Los guerreros Samurái y sus armas

La palabra Samurái data del siglo VIII y no era aplicada con un carácter marcial, sino que se utilizaba para referirse a los sirvientes domésticos encargados de atender a los ancianos, luego derivó a un aspecto militar y a partir del siglo XII su significado se refiere al comportamiento, metodología y apariencia de los miembros de una élite militar. La espada adquirió la importancia relacionada con la fantasía y la realidad de los Samuráis y sus historias han protagonizado novelas y películas.

Se esperaba que todo Samurái estuviese listo para presentarse en el campo de batalla con sus respectivas armas, armadura y caballo al momento de existir algún conflicto. Además se deseaba que cada uno proporcionara tropas al servicio de su señor acorde con la riqueza del feudo al que pertenecieran. De este modo el reclutamiento de las tropas necesarias recaía en los Samuráis. Cuando había que reunir al ejército, se notificaba la fecha y el lugar en que se pasaría revista. Al llegar al punto acordado, marchaban para presentarse en el castillo y unirse al resto del ejército.

La Katana, es el arma más estrechamente relacionada con el Samurái e incluso se le llegó a considerar “el alma del Samurái”. Un Samurái nunca abandonaba su espada, aun en tiempos de paz. El mejor regalo que podía recibir un Samurái era una espada forjada por un célebre maestro.

La fuerza impresionante de la Katana se debía a su curvatura, que hacía posible que el corte producido pudiera incluso seccionar el hueso del oponente. Ya que se la debía de empuñar con ambas manos, el portador de la espada se tenía que colocar en ángulo recto con respecto al enemigo. Los samuráis no utilizaban ningún escudo para su protección, dado que la Katana era un arma defensiva y ofensiva al mismo tiempo. Debido a su gran resistencia, podía golpear el arma del oponente para desviar el ataque y acto seguido asestar un golpe mortal. Debido a todas estas características, no es exageración que muchos historiadores afirmen que la Katana es muy superior a las espadas diseñadas por otras culturas.

La Nodachi significa espada de campo, es un gran sable, utilizado a dos manos, más largo que la espada Tachi. Era usada por la infantería en campo abierto, al contrario que las otras espadas japonesas, que se portaban en el cinturón o se llevaba colgada a la espalda. Debido a su gran peso, el Samurai debía de tener una gran fuerza física para esgrimirla de pie, más aún si la portaba mientras cabalgaba. Apareció a comienzos del siglo XVI.

El Naginata es el arma más citada en las crónicas Samurái. Constaba de una hoja curva montada sobre un mango de madera y su aspecto de asemejaba al de las alabardas chinas. La Naginata era un arma sumamente versátil, ya que con ella se podía golpear, apuñalar o acuchillar al enemigo.

El Bokken es la espada de madera utilizada sobre todo en el entrenamiento de los guerreros.

Tachi Japonés Azul

El Tachi es un tipo de espada más larga y curvada que la Katana, más antigua y predecesora de la misma, fue la primera espada forjada de Japón . Tiene un aspecto muy elegante, por ello era utilizada por los guerreros de mayor rango y condición. La hoja se llevaba hacia abajo.

Wakizashi

La Wakizashi es el sable más corto, aunque no llega a ser una daga, tiene una longitud entre treinta y sesenta centímetros y el filo es muy fino. Era la arma defensiva del Samurái cuando había perdido la Katana en el combate. Los Samuráis la llevaban a todas partes porque siempre estaban en vilo.

El Tanto es la daga defensiva japonesa, tiene doble filo y la hoja mide entre quince y treinta centímetros de longitud. Se utilizaba para el ritual harakiri o seppuku (corte del vientre) substituyendo así a la Wakizashi.

EL Iaito lo practicaban los Samuráis y su aprendizaje y destreza mental era esencial para ganar la máxima velocidad en sus luchas y así no dar tiempo a que desenvainaran sus oponentes. La apariencia del Iaito suele ser similar a la Katana aunque su principal particularidad es que su hoja no está afilada.

La Nagamaki fue popular entre los siglos XII y XIV. Hoy en día es un raro objeto del coleccionista y unas pocas artes marciales enseñan su técnica. No hay reglas sólidas que gobiernen los aspectos de la forja de la Nagamaki. Al contrario que el Wakizashi, el Tanto y la Katana, que tienen una historia de medidas estrictas.

La Shirasaya es una hoja de espada japonesa consistente en una vaina o saya y una empuñadura o tsuka, empleadas cuando la hoja no va a ser utilizada por un tiempo y necesita ser guardada con cuidado.

Armas japonesas, el sai

El Sai japonés fue una herramienta agrícola que se convirtió en arma. Su forma básica es la de una daga sin filo pero con una aguda punta. Se ha reconocido al Sai la virtud de facilitar el mejoramiento de la postura y del equilibrio, además de la flexibilidad en ambas manos, muñecas y antebrazos.

Katana, Wakizashi y Tanto con Stand

VER ARMAS JAPONESAS DEL GUERRERO SAMURÁI

¿Tienes preguntas? Te ayudamos: ☎ WhatsApp: (34) 637666802