Armaduras decorativas y funcionales de combate con gorjal hombreras brazales grebas peto escarcela codales guanteletes protección piernas cota de malla

La Borgoñota Medieval

La borgoñota es un casco ligero con una visera inamovible que deja el rostro descubierto. Tiene crestón, sobrevista, guardanuca y yugulares ofreciendo una forma muy elegante.

Su uso corresponde a la época del Renacimiento cuyo gusto artístico enriqueció las borgoñotas con toda suerte de primores. Se cree que traían su origen y su nombre de Borgoña. En España, se llamaron celadas borgoñonas, que posteriormente fueron sustituidas por los elegantes morriones españoles.

El emperador Carlos V usaba una borgoñota como consta en el Inventario Iluminado del a Real Armería hacia 1544-1558 (fol.16º) , por encontrarse entre sus bienes poco antes de su muerte según la Relación de Valladolid de 1557 y por figurar entre las armas imperiales en el inventario de 1594 (fol.23v).

VER CASCO BORGOÑOTA MEDIEVAL

VER MÁS CASCOS MEDIEVALES

VER OTROS CASCOS HISTÓRICOS

Casco medieval Sallet

El sallet es un casco de guerra del siglo XV que reemplazó al bacinete en el norte de Europa y Hungría. Fue el más común, aunque con diversas variantes y diseños.

Algunos modelos del casco Sallet tenían visera abatible, otros eran de una pieza completa y única, con ranura para permitir la vista. Los sallets con visera eran usados ​​por caballeros montados y hombres de armas mientras que los abiertos eran usados ​​por ballesteros y arqueros.

Otrs cascos Sallet abiertos no tenían ninguna visera y otros añadían un gorjal removible.  Tenemos varios modelos, como el casco medieval Coventry Sallet del siglo XV., el Casco Sallet Franz y el Berthold.

VER CASCO MEDIEVAL SALLET

VER OTROS CASCOS HISTÓRICOS

Cascos Kettle

EL casco Kettle clásico está unido por dos bandas de acero remachadas. Usado por los soldados de infantería en la Edad Media. Tiene una ala ancha que podría proteger de los ataques durante los asaltos a las murallas de los castillos.

Este casco también fue muy popular para los piqueros o ballesteros medievales de caballería.

El casco Kettle varía el tamaño de sus alas y visera que ofrece muy buena protección para la cara, pero limita la visibilidad del guerrero. Su amplia visera protegía de la lluvia y de la luz solar al guerrero, lo que le facilitaba la puntería en caso de tener el sol en una posición incómoda.

Para fijarlo a la cabeza iba dotado de un barbuquejo formado por dos tiras de cuero.

VER CASCOS MEDIEVALES KETTLE

VER MÁS CASCOS MEDIEVALES