Polainas medievales

La polaina es una prenda de cuero que protege la pierna desde la rodilla hasta el tobillo en el caso de la polaina larga y desde el tobillo hasta el empeine del pie en el caso de la polaina corta. Se abrocha o abotona por la parte lateral exterior que cubre el empeine y el talón del zapato y se sujeta por debajo del pie con una correa; era una prenda que servía de abrigo, de protección del calzado o como toque de distinción.

Polaina alta correas 330x450 - Polainas medievales

Las polainas tienen forma tubular y se enganchan al pie, según la necesidad de sujeción, por una cinta, sirga o correa. Según su uso, se utilizan diferentes tipos de cierres: cremallera, botones, hebillas, etc.

Polainas ajustables piel 450x409 - Polainas medievales

Históricamente, en la Edad Media, las polainas fueron prenda de labradores y pastores. Las polainas de cuero han formado parte de diferentes uniformes militares como complemento de la bota.

Polainas correas flor 333x450 - Polainas medievales

Las polainas cortas fueron indumentaria típica de los estratos burgueses en el siglo XIX e inicios del siglo XX, en tales casos (cubriendo la bocamanga del pantalón y el empeine del calzado) más que cumplir con la función de abrigo cumplían con una función de adorno simbólico.

Polainas correas flor altas 320x450 - Polainas medievales

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, en la Germanía se conocían por el nombre de grullas.

Polainas medievales cuero sintético - Polainas medievales

VER MÁS POLAINAS MEDIEVALES

VER OTROS COMPLEMENTOS MEDIEVALES