonar los botones al revés, comenzaron a invertir la dirección de los botones.

Las blusas eran utilizados mayormente por las mujeres medievales de clase media o baja, esta prenda femenina era más larga que la masculina. Llegaba hasta prácticamente los tobillos. Al principio era una prenda eminentemente interior, pero con el paso del tiempo se fue acortando, para acompañarla con el corpiño o el chaleco y la falda.

VER MÁS BLUSAS MEDIEVALES DE MUJER

VER BELLOS TRAJES MEDIEVALES PARA MUJER

¿Tienes preguntas? Te ayudamos: ☎ WhatsApp: (34) 637666802