La Espada de Juana de Arco

Juana de Arco nació en el día de la Epifanía (6 de enero) de 1412, en Domrémy, pequeño pueblo de Champagne, a orillas de la Mosa, Francia. La infancia de Juana de Arco transcurrió durante el sangriento conflicto enmarcado en la guerra de los Cien Años que enfrentó al delfín Carlos, primogénito de Carlos VI de Francia, con Enrique VI de Inglaterra por el trono francés, y que provocó la ocupación de buena parte del norte de Francia por las tropas inglesas y borgoñonas.

Abrecartas Juana de Arco

 

Unos años más tarde, se sintió llamada por Dios a una misión que no parecía al alcance de una campesina analfabeta: dirigir el ejército francés, coronar como rey al delfín en Reims y expulsar a los ingleses del país. Con 17 años encabezó el ejército real francés. Convenció al rey Carlos VII de expulsar a los ingleses de Francia y éste le dio autoridad sobre su ejército en el Sitio de Orleans, la batalla de Patay y otros enfrentamientos en 1429 y 1430.

Abrecartas Juana de Arco

La espada de Juana de Arco: Carlos le dio una arma blanca como regalo, construida en puro metal, el color que ella decidió por consejo de sus voces, pero rehusó la radiante espada del monarca, argumentando que ella tenía órdenes divinas  de utilizar sólo una espada en concreto, una que le habían descrito en su visión en la iglesia de Santa Catalina, lugar donde las voces le dijeron que volviera a buscarla. Esta espada la encontró enterrada en la Capilla de Santa Catalina de Fierbois y en su empuñadura estaban grabadas cinco cruces.

Abrecartas Juana de Arco

Hoja recta de doble filo, decorada en su parte superior con figuras grabadas a ambos lados que representan a la virgen María y a Jesucristo. La empuñadura negra y recubierta de alambre cincelado en espiral, que facilita manejar con seguridad el arma, y a los lados la leyenda “JESHUS” y “MARÍA” en anverso y reverso.

Entregada a los ingleses, Juana de Arco fue trasladada a Ruán y juzgada por un tribunal eclesiástico acusada de brujería, con el argumento de que las voces que le hablaban procedían del diablo, con lo cual se pretendía presentar a Carlos VII como seguidor de una bruja para desprestigiarlo. Tras un proceso inquisitorial de tres meses, fue declarada culpable de herejía y hechicería. Fue ejecutada el 30 de mayo de 1431 en la plaza del mercado viejo de Ruán.

Juana de Arco

Se convirtió en una heroína viva, empuñadora de una espada mágica, con un corazón puro y rebosante de fe.

VER MAS ESPADAS DE JUANA DE ARCO

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS