Navajas para coleccionistas con motivos medievales masónicos de los caballeros templarios y de películas. Es un arma blanca más corta que un cuchillo

Navajas con decorados medievales

Las navajas con decorados medievales son unos artículos ideales para las personas que utilizan navajas para desempeñar su trabajo o simplemente son coleccionistas de artefactos de los templarios.

A continuación os presentamos algunos modelos de navajas de bolsillo con distintas decoraciones en el mango. Estas navajas se pueden utilizar para corte o para decoración.

NAVAJA CON ESCUDO TEMPLARIO

La primera navaja tiene un decorado con el sello de los caballeros templarios. Es una navaja con hoja de acero inoxidable, con una longitud de hoja de 9 centímetros. Este sello de los templarios representa a dos caballeros de Cristo montados en un mismo caballos; se dice que es sello significa la pobreza de la orden cuando se fundó.

Navaja con sello de los Caballeros Templarios

La segunda navaja lleva en el mango un decorado un tanto especial. El decorado medieval que tiene es una especie de panoplia con un escudo templario y dos espadas cruzadas. Esta navaja también tiene una hoja de acero inoxidable de 9 centímetros.

Navaja con escudo y espadas de los caballeros Templarios

Esta tercera navaja posee en el mango un escudo de los caballeros de Cristo. En el escudo podemos observar la cruz paté que aparece tanto en la vestimenta de estos caballeros como en sus armas o armaduras. Navaja con hoja de acero inoxidable de 9 centímetros.

Navaja con decoracion de un escudo Templario

También tenemos una navaja con la cruz de la Orden del Temple. Cruz patada o cruz paté como se la denomina a veces, es aquella cruz cuyos brazos se estrechan al llegar al centro y se ensanchan en los extremos.

Navaja con la decoracion de la Orden del Temple

Y esta preciosa navaja con el escudo y sello templario:

VER MAS NAVAJAS CON DECORACIONES MEDIEVALES

VER MAS ARTICULOS TEMPLARIOS

Compras medievales con envío gratis en tu Tienda-Medieval

Comprar productos medievales es algo muy emocionante, ya que al adquirir estas impresionantes piezas que aportan cultura e historia, recordamos épocas anteriores como el medioevo o la Edad Media, que abarca desde el siglo V hasta el siglo XV, en donde había castillos, conventos y viviendas con sus reyes, nobles, guerreros, campesinos y religiosos.

Dentro de las fabulosas réplicas de armas y armaduras medievales, los escudos y cascos históricos, las cotas de malla, las espadas y los sables, los complementos y la decoración medieval, la ropa y la juguetería medieval, tienes miles de artículos para elegir, con el apoyo y seguridad de que te informamos la historia y características de estos artículos medievales y de otras épocas, a través de nuestros blogs de Tienda-Medieval y de Mundo Espadas.

En la Edad Media había una vida cotidiana que debemos entender desde ese contexto histórico, con sus propias coordenadas de tiempo y espacio.

Si ves nuestro catálogo encontrarás que cada compra que hagas, que cada artículo que adquieras, refleja un símbolo y un signo de la época y costumbres medievales, desde el arma de un guerrero, el traje de una dama, el menaje de la cocina medieval, todo es historia y cultura. Y por eso entendemos que eres un comprador culto y amante de la historia, inquieto y con buen gusto.

Es por esto que te motivamos con el envío gratis de tus compras medievales superiores a 30 euros. Anímate a comprar en nuestra Tienda-Medieval. Quedarás muy satisfecho por nuestro trato cercano y personalizado y por el envío rápido y eficaz de tu compra.

 

VER CATÁLOGO COMPLETO DE PRODUCTOS MEDIEVALES EN TIENDA-MEDIEVAL

Factores medievales determinantes en Occidente

La Edad Media, abarca diez siglos, del V a XV, con una propia cultura literaria, filosófica y científica. No fue tan oscura como muchos pretenden hacerla ver, sino que se dieron elementos, circunstancias e influencias que contribuyeron a producir los factores medievales determinantes que abrieron la puerta a la Edad Moderna y a la cultura Occidental que hoy conocemos.

La ciudad medieval, con una gran pobreza material, era compensada por organizaciones comunales, como las cofradías, que no solo eran comunidades fraternales religiosas con un culto común a un santo patrono, a la Virgen o al Espíritu Santo, sino que también constituían una asociación de ayuda mutua a los miembros más desamparados y realizaba una importante labor comunitaria, especialmente para las viudas y huérfanos.

De las cofradías surgieron las corporaciones o gremios de oficios y trabajos, con intensos lazos de solidaridad y actividades religiosas y seculares como celebraciones de misas por cofrades difuntos, representaciones religiosas en las grandes fiestas, la comida comunal, la regulación del trabajo y el salario y la asistencia a los agremiados en caso de enfermedad o desgracia.

La vida intelectual se concentraba en las iglesias y monasterios, ya que eran los monjes quienes tenían un mejor conocimiento del latín y el griego, recopilaban y copiaban manuscritos y códices decorándolos con primorosas miniaturas ornamentadas.

En el siglo XI comienzan a surgir las universidades, corporaciones espontáneas de maestros y estudiantes bajo la autoridad episcopal. La actividad intelectual ya no estará centrada solo en los monasterios, sino que se amplía la cultura Occidental a personas diferentes a monjes y religiosos. Los alumnos de la Edad Media estudian filosofía, teología, cuestiones jurídicas, artes o medicina, dependiendo de la universidad y de la facultad. Desde entonces hemos heredado las prácticas de los exámenes, la instrucción, las cátedras y la colación de grados. Otro hecho importante para democratizar la cultura fue la invención de la imprenta.

Las universidades del medioevo como las de Bolonia, París, Salerno, Montpellier, Oxford, Cambridge, Salamanca, Padua, Nápoles, Siena, Valladolid, entre otras, son las más antiguas en la actualidad y desde allí surgieron círculos académicos que protagonizaron apasionados debates filosóficos. La enseñanza se daba en latín, lo que contribuía a la formación de una cultura supranacional, unitaria y universal.

La literatura en la Edad Media fue prolífica en los conventos y en las universidades produciendo obras de devoción, historia, filosofía, teología y ciencia; los caballeros y los castillos divulgaron la épica, la lírica y el romance caballeresco; y las ciudades y los sectores burgueses difundieron el drama, la narrativa y el teatro.

Como ejemplo de la literatura francesa tenemos el Juramento de Estrasburgo, elaborado en 842 d.C, que preparó el desarrollo para la más importante canción de gesta épica que narra las hazañas del héroe, que fue El Cantar de Roldán, escrita hacia el año 1000 d.C. Y de la literatura española el célebre Mío Cid, redactado a mediados del siglo XII d.C. A partir del siglo XIV surge una literatura realista, crítica y mordaz, como la Divina Comedia de Dante Alighieri, Canzioniere de Francesco Petrarca o Decameron de Giovanni Boccaccio.

En el campo científico también contribuyó el contacto con el mundo oriental y árabe. Por aquel entonces, el mundo islámico se encontraba bastante avanzado en conocimientos como la astronomía, la matemática, el álgebra, la biología y la medicina.

El Camino de Santiago dio lugar a uno de los movimientos culturales más importantes de todos los tiempos, pero en la Edad Media, se requería de infraestructuras de apoyo para facilitar el tránsito de los peregrinos, como por ejemplo los hospitales, que se ocupaban principalmente del tratamiento de las heridas y algunas intervenciones y técnicas para la reducción de distintas luxaciones.

Cruz damasquinada de Santiago

VER PRECIOSOS Y VARIADOS OBJETOS DE LA ÉPOCA MEDIEVAL