Scutum Romano

Scutum romano es el término en latín del escudo imperial romano, con forma semi-cilíndrica que llevaban los legionarios romanos. El revestimiento central del escudo (denominado umbo) estaba construido de una aleación de cobre y de hierro. Se utilizaba de forma ofensiva, siendo lo suficientemente pesado y denso como para aturdir o desplazar a un oponente, lo cual facilitaba al legionario el siguiente ataque con su gladius.

SCUTUM ROMANO

Los legionarios solían avanzar de forma alterna con el scutum para luego, con el scutum ligeramente alzado para bloquear al oponente, atacar con la gladius. Los bordes del escudo también se forraban de metal para mayor protección, pudiendo también ser usados de forma ofensiva.

La forma del scutum permitía las formaciones compactas de legionarios. Mediante este sistema, se superponían los escudos de forma que diesen una mayor protección contra las armas arrojadizas. De estas posibles formaciones, la más famosa es la formación en testudo, en la que los legionarios colocaban los escudos de frente y hacia arriba, consiguiendo protección también frente a proyectiles lanzados en tiro parabólico o desde lo alto (como por ejemplo flechas, u objetos lanzados desde defensores desde lo alto de las murallas).

LEGIONARIOS ROMANOS EN POSICIÓN CON SCUTUM

El tamaño “estándar” del scutum va desde el hombro del legionario hasta la parte superior de su rodilla. Esta medida es eficiente y muy bien adaptada al modo de combate de la legión Romana, otorgando no solo una cobertura formidable sino que además resulta ideal para cubrir parte del cuerpo del compañero de fila en una formación cerrada, de la que los Romanos eran muy partidarios.

LEGIONARIO ROMANO

VER SCUTUM ROMANO

¿Tienes preguntas? Te ayudamos: ☎ WhatsApp: (34) 637666802