Regalos para la Navidad y Los Reyes Magos

Se acerca el fin de año y debemos estar pensando en qué regalar a nuestros niños, a nuestros parientes y a nuestros amigos. Hay mucha oferta en el mercado y casi siempre es “lo mismo”. Quisiéramos marcar la diferencia y dar un toque especial a nuestros obsequios navideños, siendo originales, elegantes y acertados. Y claro que se puede.

Para ser diferentes, especiales, originales y elegantes en nuestros regalos debemos pensar en obsequios curiosos y útiles, que no quiere decir que sean caros. Existe un amplio abanico de posibilidades y de precios para elegir y, desde aquí, queremos ayudarte en tu acertadísima elección.

¿Qué tal regalar a un hombre una preciosa espada medieval o un curioso y exclusivo juego de ajedrez? ¿O un bello y útil elemento para su escritorio u oficina? ¿O unas maravillosas panoplias medievales?

Y para los peques un juguete medieval o un traje medieval bello, elegante y divertido, que gozará y mostrará orgulloso a sus amiguitos y amiguitas.

Con las mujeres también podrás acertar con un bello y elegante traje medieval u obsequiándole algo que le sirva para complementarlo con una exclusiva pieza de bisutería medieval o con un precioso bolso  que le encantará y, más aún, si la asombras con una hermosa diadema o una exquisita tiara de época. A ella tampoco la dejarás indiferente si le regalas “algo fuera de lo común” para decorar sus espacios privados de manera imaginativa como la forja medieval, unos bellos cojines medievales, o unas fantásticas máscaras venecianas.

Y para nuestro hogar y para nuestros amigos y compañeros de oficina, no te equivocarás si los sorprendes con una bella miniatura medieval.

Como puedes darte cuenta, da mucha alegría dar y recibir obsequios navideños distinguidos y muy lucidos. No dejes de sorprender con bellos complementos y con artículos de decoración, con los que dejarás al obsequiado u obsequiada muy feliz.

VER PRECIOSO CATÁLOGO DE REGALOS ORIGINALES

 

¿Quiénes fueron los Caballeros Templarios?

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, o también conocida como los Caballeros Templarios o la Orden del Temple fue una de las más famosas órdenes militares cristianas. La orden del Temple fue aprobada oficialmente por la Iglesia Católica Romana en torno a 1129, y se convirtió en una obra de caridad a favor de toda la cristiandad y creció rápidamente en la composición y el poder.

Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo
Miniatura artesanal de caballero con capa roja a caballo

Los caballeros templarios se encontraban entre las unidades más cualificados de lucha de las Cruzadas. Los miembros no combatientes de la Orden lograron una gran infraestructura económica en toda la cristiandad, innovando técnicas financieras que fueron una forma temprana de la banca, y la construcción de muchas fortificaciones en toda Europa y Tierra Santa.

Casco templario con cruz frontal y lateral

La Orden se creó debido a los muchos ataques de los bandidos que  abundaban y asesinaban a los  peregrinos de manera rutinaria, a veces por centenares, que trataban de hacer el viaje desde la costa en Jaffa en la Tierra Santa.

Miniatura de caballero templario luchando

Alrededor de 1119, dos veteranos de la Primera Cruzada, los franceses Hugues de Payens y Godofredo de Saint-Omer, propusieron la creación de una orden monástica para la protección de estos peregrinos. El rey Balduino II de Jerusalén estaba de acuerdo, y les dio espacio para una sede en el Monte del Templo.

La Orden, con cerca de nueve caballeros, tenía pocos recursos financieros y se basó en donaciones para sobrevivir. Su emblema era de dos caballeros montados en un solo caballo, haciendo hincapié en la pobreza de la Orden. Esta situación de pobreza no duro mucho ya que tenían un poderoso defensor en San Bernardo de Claraval, uno de los principales figuras la Iglesia y un sobrino de André de Montbard. Él habló y escribió convincente en su nombre, y en 1129 en el Concilio de Troyes, la Orden fue aprobado oficialmente por la Iglesia.

huella-historica-sello-templario

Otro beneficio importante se produjo en 1139, cuando el Papa Inocencio II decidió que la Orden quedara exenta de la obediencia a las leyes locales. Esta decisión significa que los templarios podían pasar libremente a través de todas las fronteras, no estaban obligados a pagar impuestos, y estaban exentos de toda autoridad excepto la del Papa.

