Temática medieval de peques: bellos trajes e inofensivos juguetes para jugar compartir con alegría aprender valores como respeto tolerancia sana competición

Juguetería medieval para niños

Los juguetes son esos objetos atractivos con los que se entretienen los niños y por esta razón las jugueterías deben ser esos lugares ideales donde se pueden conseguir regalos para los niños que los alegren y, al mismo tiempo, los diviertan y les enseñen a compartir jugando con otros niños, ayudándoles a asimilar valores y virtudes como el compañerismo, la sana competencia y el respeto. 

Para los niños podemos encontrar diferentes temáticas que les gusten. Por ejemplo, tenemos la piratería y los guerreros medievales que a los pequeños encanta y pone a funcionar su imaginación y fantasía.

 

Podemos encontrar para los niños barcos piratas, espadas piratas, pistolas piratas, escudos piratas todos hechos en madera de muy buena calidad. Y hasta trajes de piratas para niños.

 

En la temática medieval tenemos espadas, escudos, pistolas, cascos,  ballestas, arcos, petos y armaduras infantiles que harán las delicias de los niños.

 

A todos nos gusta jugar, pero especialmente a los niños. Ellos tienen derecho a jugar, es decir, a hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse y, a la vez, a ejercitar su cuerpo dándole el movimiento que le es natural.

 

Para regalar y alegrar a esos preciosos peques de nuestra familia y amistades, en la juguetería medieval encontrarás muchas opciones.

VER MÁS JUGUETERÍA MEDIEVAL INFANTIL

Bellísimos Sets Medievales para regalar

Un set es un conjunto de utensilios u objetos de las mismas características que tienen una finalidad común o están relacionados entre sí. También se le suele llamar “juego de” para referirse a ese conjunto de elementos que comparten una propiedad o tienen un fin común. Te gusta este juego de llaves medievales?

En esta ocasión vamos a referirnos a esos preciosos juegos o sets de objetos medievales que nos aportan muchas ideas para regalos originales y atractivos para esas ocasiones en las que no sabemos qué regalar a esa persona especial a la que queremos sorprender con nuestro obsequio. Y qué tal este juego de cubiertos medievales?

Os proponemos, por ejemplo:

1. PARA LOS NIÑOS Y NIÑAS: Qué te parece un precioso juego de arcos con sus flechas, o un juego de espada y escudo? Y si les regalamos un bonito set de 5 marcapáginas de Harry Potter, para que desde niños se aficionen a leer?

2. PARA ELLAS: Hay muchos sets que las ilusionarán y las asombrarán como estos atractivos set de cofres o baúles, donde seguramente sabrá guardar objetos muy queridos para ella. O también esos significativos sets de monedas originales con significados especiales. En fin, hay mucho más para escoger…

3. PARA ELLOS: No es difícil porque hay muchos juegos o sets medievales que les encantarán. Si les gustan los objetos curiosos viene de maravilla un set quirúrgico medieval, o un set de réplicas de armas medievales como las pistolas o las katanas.

RÉPLICA DECORATIVA SET 2 PISTOLAS DE DUELO DE PERCUSIÓN, SIGLO XVIII

Hay para todos los gustos, como para decorar tu escritorio con prácticos set de mini-espadas con soporte o un juego de 12 lápices templarios.

Y si le gusta salir a pasear qué mejor que un juego de cubiertos para comer fuera en el campo.

No os perdáis este set de navaja y reloj templarios en su cajita que no dejará indiferente al amante de la temática medieval. Ni el juego de tres en raya de Don Quijote y Sancho Panza.

Y para decorar tu casa o ese lugar favorito donde pasas tantas horas agradables, que mejor que una bellísima decoración medieval.

VER PRECIOSOS SETS MEDIEVALES PARA REGALAR

VER PRECIOSOS JUEGOS MEDIEVALES PARA REGALAR

VER JUEGOS DE MESA MEDIEVALES

Trajes y vestidos medievales para niñas y niños colección 2018-2019

Te ofrecemos la ropa medieval más bonita para los y las peques de nuestra casa, con los mejores precios y calidad. Vestidos y trajes para niñas y niños, túnicas, sobrevestas, capas, chalecos, pantalones, etc.

 

Para los niños y las niñas la mayor ilusión es estrenar ropa y más cuando saben que se trata de trajes de época, porque los hace sentir muy especiales y heroicos.

Cuando los grandes, o sea sus papás, abuelos o tíos, se ponen elegantes con sus trajes medievales para cualquier evento o fiesta medieval, los peques también quieren hacerlo. Y esos padres, abuelos o tíos se “les cae la baba” viéndolos tan preciosos y acompañándolos.

La indumentaria infantil tiene que ver con la estética, la cultura y las tradiciones establecidas en cada civilización o etapa histórica. La imagen de padres con sus hijos, ya sea por la importancia de ésta para las sucesiones de tronos o posesiones no abundan mucho. Pero sí hay arte donde se puede ver algo cómo vestían en la infancia los menores en el medioevo.

La vestimenta medieval de los niños y las niñas no está muy documentada, pero se sabe que los niños comenzaron la imitación de adultos en una temprana edad.

Fueron vestidos como hombres y mujeres cuanto antes y animados a actuar como tales, ya fuera como mano de obra en el seno de las familias campesinas o para asumir responsabilidades de sucesión o matrimonios de interés por la clase en el poder.

En las clases altas vestían a los niños y niñas con túnicas holgadas, de acuerdo con la moda de los adultos. Las túnicas, de diversos largos, podían tener un cinturón.

Los niños y niñas de más edad usaban sobrevestas. La aparición de la moda medieval infantil tendía a ser la copia en miniatura de sus padres.

Se empieza a considerar la higiene como un tema social, un tema que incidía en la salud pública colectiva. Como resultado de esto y el posterior triunfo de la burguesía al frente de la mayoría de los países europeos, se benefician los niños abandonándose paulatinamente la costumbre de los ropajes recargados, las rígidas armazones, todo ello perjudiciales para su salud.

La costumbre de vestir a los hijos como pequeños adultos fue la tónica en la Edad Media, pero con la producción del algodón y sus derivados, posibilitó su uso en los conjuntos infantiles sin renunciar al adorno y cierta decoración.

La apariencia de los niños se fue adaptando a las necesidades reales de su anatomía y desarrollo físico, sin renunciar al cambio de estilos que marcaban sus diferencias ni a los adornos y accesorios que reflejaran la posición social de sus padres.

En el medioevo, la ropa de los niños era un indicador social de la riqueza de sus padres.

Igual a como sucede en la actualidad, pero con la diferencia de que hoy en día la moda infantil es un auténtico negocio.

VER VESTIDOS MEDIEVALES PARA NIÑAS

VER TRAJES MEDIEVALES PARA NIÑOS

VER JUGUETERÍA MEDIEVAL INFANTIL