En Navarra sobresalen dos bellos y simbólicos castillos como el Castillo Palacio Real de Olite y el Castillo de Javier

Castillo Palacio Real de Olite

El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite o Palacio Real o Castillo de Olite es una edificación de carácter cortesano y militar, construido durante los siglos XIII y XIV en la localidad de Olite (Navarra-España). Fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra a partir del reinado de Carlos III “El Noble”. Declarado Monumento Nacional. Es uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.

PALACIO REAL OLITE

Un viajero alemán del siglo XV escribió en su diario, que hoy se conserva en el British Museum de Londres: “Seguro estoy que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas”. Es majestuoso y elegante. Elegido la 1ª maravilla de las 7 maravillas medievales de España.

Palacio Real de Olite

Emplazado sobre los restos de una antigua fortaleza romana, durante los siglos XIII-XIV ha tenido diversas transformaciones. Actualmente acoge el Parador Nacional de Turismo “Príncipe de Viana”. De ese antiguo edificio se conservan los muros exteriores y las torres. En su fachada destacan los ventanales góticos, la puerta principal renacentista y la torre de la Atalaya.

CASTILLO DE OLITE

Pero su gran desarrollo fue impulsado desde principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble, que para tal fin atrajo a su corte a numerosos maestros peninsulares y europeos. El Palacio nuevo se edificó en estilo gótico civil francés. Y es que el Rey, nacido en Nantes, procedía de una importante dinastía de la nobleza francesa, cuya influencia le hizo desarrollar su imaginación y buen gusto en el Palacio de Olite, que convirtió en su palacio predilecto.

CASTILLO OLITE GALERIA DEL REY

Su aspecto actual es fruto de una cuidadosa restauración acometida en 1937 que ha intentado devolverle el aspecto primitivo. Se caracteriza por grandes muros de piedra que describen un perímetro de entrantes y salientes, y torretas circulares con cubiertas de pizarra que se levantan en las esquinas. Contaba con exóticos jardines, algunos suspendidos a casi 20 metros de altura y un pequeño parque zoológico con leonera que se hallaba en los desaparecidos Jardines o Huertos del Rey, al este del actual Palacio. Además sus paredes estaban ricamente decoradas con azulejos, yeserías y techos de madera tallada. Tras el incendio, sólo permanece la decoración de la conocida como Cámara de los Yesos.

CASTILLO OLITE VISTA PANORÁMICA

Fue escenario de juegos como la pelota y la raqueta y, en ocasiones especiales, se celebraban justas y torneos, como los organizados durante la boda de la princesa borgoñona Agnes de Clèves y el Príncipe de Viana, hijo de Carlos III, y cuyo título lo ostentan hoy los Príncipes de Asturias. Otra diversión muy arraigada fueron las corridas de toros.

CASTILLO OLITE

Si desea retroceder a la Edad Media en Olite, nada mejor que acercarse durante las Fiestas Medievales, que se celebran en el mes de agosto a lo largo de tres días. En la trasera del palacio tiene lugar también en el verano parte del programa del Festival de Teatro Clásico de Olite.

VER PRECIOSOS OBJETOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL

Castillo de Javier

En este castillo nació y vivió San Francisco Javier, co-fundador de la Compañía de Jesús. Su construcción se remonta al siglo X, pero a lo largo de los años, hasta el siglo XV tuvo varias reformas. Es un buen ejemplo de una fortaleza medieval y uno de los lugares más visitados de Navarra. Cada año, en el mes de marzo cuando se celebran las Javieradas tiene la tradición de hospedar a los peregrinos que van cada año a la localidad de Javier.

CASTILLO DE JAVIER EN NAVARRA

Está catalogado como Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España. El nombre de Javier proviene del vascuence etxeberri (‘casa nueva’), que en su evolución se transformó en javier. La grafía original es Xavier, mientras que en vasco se escribe Xabier.

CASTILLO JAVIER TORRE

Consta de tres cuerpos, sucesivamente escalonados en orden de antigüedad. Destacan la “Torre del Santo Cristo”, bastión y capilla donde se encuentra un interesante crucifijo tardogótico y una serie de pinturas murales representando la danza de la muerte, única en España; la “Torre del Homenaje”, llamada de San Miguel (lo más antiguo del castillo) y el museo dedicado a la vida del santo. En sus basamentos hay huellas y zócalos musulmanes que podrían ser del siglo X. En el XI se formó el primer recinto envolvente que cobijó las primeras habitaciones. En el siglo XIII se agregaron, por las cuatro orientaciones, dos cuerpos poligonales y dos torres flanqueantes.

CASTILLO DE JAVIER FACHADA

El castillo y la villa de Javier fueron ganados por Sancho VII de Navarra en torno al año 1223. Un noble aragonés los había dado como garantía por un préstamo de 9.000 sueldos que le concedió el monarca navarro, pero al acabar el plazo y no poder hacer frente al pago, pasaron a la propiedad de Sancho. No era la primera vez, ni sería la última, pues Sancho VII fue uno de los grandes prestamistas de la Corona de Aragón, y gracias a los préstamos no devueltos, se adueñó de una serie de villas y castillos entregados como aval que le ayudaron a reforzar sus fronteras con Aragón: Escó, Peña, Petilla, Gallur, Trasmoz, Sádaba, etc.

CASTILLO JAVIER ALMENAS

A principios del siglo XX, la duquesa de Villahermosa donó el castillo y la basílica a la Compañía de Jesús con la condición de que lo mantuviera tal y como se le entregó. En la cripta de la basílica descansan los restos de quienes contribuyeron a la reconstrucción del castillo y erección de la basílica: la duquesa de Villahermosa, su marido José Manuel de Goyeneche (conde de Guaqui) y los hermanos María Josefa (duquesa de Goyeneche), Carmen (duquesa de Gamio) y José Sebastián de Goyeneche y Gamio (fundador de la Fundación Goyeneche).

SAN FRANCISCO JAVIER

San Francisco Javier nació en el castillo propiedad de sus padres, María de Azpilicueta y Juan de Jaso el 7 de abril de 1506. Su padre era Doctor en Derecho y Presidente del Real Consejo. Su madre pertenecía a la nobleza local. Sus hermanos mayores eran Magdalena, Ana, Miguel y Juan. El castillo fue su hogar durante 19 años. De allí marcha a estudiar a la Universidad de la Sorbona en París, donde se reencuentra con Ignacio de Loyola. Con éste y otros amigos deciden fundar la Compañía de Jesús.

EL CRISTO MILAGROSO

Con el patrocinio del rey de Portugal se embarca con la tarea de evangelizar las Indias Orientales. Durante estos años realizará su labor misionera en la India, las Molucas, las Malacas, Mozambique… hasta llegar al Japón. Justo en el momento de cumplir su máxima aspiración, entrar a China para proseguir su misión evangelizadora, muere en las costas de la isla de Sancián el 3 de diciembre de 1552. Francisco de Javier fue canonizado el 12 de marzo de 1622.

CASTILLO JAVIER JAVIERADAS

Hoy en día, entre otras cosas es patrón de Navarra, de varios países como Canadá y Australia, de los deportistas navarros en general y de los pelotaris del mundo en particular, patrón de la Juventud Navarra, de las Misiones, del turismo en España. Anualmente, en la primera quincena de marzo y coincidiendo con la Novena de la Gracia, Javier se convierte en la meta de peregrinación penitencial de toda Navarra. La media de visitantes es de 30.000 personas cada fin de semana.

 VER PRECIOSOS OBJETOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL