Lanza del beneficiario romano

Los beneficiarios romanos fueron legionarios que, bajo el Alto imperio romano, realizaron labores de tipo policial en las vías y ciudades del imperio y servían como escoltas de gobernadores, legados y tribunos. Estaban exentos del servicio ordinario ya que pertenecían a la categoría de los Principales.

Cabeza de Lanza de Beneficiario Romano 95 cm. - Lanza del beneficiario romano

Su signo distintivo característico era una lanza, que llevaban con ellos, y que les servía para que pudieran reconocerlos como beneficiarios. La denominada lanza signum era el símbolo tradicional del poder y la soberanía del imperio Romano. Los portadores de la lanza estaban así en representación directa de su gobernador (legado) y cumplían con su mandato. Entre sus responsabilidades estaba la amonestación y el castigo físico de lo individuos rebeldes.

FIGURA BENEFICIARIO ROMANO MUSEO HAMBURGO - Lanza del beneficiario romano

Se encontraban desplegados en la llamadas estaciones de beneficiarios (stationes beneficiariorum), en una ciudad, en un puesto o en una calzada, normalmente en pasos fronterizos, cruces de vías y ríos, así como en otros puntos neurálgicos de las provincias.

Los beneficiarios controlaban el tráfico transfronterizo así como el importante tráfico fluvial de mercancías ejerciendo como autoridad supervisora, apoyando la labor de recaudación de impuestos ejercida por el procurador de la provincia en los portoria.

CABEZA LANZA BENEFICIARIO ROMANO MUSEO OSTERBURK... - Lanza del beneficiario romano

Recopilaban información sobre la población, los comerciantes y los informantes, manteniendo al gobernador al corriente de toda averiguación que pudiera ser de relevancia. Para garantizar su independencia de los poderes locales, eran cambiados de destino siguiendo turnos semestrales.

VER CABEZA DE LANZA DE BENEFICIARIO ROMANO

VER LANZAS Y ALABARDAS

VER PUNTAS DE LANZA