Réplicas decorativas de pistolas automáticas y semiautomáticas

Un arma automática es cualquier tipo de arma de fuego que dispara continuamente manteniendo apretado el gatillo. Para que esto suceda, el arma debe ser capaz de introducir una nueva bala en la recámara de forma automática, a diferencia de las armas semiautomáticas que utilizan los gases provocados por el disparo del proyectil para introducir una nueva bala en la recámara y amartillar el arma para poder realizar otro disparo apretando el gatillo. Se pueden usar a larga distancia.

Un arma semiautomática es cualquier tipo de arma de fuego que utiliza los gases provocados por el disparo del proyectil para introducir un nuevo cartucho en la recámara y amartillar el arma para poder efectuar otro disparo. A diferencia de las armas totalmente automáticas, las armas semiautomáticas necesitan que el gatillo sea apretado cada vez que se quiera realizar un disparo.

El arma semiautomática utiliza los gases producidos por el anterior disparo o el retroceso del primer disparo que se hace para hacer retroceder el cerrojo, extraer el casquillo de la recámara, armar la aguja percutora e introducir un nuevo cartucho en la recámara, de modo que esta acción se repetirá hasta que el arma agote su munición, pues al recargarla, se necesitará accionar manualmente el cerrojo o la corredera.

En el arma semiautomática es necesario la combustión de los gases. Con este tipo de armas solamente es posible efectuar un disparo cada vez que se aprieta el gatillo ya que, para que salga una nueva bala, el mecanismo tiene que recargarse después del disparo anterior.

En el arma automática es posible efectuar varios disparos sucesivos mientras permanezca accionado el disparador. Es decir, mientras el gatillo esté presionado, el arma no deja de realizar ninguna función y sigue disparando continuamente.

VER RÉPLICAS DE PISTOLAS AUTOMÁTICAS Y SEMIAUTOMÁTICAS

VER RÉPLICAS DECORATIVAS DE ARMAS DE FUEGO