Armas de época decorativas y funcionales: espada sable hacha daga lanza alabarda navaja látigo cuchillo maza arco ballesta y réplicas armas de fuego

El pugio romano o daga romana

El pugio romano era el puñal usado por los legionarios romanos que copiaron de las dagas celtibéricas de las tropas hispanas. Tenía una hoja ancha de unos 25 cms. de largo por 5 cms. de ancho, con un refuerzo central elevado a todo lo largo de la hoja. La espiga era ancha y plana y la empuñadura, que montaba un poco sobre el final de la hoja, estaba remachada a su través.

Daga Romana Oro

La empuñadura estrecha medía unos 12 cms. de largo, tenía dos capas de cuerno o de madera rodeando la espiga que, a su vez, estaban cubiertas por dos capas finas de metal, casi siempre hierro. El diseño anatómica de la empuñadura del pugio romano lo hacía apto para su uso en combate, por su buen agarre en la parte interna de la mano, evitando su deslizamiento por el sudor o la sangre.

Pugio Romano funcional

La vaina, como la de las espadas, eran de madera cubiertas de piel y unidas por un armazón metálico con decorados. Luego se fabricaron sólo con metal con cuatro aros de suspensión unidos a la vaina por unos clavos que atravesaban todo el conjunto. El pugio se colgaba del cinto usando tiras de cuero que pasaban por los aros y la parte posterior de la vaina.

Daga romana con vaina, 38 cms

Las tropas celtiberas de Hispania, desde finales del siglo IV A.C.,  tenían unas dagas dobleglobulares que usaron en las luchas contra los romanos y que éstos imitaron, dándole el nombre de pugio desde el siglo I A.C., destinándola como arma militar de las tropas romanas, hasta mediados del siglo III D.C.

Daga Romana Plata

El pugio se puede traducir como puñal militar, haciendo alusión a la mano en posición cerrada (pugnus, puño). Puede decirse que el pugio romano o la daga celtibera, eran de un avance técnico revolucionario, por su adaptabilidad con la anatomía humana de la mano, para un agarre más firme.

Pugio o Daga romana
Pugio o Daga romana

El pugio resultaba ser un arma ideal para apuñalar y podía perforar una cota de malla. Esto se debía a que poseía un nervio central que dotaba a la hoja de resistencia y firmeza precisa para clavar. El pugio también es conocido como daga romana.

Daga romana de la época de Julio César

El Pilum tradicional romano era otra arma militar romana, conocida como el arma arrojadiza por excelencia de las legiones romanas.

Pilum Romano tradicional (funcional)
Pilum Romano tradicional (funcional)

VER MÁS PUGIOS O DAGAS ROMANAS

VER DAGAS DE TODAS LAS ÉPOCAS

El pilum romano

El pilum y la gladius eran las armas básicas del soldado legionario romano. Consistía en un asta de madera unida por remache a una vara metálica, midiendo aproximadamente dos metros de longitud y unos 900 gramos de peso. Algunos sostienen erróneamente que el pilum estaba hecho para doblarse por la vara metálica.

pilum romano

La punta del pilum era pequeña, delgada y de forma piramidal, cuya estrategia era lanzarlo a unos quince metros de distancia hasta perforar fácilmente un escudo de madera atravesándolo por el agujero y alcanzar el cuerpo del enemigo que se protegía tras el escudo. El legionario romano, una vez lanzaba el pilum romano, atacaba con la gladius (espada romana) o con el pugio o daga romana a combate cerrado. Lo hacían a la vez y de manera coordinada varios legionarios, cayendo una lluvia de pilums, causando varias bajas antes de atacar frente a frente espada en mano.

PILUM ROMANO

El pilum estaba diseñado para ser lanzado con la mano a corta distancia, justo antes del combate cuerpo a cuerpo. Por eso se le llama lanza o arma arrojadiza. Más tarde se le añadió un peso en forma de bola metálica, para aumentar su capacidad de penetración.

VER PILUM ROMANO

VER LANZAS Y ALABARDAS

Tridente Gladiador Retarius

El tridente es una lanza u horca de tres pequeñas puntas o dientes. Fue utilizado para la pesca y como arma para un tipo de gladiadores romanos, que utilizaban una red para envolver su adversario y un tridente para rematarlo. También se usó como arma arrojadiza. La palabra gladiador viene del latin “gladiator: el que porta una espada”. Los primeros gladiadores eran soldados sin fortuna expulsados de los ejércitos romanos. Luchaban entre ellos y sobrevivía el más fuerte, hacia el 246 a.C ya se celebraban combates entre varios gladiadores. Podían ser hombres libres que luchaban a sueldo o eran esclavos muy fuertes y preparados con tremenda disciplina para ser gladiadores.

Tridente Gladiador Retarius

En Hispania, hacia el 206 a.C , había un protagonista muy importante “Cornelius Scipion -Africanus-“ que fue muy popular; en Roma al principio se daban espectáculos gratuitos y más adelante personas importantes como los magistrados o los senadores, pagaban mucho para conseguir ver a los mejores del Imperio. El anfiteatro era su mejor escenario, un ejemplo es el anfiteatro de Roma, llamado el “Coliseo”. En los gimnasios había todo tipo de instrumentos para mejorar la musculatura y para ponerlos en forma. Este espectáculo llegaba a ser muy costoso.

Tridente Gladiador

VER TRIDENTE GLADIADOR RETARIUS

VER OTRAS LANZAS Y ALABARDAS