Espada de los Templarios en Plata
Espada de los Templarios en Plata

Con su misión clara y con amplios recursos, la Orden creció rápidamente. Los Templarios eran a menudo la fuerza de avance en las batallas clave de las Cruzadas, y una de las victorias más famosa fue en 1177 durante la Batalla de Montgisard, donde unos 500 caballeros templarios ayudaron a derrotar al ejército de Saladino de más de 26.000 soldados.

Colgante Templario Non Nobis Domine

Sobre la base de esta mezcla de donaciones y tratar de negocios, los templarios establecieron redes financieras en el conjunto de la cristiandad. Ellos adquirieron grandes extensiones de tierra, tanto en Europa y Oriente Medio, y construyeron iglesias y castillos, que fueron dedicados a la fabricación, importación y exportación, tenían su propia flota de barcos. Podría decirse que la Orden de los Caballeros Templarios fue primera empresa multinacional del mundo.

Escudo templario con la característica cruz de malta impresa

La Orden permaneció durante casi 2 siglos. En la mitad del siglo 12, la marea comenzó a cambiar en las Cruzadas. El mundo musulmán se ha vuelto más unido con líderes eficaces como Saladino, y la discordia surgió entre facciones cristianas y sobre la Tierra Santa. Los Caballeros Templarios estuvieron ocasionalmente en desacuerdo con las otras dos órdenes militares cristianas, los Caballeros Hospitalarios y los Caballeros Teutónicos, y las disputas internas debilitaron las posiciones cristianas, política y militarmente. Jerusalén fue capturada por las fuerzas de Saladino en 1187. Los cruzados volvieron a tomar la ciudad en 1229, sin la ayuda del Temple, pero sostuvo que sólo brevemente. En 1244, los turcos Khwarezmi volvieron a Jerusalén, y la ciudad no volvió al control occidental hasta 1917.

Anillo Caballeros Templarios

El final de la Orden se produjo cuando el último Gran Maestre, Fray Jacques de Molay se negó a aceptar el proyecto de fusión de las órdenes militares bajo un único rey soltero o viudo, a pesar de las presiones del Papa. El 6 de junio de 1306 fue llamado a Poitiers por el Papa Clemente V para un último intento, tras cuyo fracaso, el destino de la Orden quedó sellado. Después del acoso de Felipe, el Papa Clemente V luego emitió la bula papal Pastoralis Praeeminentiae el 22 de noviembre de 1307, que encomienda a todos los reyes cristianos en Europa para detener a todos los templarios y apoderarse de sus bienes.

Llaveros templarios

Con Felipe amenazando con acciones militares al menos que el Papa cumpla con sus deseos, el Papa ClementeV finalmente accedió a disolver la Orden, citando el escándalo público que se había generado por las confesiones. En el Concilio de Vienne en 1312, publicó una serie de bulas papales, incluyendo Vox in excelso, que oficialmente disolvió la Orden. En cuanto a los líderes de la Orden, las personas mayores Gran Maestro Jacques de Molay, que había confesado bajo tortura, se retractó de su declaración. Su compañero Godofredo de Charney, preceptor de Normandía, siguió el ejemplo de Molay e insistió en su inocencia. Ambos hombres fueron declarados culpables de ser herejes, y fueron condenados a ser quemados en la hoguera en París el 18 de marzo 1314. Con el último de los líderes de la Orden muerto, los Templarios restantes en toda Europa fueron arrestados y juzgados en virtud de la investigación del Papa.

Espada templaria damasquinada

Para acabar nos vamos a quedar con una frase famosa de Bernardo de Claraval, que afirmaba “Un caballero templario es realmente un caballero valiente y seguro en todas partes, porque su alma está protegida por la armadura de la fe, al igual que su cuerpo está protegido por la armadura de acero. Por lo tanto es doblemente armado, y no hay que temer ni a los demonios ni a los hombres.”

MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR
MANIQUÍ CABALLERO TEMPLARIO PARA DECORAR

VER PRODUCTOS TEMPLARIOS

VER ESPADAS TEMPLARIAS