A lo largo y ancho del territorio español se celebran fiestas medievales que mantienen y reviven el orgullo tradición y cultura de nuestros orígenes y raíces

El primer Pesebre o Belén viviente en la Edad Media

El pesebre viviente lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza, en la Navidad de 1223, en el pueblo de Greccio, en Italia. Francisco estaba débil y enfermo y pensando que aquella sería su última Navidad en la tierra, quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de San Francisco llamado Juan Velita era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio, y en el bosque había una gruta que al santo le parecía muy similar a la cuevita de Belén donde nació Jesús, lugar que Francisco había conocido en su viaje a Tierra Santa, en 1219, en plena época de las Cruzadas. Juan y Francisco se pusieron de acuerdo para hacer allí un pesebre vivo y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa para los habitantes del pueblo.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas para que representaran a María, a José, a los pastores y a un hermoso bebé para que representara a Jesús. Les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad y siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas prepararon la escena del nacimiento. La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a sonar y sorprendidos todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo. Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado y cuando llegaron quedaron tan admirados que cayeron de rodillas. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos siglos y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer. Después, cuando todos se calmaron, se celebró la Santa Misa. Terminada la Eucaristía, San Francisco de Asís, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes la hermosa historia de la Navidad. Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años para la Navidad.

La venida de los Sabios de Oriente o los Tres Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltazar) al pesebre de Belén llevando oro, incienso y mirra al Niño Rey, Dios y Salvador, simbolizan el conjunto de la humanidad que ve y conoce al Salvador y le rinden homenaje y regalos. De ahí la tradición de los regalos de Navidad y/o de los Reyes Magos en el mundo cristiano, ya sea el 24 de Diciembre o el 6 de enero de todos los años.

VER PRECIOSOS REGALOS DE TEMÁTICA MEDIEVAL PARA NAVIDAD O REYES

Tienda Medieval premiada entre las tres mejores tiendas online de Aragón

Los premios Ecommerce Tour Zaragoza 2018, del pasado jueves 20 de septiembre, premiaron a las tres mejores tiendas online de la región. El segundo premio fue para Tienda Medieval. Subió al escenario a recoger el premio Luis A. Serrano, su fundador, afirmando que “estamos muy agradecidos con el premio porque además este año cumplimos 10 años y este galardón supone para nosotros un reconocimiento al trabajo que hemos realizado durante esta última década”.

Funidelia, Tienda Medieval y Brand Club, se consolidan como los mejores comercios online de Aragón, según el jurado del Ecommerce Tour Zaragoza 2018. Más de 200 asistentes se dieron cita en esta jornada, que supone la sexta parada del RoadShow #EcommerceTour, donde se pudieron conocer, compartir y analizar las últimas tendencias en comercio digital.

Los premios se entregaron dentro de la jornada Ecommerce Tour, celebrada en Zaragoza, en la que se abordaron diferentes aspectos del ecommerce, además de darse a conocer experiencias de éxito de empresas internacionales, nacionales y locales.

Varios medios de comunicación dieron a conocer la noticia, entre ellos:
https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/
https://www.eleconomista.es/aragon/noticias/
https://ecommerce-news.es

VER CATÁLOGO DE PRODUCTOS DE ÉPOCA DE TIENDA MEDIEVAL

Jornadas Medievales en Briones

Las Jornadas medievales en Briones son una auténtica fiesta medieval, en la que se viaja al pasado, reviviendo la cultura de la época de una manera muy singular. Me encontré en esta fiesta por casualidad, pues mi deseo de recorrer esas preciosas tierras por la ruta del vino de La Rioja, me llevó hasta el Museo de la Cultura del Vino, de la Dinastía Vivanco.

Briones Medieval 2011

Ya el entorno paisajístico de este sitio maravilloso de Briones, es una auténtica delicia, que se saborea no sólo con el sentido del gusto de sus vinos y comidas, sino especialmente con el sentido de la vista de sus viñedos. El pueblo se encuentra en un sitio elevado que se observa desde las bodegas de la Dinastía Vivanco. Al ver yo la belleza de su arquitectura medieval, pregunté qué sitio era éste y fue cuando me hablaron de Briones y sus jornadas medievales. Las casas son auténticas representaciones de la gallardía de sus gentes.

Lo que hace distinta a esta jornadas medievales de todas las demás (y he estado en varias fiestas medievales de España), es que se recrea la manera de vivir de sus habitantes en cada una de las casas de los lugareños. Cada patio, cada entrada, cada garaje, cada salón se convierte en la casa medieval del herrero, del curtidor, del guerrero, del cantero, de las hiladoras, del quesero, del vagabundo, de los monjes, de las familias nobles, etc.  Es una verdadera implicación de los vecinos de Briones.

Los brioneros van vestidos a la usanza con los trajes medievales. Por todas las calles y ventanas cuelgan estandartes medievales y todo tipo de decoración medieval.

Briones Medieval 2011

Hay espectáculos de tiro con arco, peleas con espadas medievales, luchas con armas medievales entre caballeros montados en caballos ataviados con gualdrapas.

Dentro de unas bellas jaimas se montan mesones con exquisitas comidas y con el excelente vino riojano, atendidos por amables mesoneras.

Los hombres se visten con armaduras, cascos, guanteletes, cotas de malla, y todos los complementos. También portan hachas y ballestas y escudos medievales.

En fin, es una auténtica recreación medieval a la que vale la pena asistir.

VER ARMAS, TRAJES Y DECORACIÓN MEDIEVAL