En Navarra sobresalen dos bellos y simbólicos castillos como el Castillo Palacio Real de Olite y el Castillo de Javier

Castillo Palacio Real de Olite

PALACIO REAL OLITE 450x212 - Castillo Palacio Real de Olite

El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite o Palacio Real o Castillo de Olite es una edificación de carácter cortesano y militar, construido durante los siglos XIII y XIV en la localidad de Olite (Navarra-España). Fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra a partir del reinado de Carlos III “El Noble”. Declarado Monumento Nacional. Es uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.

CASTILLO OLITE GALERIA DEL REY

Un viajero alemán del siglo XV escribió en su diario, que hoy se conserva en el British Museum de Londres: “Seguro estoy que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas”. Es majestuoso y elegante. Elegido la 1ª maravilla de las 7 maravillas medievales de España.

Palacio Real de Olite

Emplazado sobre los restos de una antigua fortaleza romana, durante los siglos XIII-XIV ha tenido diversas transformaciones. Actualmente acoge el Parador Nacional de Turismo “Príncipe de Viana”. De ese antiguo edificio se conservan los muros exteriores y las torres. En su fachada destacan los ventanales góticos, la puerta principal renacentista y la torre de la Atalaya.

CASTILLO DE OLITE

Pero su gran desarrollo fue impulsado desde principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble, que para tal fin atrajo a su corte a numerosos maestros peninsulares y europeos. El Palacio nuevo se edificó en estilo gótico civil francés. Y es que el Rey, nacido en Nantes, procedía de una importante dinastía de la nobleza francesa, cuya influencia le hizo desarrollar su imaginación y buen gusto en el Palacio de Olite, que convirtió en su palacio predilecto.

PALACIO REAL OLITE - Castillo Palacio Real de Olite

Su aspecto actual es fruto de una cuidadosa restauración acometida en 1937 que ha intentado devolverle el aspecto primitivo. Se caracteriza por grandes muros de piedra que describen un perímetro de entrantes y salientes, y torretas circulares con cubiertas de pizarra que se levantan en las esquinas. Contaba con exóticos jardines, algunos suspendidos a casi 20 metros de altura y un pequeño parque zoológico con leonera que se hallaba en los desaparecidos Jardines o Huertos del Rey, al este del actual Palacio. Además sus paredes estaban ricamente decoradas con azulejos, yeserías y techos de madera tallada. Tras el incendio, sólo permanece la decoración de la conocida como Cámara de los Yesos.

CASTILLO OLITE VISTA PANORÁMICA

Fue escenario de juegos como la pelota y la raqueta y, en ocasiones especiales, se celebraban justas y torneos, como los organizados durante la boda de la princesa borgoñona Agnes de Clèves y el Príncipe de Viana, hijo de Carlos III, y cuyo título lo ostentan hoy los Príncipes de Asturias. Otra diversión muy arraigada fueron las corridas de toros.

CASTILLO OLITE

Si desea retroceder a la Edad Media en Olite, nada mejor que acercarse durante las Fiestas Medievales, que se celebran en el mes de agosto a lo largo de tres días. En la trasera del palacio tiene lugar también en el verano parte del programa del Festival de Teatro Clásico de Olite.

VER PRECIOSOS OBJETOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL